DestacadasPolítica

La increíble orden presidencial a sus diputados: “Ni un peso para Acapulco en el Presupuesto 2024”

Quiere López Obrador instalar un “chavismo” en México

Versión estenográfica del programa de Radio Anáhuac “Mesa Redonda” con el periodista Jorge Arias y la participación del Licenciado Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía, el día 6 de noviembre de 2023.

JORGE ARIAS (JA). – Buenos días, tardes, noches, la hora en la que tengan la gentileza de escucharnos queridos amigos; amigos, pues sigue y seguirá el tema de Acapulco; seguirá el tema de esta catástrofe que ha ocurrido, esta tragedia humana que ha ocurrido; hay falta de alimentos, hay falta de agua, pues digo, uno, las personas que están en la ciudades como en la Ciudad de México, Guadalajara, etc.; son ciudades donde la temperatura promedio son 20°, 25°, etc. y bueno, pues uno como quiera va sacando una cobijita o lo que sea.

Acapulco estamos hablando de 32°, 33°, se necesita agua, se necesita beber agua para hidratarse; veía yo el caso de una policía que llegó el día lunes si no me equivoco, domingo lunes a acapulco y bueno, la policía se enfrenta el caso, era policía yo creo enviada de la Ciudad de México o del Estado de México y se enfrenta el caso de un pequeñín que lloraba, y lloraba y la policía se acerca a la señora y le dice que requiere alimento el niño, que qué es lo que le pasa el niño y la señora le dice pues el niño tiene apenas unos meses de nacido y yo no he tomado agua, no hay agua para tomar agua en Acapulco, no nos han dado agua y como estoy deshidratada no le he podido dar leche de mi pecho.

Entonces, la policía, y es una foto que circuló en todos los medios periodísticos, le da al bebé leche de ella, leche de su pecho, probablemente la oficial también tendría un bebito y tenía leche en su gusto, en su pecho y entonces, ahí se ve alimentando el pequeñito de Acapulco que bueno pues su mamá deshidratada no podría generar la leche para alimentarlo.

Éstos son los escenarios que se estén viviendo, escenarios muy fuertes, la cantidad de muertos, se habla de 40 muertos pero, híjole, los mexicanos nos hemos vuelto un poco suspicaces en este gobierno que maneja las cifras y no nos da confianza las cifras que nos están dando de 40 muertos, conozco un amigo que se dedica hacer rescatista, no voy a decir la organización a la que pertenece, pero, él me dice que él va de la ciudad de México y en estos rescates que ha hecho, el me comenta que ha rescatado 60 cuerpos.

Si a eso 60 cuerpos qué me dicen nuestro amigo rescatista ya recuperado, le agregamos los 40 muertos que argumenta el gobierno que se han rescatado ya serían 100 muertos verdad, pero yo creo que son mucho más muertos.

Tengo el caso de otra buena amiga, una vecina mía allá en el puerto y esta amiga, y me dice que a las 10 de la noche empezó a soplar, ella se escondió atrás de su cocina, entre su cocina y sus recámaras tiene un pequeño clóset y ella escuchaba como está ya ven los vidrios de su casa, de su mesa, como se distraía va a su sala etc., y ya por ahí de las tres de la mañana ella salió de este lugar donde se estaba resguardando y se da cuenta que ya no tenía muebles, ya no existía en sus muebles, sus enseres domésticos para hacer su comida ya no había su ropa, que ya sus camas habían desaparecido, eso estamos hablando de la zona diamante, y bueno, así cuenta la historia.

El otro día dice mi amiga, ya que se levante y que empieza a amanecer en Acapulco ella bajó al estacionamiento de su condominio y bueno, había tris inquilinos, bajaron los tres de sus departamentos y empiecen a chupar la gasolina que había en las motocicletas que había en el edificio y que se utilizan para el servicio que tenían de ir a comprar cosas, etc., los guardias y con eso llegaron hasta el medio tanque, más lo que tenían cada uno en su tanque; se juntó medio tanque en cada coche y se fueron a Chilpancingo y al otro día estaban en México gracias a Dios, no sabía lo que venía y que ahora estamos viendo en las noticias.

