DestacadasEnergíaEstados y municipios

78 Aniversario del hundimiento del Buque Tanque Tuxpan de PEMEX

Homenaje para los hombres que ofrendaron su vida para el beneficio y el bien de México

Efectivamente, este viernes 26 de junio del 2020, cuando fue arteramente torpedeado en 1942.

Esta es la Entrega No 9 de Anécdotas Petroleras, y es una participación de mi amiga, la Co. Adriana Pérez Linares, jubilada ahora de PEMEX Región Sur, donde laboro por muchos años en SICORI (Sistema Corporativo de Información Geográfica), dependiente de la Subdirección Corporativa de Administración, y que ahora es vecina del Estado de Puebla.

Hace mucho, como 20 años recién llego a Villahermosa y la conocí, me platico en algún momento una historia de su familia, que desde entonces me hizo que la respetara más. Su Sr. Padre, Nicéforo Pérez Cárdenas fue miembro de la tripulación de uno de los 7 buque tanques petroleros que recién tenia PEMEX en aquellos años, y 6 de ellos hundidos cobardemente por los submarinos alemanes, entre el 13 de mayo y el 4 de septiembre de 1942, en aguas del Golfo de México.

Imágenes de los 4 marinos mexicanos que murieron duran el ataque alemán al buque tanque Tuxpan

La historia comienza el 1º de septiembre de 1939, cuando la Alemania Nazi invade Polonia y con esto inicia la 2a Guerra Mundial, que es segunda porque hubo una 1a Guerra Mundial (1914-1918), que no termino, porque al final solo se firmó un armisticio, como solución política y no militar, ya que nunca existió una batalla final, como en Alemania el abril de 1945, cuando el Ejército Rojo entro a Berlín, y lo destruyo casi todo y haciendo que Hitler se suicidara. Fin de la Historia cuando el 6 y 9 de agosto Estados Unidos deja caer bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, con lo que Japón capitula, o sea se rinde, y se firma la paz el 2 de septiembre de ese año. Así acaban las guerras.

Ya para el 3 de septiembre de 1939, Inglaterra, Francia y otros países le declaran la guerra a Alemania, y no fue hasta el 7 de diciembre de 1941, cuando Estados Unidos entra al conflicto con el Eje Roma-Berlín-Tokio, luego de ser atacada su base naval de Pearl Harbor por los japoneses.

Mientras tanto, en México terminaba de expropiarse los bienes de las compañías petroleras extranjeras el 18 de marzo de 1938, y para entonces PEMEX solo contaba con un buque-tanque, cinco remolcadores, una draga fija, veinte chalanas con casco de fierro y veinte lanchas de motor con un total de 20,581 toneladas que habían sido propiedad de la compañía San Cristóbal. PEMEX estaba deseoso de aumentar su magra flota, para transportar su petróleo fuera de México, a los mercados que lo quisieran, y para ello contrató a los Astilleros Ansaldo, de Italia, para que le construyeran tres barcos: El Poza Rica, Minatitlán y el Pánuco, que a la postre fueron incautados por Italia al estallar la guerra.

Cuando el conflicto inició, se compraron  2 buque tanques más: el Binta y el Bisca, de bandera Noruega con 5,800 y 6,000 toneladas cada uno, renombrados Cerro Azul y el otro Tampico, y el navío alemán Tine Asmussen de 7,064 toneladas que se bautizó como Juan Casiano. Así, a principios de 1941, el tonelaje de PEMEX ascendía a 29,445 toneladas.

Imagen de la cruz que existió en la Barra de Tecolutla donde llegaron los sobrevivientes del Tuxpan

El 8 de abril de 1941, el presidente  Gral. Manuel Ávila Camacho decretó la incautación de los barcos de los estados beligerantes que se encontraban inmovilizados en aguas nacionales. Se aplicó se ése modo, en provecho de un país neutral, el Derecho de Angaria, según el cual, una nación en guerra puede requisar para su propio uso los transportes que estén bajo su jurisdicción y pertenezcan a otro, siempre que los propietarios sean debidamente indemnizados.

El 19 de abril siguiente, el contraalmirante Luis Hurtado de Mendoza, con fuerzas del 31º Batallón, se apoderó en Tampico de los siguientes nueve barcos tanque italianos, mientras que en Veracruz fueron requisados los buques alemanes de carga general y pasajeros. Con éstos movimientos el tonelaje bruto de la flota petrolera mexicana subió a 117,591 toneladas y su capacidad de carga a 1’162,000 barriles de crudo.

Después del ataque a Pearl Harbor, México rompió las relaciones diplomáticas con Japón, Alemania e Italia, pero no les declaro la guerra. El 12 de enero de 1942, el presidente de México expidió un decreto por el cual no habían de considerarse como beligerantes a los Estados Unidos ni a las demás naciones americanas en guerra, permitiéndoseles de ésta forma que sus barcos navegaran por las aguas nacionales.

El 13 de mayo de 1942, a las 11:55 de la noche, fue torpedeado y hundido, en las inmediaciones de Miami, USA, el Buque Tanque Potrero del Llano, el primero de 6 en total que perdimos por los alemanes, por parte del U-boot U-564 bajo el mando de Reinhard Suhren. El barco mexicano llevaba las luces encendidas de modo que fuera visible la bandera mexicana.