Esto es lo que está, un poco de lo que está sucediendo en Acapulco, los periodistas como nuestro querido Mauro Jiménez Lazcano, que ahorita nos acompañe, que ahorita nos va a explicar él, los periodistas nos platican que se están durmiendo en sus coches, a veces cuando tienen oportunidad se regresan a Chilpancingo pero que estén durmiendo sus automóviles en la noche, ahí en la zona de la Diana que es donde hay un poco de luz para resguardarse de los delincuentes verdad, que hay por ahí.

No hay dónde bañarse, no hay donde ir al baño, no hay donde ir a comer, todo está destrozado, ese es un poquito el escenario que estamos viviendo y que vemos todos los días en las noticias.

Nos acompaña nuestro querido amigo Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía; mi querido Mauro como has visto todo este escenario.

LIC. MAURO JIMÉNEZ LAZCANO (MJL). – Pues estimadísimo Jorge, lo veo a través de ti, de tus expresiones y te veo muy emocionado, muy emotivo, muy dolido por lo que ha ocurrido en Acapulco; Y pues ese es el sentimiento general, pero en ti, se ve que es más profundo, te has informado, has visto, has hablado con gentes y eso te tiene muy sensible, muy sensitivo.

Mira, todos tenemos que lamentar esté hecho; realmente fue como se sabe, como es, como fue un fenómeno de la naturaleza; pero, aquí lo que está en juego es a ver por qué los resultados fueron tan desastrosos cuando se podían haber minimizado o atenuado en algo, en los primeros datos duros tiene listen en la prensa nacional y en la Prince internacional esta que si sabía que el huracán Otis venía con una fuerza y ya de nivel cuatro y que se iba a convertir en cinco.

Los científicos pronto anunciaron que el huracán se convertiría en la categoría el número cinco desde que se supo eso, que iba a elevarse la categoría cinco a que entró en la huracán Acapulco, los técnicos calculan que pasaron un mínimo de 10 horas.

En ese tiempo pudo haberse alertado en forma eficiente, eficaz a la población; lo que pasa es que la población se tomó descuidada, nunca se pensó que tomar a este nivel de violencia el huracán y, prueba de ello es que había entre otras muchas reuniones una de cientos de industriales de la minería y de trabajadores y sindicatos etc. que se habían reunido en un hotel y que los agarró muy fuertemente y de sorpresa y no estaban preparados para eso, aunque ya se sabía, esa convención de mineros están diciendo los propios mineros que asistieron ahí, al saberlo, pudieron haberse retirado con todo tiempo a la ciudad de México.

Tenían tiempo para salir, levantar sus cosas y venirse en sus automóviles o camiones a la ciudad de México y muchos otros, de los habitantes de Acapulco podían a ver si resguardado en forma mucho mejor, preparado y proteger a las grandes empresas, pudieron haber protegido mejor sus tiendas, los mismos hoteles podrían haberse protegido mejor, tomar precauciones mejores.

En muchos hoteles hay sótanos, podrían haberse resguardado en mejores formas y, sobre todo, las personas de lo que se llama el teatro de Acapulco, el conjunto de cerros que rodea la bahía podrían haberse protegido mejor, pero no fue así.

Aló que voy es que esto revela que hubo un grado de ineficiencia en los servicios de alertamiento y eso debería de haber responsables, se debería llamar a los encargados de protección civil, a los que tienen ese encargo y que ganan ahora si como dice el Presidente muy buenos sueldos; ganan sueldos de más de 100,000 pesos la mayoría de sus empleados y no actuaron debidamente, eso realmente es muy lamentable y si debería de haber consecuencias.

Debería de hacerse una investigaciones con los responsables de no haber alertado a la población debidamente; el Presidente dice que él puso unos tweets, pero de aquí a que las personas que viven en los cerros de Acapulco miren un tweet del Presidente, quién sabe cuándo lo podían ver, o sea, eso no es un medio real de comunicación.

El Presidente cree que todo el mundo ve sus Tweets y no es así; para ver un tweet del Presidente se necesita mucho tiempo y disposición para andar viendo eso; entonces, hay otros mecanismos institucionales para alertar a la población; alguien dijo también ahí de Palacio Nacional que fue por perifoneo, eso habría que verse, ninguno de los acapulqueños está hablando de que fueron avisados por eso es camioncitos o camionetas que llevan altoparlantes; entonces, sí se debe realizar una investigación de tipo administrativo, tipo gubernamental de por qué no ocurrió ese alertamiento.

Lo segundo y que está dentro de lo mismo es que, el enfrentamiento de este gran problema, de este gran desastre está revelando la ineficiencia de un Gobierno centralista, de una Administración centralista que todo lo quiere hacer ella, todo lo quiere hacer el Gobierno y eso no es así, tiene que dejarse que la sociedad civil, las organizaciones que existen incluso, hay organizaciones no gubernamentales que como la propia Cruz Roja y otras, atienden a estas grandes calamidades, pero no se les dejó hasta el momento actuar libremente.

Por qué digo esto, porque hubo una disposición presidencial para que todos los avituallamientos, toda el agua, la comida, los víveres se llevaran a Chilpancingo que está casi al 100 km de Acapulco, en vez de dejar que todo ese avituallamiento fuera directamente a quienes lo necesitaban por qué en Chilpancingo no pego el huracán; entonces, para que querían el agua, la comida, los víveres, las medicinas en Chilpancingo; hay Videos en donde se ve que se están metiendo en cajas del gobierno los envíos de la sociedad civil y eso no es lo que correspondía, debe dejarse que la sociedad civil entregue libremente a las personas esos artículos que necesitan las personas y que los necesitan en ese momento.

Hay fotografías donde se tiene todo en las grandes cantidades, toneladas de víveres y agua en un hotel en Acapulco bajo el resguardo militar Y ahí los tienen, ahí los tenían sin repartir durante un tiempo largo, mientras la gente estaba gritando por la falta de agua, de alimentos, de medicinas, de lo esencial.

Entonces, por eso la actitud del señor Presidente de no querer enfrentar a la población, de no recorrer el puerto de Acapulco porque si está revelando un grado de ineficiencia del centralismo, de lo que es un gobierno central, de lo que es un Gobierno centralista; en vez de dejar que los estados mismos, que el estado de Guerrero hubiera actuado y que los organismos civiles, hubieran actuado; así lo pienso Jorge.

JA. – Mauro, estamos hablando de un Presidente que cuando estuvo en la Ciudad de México tuvo un grado muy claro, muy marcado de ineptitud; se estará reflejando en este sexenio lo mismo; vamos a ir un comercial y regresamos con tu respuesta; amigos, no nos tardamos, regresamos en un momentito.

Amigos, estamos de regreso, estamos conversando, estamos haciendo un análisis, nuestro querido Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía sobre estos hechos que le diría que sucedieron, pero no, siguen sucediendo, estamos hablando en presente, mañana seguiremos hablando en presente, las semana que entra seguiremos hablando en presente; muy probablemente todo lo que resta del sexenio seguiremos hablando en presente porque en los hechos lo que hemos podido ver del trabajo operativo del presidente pues ha dejado mucho que desear; el Estado está colapsado en muchos ámbitos, como ya lo hemos discutido en varios programas y mucha gente lo ha discutido.

Muchos locutores, muchos programas especializados lo han discutido en sus programas y estamos en un Estado, algunos han utilizado una palabra que dice, cerca de un Estado fallido, no es un Estado fallido obviamente, pero, está en las fronteras, como que se asoma por ahí.

Estamos en una situación en donde la gente está padeciendo como nunca, se perdieron los bienes, los bienes materiales, los patrimonios de muchas personas de allá; yo como le decía a Mauro, el caso de personas que, Acapulco ustedes saben, muchos de los que han estado ahí, las temperaturas como muchos de los que escuchan, tienes que tener agua, porque si no tienes pues desapareces y el agua no puedes ir al mar y tomarte un traguito verdad, el agua con sal no es buena.

Y estaban poniendo bidones de agua en un cerro y el agua que escurría del cerro era el agua que tomaban, el agua con la que se bañaban, el agua con la que le jalaban en el baño, el agua con la que se la lavan los trastes, el agua con la que, si tenían suerte, podían incluso lavar por lo menos la ropa interior, la ropa íntima porque bueno estamos a 32°, estar sudando es una situación extrema.