De los 35 tripulantes 14 murieron.

El gobierno mexicano de dirigió al de Suecia, a cuyo cuidado se encontraban los intereses mexicanos en Alemania, Italia y Japón, pidiéndole que hiciera llegar la siguiente nota: “Si para el próximo jueves 21 México no ha recibido del país responsable de la agresión una satisfacción completa, así como las garantías de que le serán debidamente cubiertas las indemnizaciones por los daños y perjuicios sufridos, el Gobierno de la República adoptará inmediatamente las medidas que exige el honor nacional”.  El gobierno alemán se rehusó a recibir la nota y los de Italia y Japón no contestaron.

El día 20, sin embargo, ocurrió el hundimiento del buque tanque Faja de Oro, cerca de Key West, USA, cuando de los 36 tripulantes, murieron 8.

A proposición del Consejo de Secretarios de Estado, el Presidente de la República declaró que a partir del 22 de mayo de 1942 existía un estado de guerra entre México y las potencias del Eje.

El 26 de junio, un día como hoy, pero de hace 74 años en 1942, a las 23:15 hrs., a unos 64 Km de la barra de Tecolutla, Ver., fue torpedeado el buque tanque Tuxpan por el submarino U-129, quien era dirigido por capitán Hans Ludwig Witt, que le pego muy cerca del área de máquinas.

Este navío había sido construido y botado en Hamburgo en 1903 bajo el nombre de Prometheus, luego de 1918 requisado por Estados Unido y en 1919 regresado a sus dueños, quien lo vendió en 1924 a una compañía Italiana, y en 1937 a otra compañía italiana, hasta que fue incautado por el gobierno mexicano en abril de 1941.

Don Nicéforo, entonces de 25 años de edad, trabajaba como empleado de PEMEX con categoría de Fogonero de Planchas, y tenía minutos de haberse retirado a descansar por cambio de turno, cuando ocurrió el ataque.

Imagen de la lista de la tripulación del Tuxpan en el tiempo en que fue hundido

Años después narraría a su familia el terror y el miedo de esos minutos, cuando caminando entre una mezcla de fuego y humo caminaron por lo que queba de cubierta, tratando de llegar, él y algunos compañeros, a los botes salvavidas. En eso estaban, cuando se estremecieron al ver que del mar emergía el U-129, apuntándoles y disparándoles con sus metralletas, logrando subirse, como pudieron a los botes salvavidas, y salvarse de este ataque, de milagro

La agresión alemana continuo, atacado con granadas incendiarias a los aterrados marineros mexicanos. Solo hubo cuatro víctimas, los demás alcanzaron la playa y sobrevivieron 22, entre ellos, el.

Al día siguiente 27 de junio, a las 7:22 hrs. corrió igual suerte el Buque Tanque Las Choapas a 48 Km de la costa; hundido también por el U-129. Murieron tres hombres y una mujer que viajaba de polizón. Aun en las lanchas, los marinos fueron asediados por el submarino alemán. El 27 de junio, también fue hundido a su vez el buque tanque Oaxaca, que a las 4:28 hrs., cuando regresaba de Nueva Orleáns, USA, con un saldo de seis muertos. El 4 de septiembre, a las 23:00 hrs., fue echado a pique por tres torpedos el buque tanque Amatlán, con cinco tripulantes muertos.

Finalmente, el 19 de octubre de 1944, cuando ya los barcos iban artillados, fue cuando se hundió el Buque Tanque Juan Casiano a consecuencia de una colisión con otro barco, o como consecuencia de los embates de una fuerte tormenta, que ocasionó la muerte de 21 tripulantes.

México perdió en total 73 hombres, entre ellos una mujer, en el mar, durante la guerra y 7 barcos. De estos hechos, hoy muy pocos mexicanos, nos acordamos. Los nombres de los compatriotas muertos en estos hechos permanecen en el olvido.

Tabla con datos de los 6 barcos hundidos por los submarinos alemanes en 1942

Entre el material que me compartió mi amiga Adriana Pérez, está la lista de los 4 fallecidos en el Tuxpan: capitán de corbeta Adolfo Meza Burgos, los tenientes de navío Joaquín Rosiñol Acareto y Feliciano Freyre Muñoz y el 3er oficial Daniel Benítez, todos ellos marinos. En la Barra de Tecolutla, se colocó y existió ahí, y hasta hace unos años, una cruz de madera sencilla, ubicada en el lugar donde arribaron los sobrevivientes del Tuxpan, y donde se leía los nombres de los 4 hombres que no pudieron llegar.

Esta entrega es un pequeño homenaje para esos heroicos hombres que ofrendaron su vida para el beneficio y el bien de México, valores que ahora, casi parece que ya no existen

 

………SI ESTO TE INTERESO Y GUSTO, COMPARTELO Y DIFUNDELO ENTRE TUS AMIGOS Y CONOCIDOS POR FAVOR….Investigación del Ing. Alfredo Aguilar Rdz.

Etiquetas
Mostrar más

Articulos Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close