Nosotros cuando vamos a lugares de playa estamos acostumbrados al aire acondicionado, a que abres la llave y ahí te sale agua, echas tu ropa a la lavadora y se lava y se seca; es un escenario que es irreal si lo quisiéramos ver fuera del ámbito de la tecnología; hoy estamos viendo y le pregunto a Mauro y le vuelvo a preguntar ahorita, a lo largo de este sexenio hemos visto un cierto nivel de incapacidad del Presidente para resolver los problemas del país.

Estamos hablando de temas de delincuencia que está descontrolada; estamos hablando de una economía que no va por muy buenos caminos, de ser la economía número 12, con Mauro, concluíamos que ya estaba por ser la economía número 17 o ya rebasó la 17, ahorita Mauro nos va a decir.

Y bueno, estamos hablando de un Presidente que no tiene las herramientas cognoscitivas para resolver los problemas de un país tan grande y tan importante a nivel mundial como lo es México; querido Mauro, cuál es tu respuesta a esta pregunta.

MJL. – Bueno mira, ciertamente es una cosa amplísima la que planteas, pero aquí lo que se está demostrando es que el señor Presidente ha querido construir un modelo económico, social y político que ya está fuera de moda, que es el modelo del centralismo, del centralismo gubernamental; inclusive, se quiso en un momento construir la autarquía que eso ya es algo imposible de ocurrir en un país tan grande como el mexicano.

Esa es la cuestión esencial más allá de ineptitudes o de capacidades, habilidades; se trata del modelo que se está adoptando o que se ha querido adoptar o que se quiere construir y continuar en él, lo cual es un gravísimo error porque ese modelo central ya fracaso, o sea no se puede mandar a todo un país desde el palacio nacional y hacer todas las actividades desde el Palacio Nacional; se debe dejar que la sociedad civil y todas tus fuerzas, toda la economía fluya de una manera libre y por lo tanto, mucho más eficaz.

Por ejemplo, lo que ocurrió con el señor Presidente ese día, que en la madrugada entró el huracán a Acapulco, el presidente salió a dar la mañanera cuando el huracán había entrado a las 12 de la noche, había entrado Acapulco y el señor presidente salió a dar la mañanera de corbata y muy bien vestido y ahí duro horas hablando en la mañana, en vez de atender directamente el problema; ahí se requería la acción inmediata.

La convocatoria inmediata a todas las fuerzas de que dependen del Presidente que él dirige, para que tomara las medidas necesarias, si ya se sabía que Acapulco estaba destruido, desde las 12 de la noche; para mí, realmente es incomprensible que el señor presidente si hubiera presentado a las siete de la mañana y hablar con los periodistas y estar a veces hasta bromeando, contando cuentos, historias etc. durante horas habiendo ese gran problema.

Él tenía que haber convocado desde esas horas y estar desde la madrugada ya mandando y dirigiendo todas las actividades que se tenían que hacer y comunicarlo de una manera efectiva todas las fuerzas sociales para que surgieran ayudas inmediatas a la población.

Cuando el Presidente se da cuenta ya, salió a las 11 por ahí de palacio nacional en una camioneta y le preguntaron los periodistas cuando salía si iba ir a Acapulco y todavía no contestó directamente, dijo: “Voy a ver”.

Y entonces fue que ya se supo que iba en la carretera, acompañado del Secretario de la Defensa y el Secretario de Marina que por sus altos cargos tienen comunicación satelital, tienen comunicación de radiofonía independiente y de gran capacidad y ellos sabían que la carretera estaba destruida y que no se podía pasar.

Entonces, cómo es posible que el señor presidente insistiera irse por carretera para llegar a Acapulco cuando ya había otros medios, como ahí se reveló ahí aviones que pueden aterrizar Perfectamente o podían aterrizar perfectamente en Acapulco, aviones militares y tener ahí al presidente desde la más temprana hora en Acapulco tomando acciones.

JA. – Y por qué lo hizo.

MJL. – Eso no lo sabemos, eso habría que preguntárselo a él; yo no he visto que los periodistas le pregunten por qué hizo eso y sí se le tiene que preguntar al señor Presidente: “Oiga, por qué hizo usted eso; Y se tardó, si salió a las 11 de la mañana creo que llegó ya como a las ocho o 10 de la noche Acapulco según se dice y salieron unas imágenes oscuras de su presencia que no se ve bien si era Acapulco o no era y luego regresó a palacio nacional al día siguiente temprano y nuevamente apareció ahí perfectamente vestido maquillado, bien peinado, rasurado todo perfectamente hablar otra vez y contar cuentos, chistes, etc.; cuando Acapulco lo necesitaba.

Entonces pienso yo que eso no es lo que se tiene que hacer esto es una, es un modelo que no cabe, o sea es un “Hugochavizmo” que habló el Presidente como Hugo Chávez cantaba en las mañanas, y cantaba las mañanitas, a México le cantaba México lindo y querido y era un show en Hugo Chávez; todos lo vimos por televisión.

Entonces eso no puede ser, tiene que y por fortuna parece que el señor presidente ya lo entendió y que ya el martes mismo ya regresó a Acapulco, creo que había regresado el lunes dijeron que regresó un rato, pero regresa en la noche, no se deja ver, no convive con la población acapulqueña , no se toma el trabajo de ir a las colonias a revisar los daños, pero parece ya que el martes en la noche, por lo menos así lo anunció, ya fue a una reunión allá a Acapulco otra vez con su Gabinete para ver qué medidas tomar.

Pero ya lo importante es que, el Presidente se da cuenta que el pueblo  acapulqueño ya no resiste más, se le ve al pueblo ya muy desesperado en las carreteras, en las calles, con verdadera hambre, con sed, están los niños y el mismo, Presidente dijo que pudieran surgir enfermedades, epidemias; pero que ahí por eso, ahí está despachando ya desde hace tiempo, casualmente está despachando el Secretario de Salud que había sido mandado a despachar con toda la Secretaría de salud a Acapulco, lo cual también no tiene un razonamiento; que la Secretaría de Salud o de Salubridad tenga o esté radicada en Acapulco pues eso no, ahora sí que no tiene justificación.

JA. – Oye Mauro, una pregunta; el Presidente está en campaña desde que entró a la presidencia, pero hoy más que nunca porque tiene a Claudia Sheinbaum en la calle, ya la tiene trabajando su próxima elección y le importa mucho que Sheinbaum gane porque a Sheinbaum la va a poder manipular, para seguir el siendo el él que gobierna, como dicen los especialistas por interpósita persona, gobernar a través de James.

Pero sin embargo el prestigio se le está cayendo por entre las manos, por entre los dedos como el agua al fracasar esta atención personalizada como tú, como yo hemos visto en las noticias a la gente muy molesta diciendo que Peña Nieto había estado ahí, que los había atendido, etc. y que al Presidente no lo ven, que cuándo diablos se va a ir a presentar ahí para ayudarlos, que tienen hambre, qué tienen sed, que la delincuencia está desatada, que tienen miedo, etc.

Y luego, no deja que la sociedad civil actúe, está frenando a la sociedad civil organizada a actuar, no quiere, que sólo él y el ejército sean los que actúen pero ellos no están actuando; la sociedad civil como quiera que sea pues está llevando agua, está llevando comida, pero se han dado casos como lo hemos visto ya en noticias de que los detienen, pues dicen que son militares, no sabemos si son militares, no sabemos si son narcotraficantes disfrazados de militares, pero el caso es que los detienen y les roban todo lo que tienen, que hay que entrar con cuidado.

Ayer decían que pasando el maxi túnel ahí de Acapulco pues llegaron estas personas y robaron todo lo que había alrededor, que había incluso una librería, pero que la librería ni un solo libro se robó, la librería quedó intacta, pero, lo demás se lo robaron a más no poder.

Como están percibiendo las personas, los acapulqueños que el presidente no deja actuar a la sociedad civil organizada porque les dicen, oye me están deteniendo el agua, yo te la quería dar a ti pero me la detiene el ejército oye, te traía medicinas pero el ejército me las detuvo, etc.; o sea, a los acapulqueños se están dando cuenta que el presidente no está dejando actuar a los que traen las cosas para actuar; cómo lo están percibiendo ellos en los reflectores y de reflejo como lo está percibiendo el país, los electores que votaron por Obrador, cómo lo están percibiendo al Presidente y a MORENA para la hora de votar; cómo ves tú ese escenario.

MJL. – Mira pues, ciertamente todo puede convertirse en algo político realmente; ciertamente, una situación como ésta puede transformarse en un acontecimiento político pero, lo importante es la atención a la población misma; la población no está resistiendo ya, mucha gente se está saliendo de Acapulco, muchos acapulqueños están abandonando Acapulco, ya no quieren vivir ahí, si está iniciando un éxodo de acapulqueños entre otras cosas también por la inseguridad que se ha agudizado con este fenómeno tan grave.

No solamente la falta de víveres, no solamente la falta de agua, de medicinas, la vida se va a hacer más complicada con el todo el sistema bancario etc.; y todo ello a las clases medias que ya se habían avecindado ahí pues les va a causar una gran dificultad vivir en Acapulco y sí, salen reportajes donde las personas de clase media que lo pueden hacer dicen: “Pues me voy a retirar de Acapulco a tiempo”; eso ya se está iniciando infortunadamente porque la reconstrucción de Acapulco va a ser algo muy tardado; unos calculan dos años pero otros calculan cinco años.

JA. – El presidente dice que para Navidad.

MJL. – No pues, para Navidad son cosas ilusorias, son fantasías del señor Presidente para darse él mismo ánimos, con un afán de que las personas, que las personas, que la gente no entre en una gran depresión, en un momento de rechazo a lo gubernamental, sí, así dice, que “Me canso ganso” una cosa así, que es un chiste, no se deben hacer chistes en una tragedia como esta; “Me canso ganso” para diciembre pues no, es muy difícil.

Solamente hay que ver hacia las casas, hacia la población; las personas dicen que por decenas de personas que representan a centenas de personas que sus casas se derrumbaron, que no quedo nada, que sus muebles se fueron, que se destruyeron, que no tienen nada; le preguntan a personas: “Y usted con que se quedó”, y lloran, las he visto llorar, “No me quedo con nada, no tengo nada”; otros no encuentra a sus familiares aunque digan que las cifras son menores, así que, va a ser muy difícil la reconstrucción de Acapulco, querido Jorge.

JA. – Querido Mauro, vamos a ir a un comercial y regresamos en un momentito.

Amigos, estamos de regreso, estamos haciendo un análisis con nuestro querido Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía sobre los escenarios de Acapulco; nos estaba justo comentando ahorita Mauro que bueno, las clases medias se están regresando a la ciudad desde donde venían, no sé si de Guadalajara, no sé si de la Ciudad de México, Chilpancingo, no sé; pero se están regresando a sus destinos, el paraíso que era Acapulco ya no lo es, ya es un lugar de miedo, de terror, la delincuencia está desatada, el Estado perdió el control de la seguridad.

Ahora todo lo maneja la delincuencia organizada y bueno, el Presidente decía que para Navidad iban a estar todos de vuelta, iban a pasar una buena Navidad, pero yo me pregunto si ya antes del huracán Otis, ya tenían pánico por la delincuencia organizada y los va a regresar antes del huracán pues nada más va a ser el requisito de no tener las cosas derrumbadas pero la delincuencia va a seguir a todo lo queda; el ejército no está haciendo nada, el ejército está desaparecido, no está controlando a la delincuencia organizada.

Pero lo peor, es que el ejército no debe de controlar a la delincuencia organizada, lo deben de controlar la seguridad pública, que tampoco existe; estaban, todos lo hemos visto, estaban los camiones de militares ahí en la avenida Miguel Alemán y la gente les decía: “Oye mira, están robando el Oxxo; están robando Comercial Mexicana, oye mira, y los militares nada más levantaban los hombros como diciendo: pues que hago, no puedo hacer nada”.

Entonces, algo está pasando ahí mal en la configuración de la figura del Estado, la figura del Gobierno que ya desapareció y que ahora está a la buena de Dios, Verdad, la ley del más fuerte como decían en el viejo oeste verdad, y bueno, la gente está a merced de una persona que es capaz de agarrar una pistola y usarla contra las personas que no están dispuesto agarrar una persona sola; el que quiera tener un trabajo honesto, un trabajo honorable y con eso llevar los recursos a su casa para que puedan tener alimentos etc..

Mauro, yo me pregunto; de ganar Xóchitl la elección, cuánto consideras tú, con toda la enorme experiencia que tienes, cuánto consideras tú que tardaría en recuperar el Estado y ahorita estamos viendo el tema de Acapulco, pero, esto se refleja en toda la República mexicana; cuánto tardaría el Estado en recuperar el control de la seguridad pública y bueno, en el caso de Guerrero pues yo creo que si van a pasar muchos años antes de qué regrese a hacer algo medianamente normal.

MJL. – Mira Jorge, tienes razón absolutamente en todo este planteamiento y a mí me gustaría para empezar la respuesta sobre lo que me has hecho en esto; esta catástrofe así como el terremoto del 85 va a ser un punto de inflexión política, democrática y social porque está demostrando que el modelo, como dije al principio, que se ha querido imponer, un modelo centralista en el Gobierno Federal, en la administración pública fracasó porque ya no es por el centralismo a nivel mundial, eso ya no existen los países modernos y se tiene que regresar de una forma u otra a un modelo moderno de administración pública, a un modelo moderno de sociedad de una economía libre, de una economía de libertad económica, de libertad de empresa, de no persecución de empresarios, de no digamos, dificultar o insultar a los empresarios que vienen a entregar su dinero a México para hacer negocios, de no hacerles difíciles las inversiones sino que se ajusten a las leyes previamente establecidas, en eso consiste un Estado de Derecho.

Que se apliquen las leyes establecidas; cuando un empresario invierte su dinero, es lo único que quiere, que las leyes con las que él invirtió su dinero estén vigentes y lo protejan o le exigen el cumplimiento de los sus deberes como empresario.

Pero en el caso concreto, de este huracán y para revelar el fracaso de la centralización en la administración pública, en la desaparición pública del fondeen; al señor presidente se le hizo fácil desaparecer una serie de fideicomisos que se habían establecido en una forma moderna y no por el gobierno de Peña Nieto, ni de Calderón y ni siquiera el de FOX.

El Fonden, fue un fondo que se fue estableciendo por los gobiernos anteriores precisamente para combatir o para atender estas calamidades que en el caso de nuestro país son terremotos, y son ahora huracanes y también ha sido incendios y algunos otros fenómenos naturales graves.

Había un Fonden con decenas de miles de millones de pesos al que el presidente se le hizo bueno deshacer y dijo no esto ya quítenlo y que se venga para acá para palacio a la Secretaría de hacienda para atender a los programas sociales y así muchos de los fondos que se habían creado con la ilusión como dice el presidente de qué cuando ocurra un mal como este dice todo el presupuesto federal está disponible para ayudar y combatir un mal Y lo dijo recientemente para como el del huracán.

Pero eso no existe, eso no es cierto los presupuestos tienen que aplicarse como están planteados, no todo el gobierno del gobierno puede aplicarse a un objetivo, el presupuesto precisamente consiste en poner una jerarquía de problemas en el país y aplicar los recursos económicos necesarios a cada uno de esos problemas.

Entonces el Fonden se había fundado precisamente para combatir los fenómenos naturales como este huracán; entonces, llega este huracán y encuentran que el Gobierno no tiene el dinero que se había apartado para atender ese huracán; yo creo que ese es el principal hecho por el cual el Presidente no ha querido atender a la población de Acapulco, no se ha presentado.

El Presidente no se ha presentado a la población de Acapulco; no ha recorrido en las calles; no ha recorrido la costera; no hay ido al centro de Acapulco; no ha ido a Caleta y a Caletilla; no ha ido a Punta Diamante; no ha ido a la condesa; no se ha subido a los cerros de Acapulco, como debía haberlo hecho para ver los daños que ahí se causaron; Por qué, porque no hay Fonden.

JA. – Oye Mauro, y en qué se gastó tan rápido ese dinero, porque era mucho dinero y lo acaba de agarrar hace apenas un año o por ahí; en qué se acabó ese dinero tan rápido, eran 18,000 millones de dólares creo.

MJL. – Pues ya se fue, ya se fue.

JA. – Pero en qué te gastas tanto dinero.

MJL. – Así le preguntaron y por eso se llaman “Las cuentas del Gran Capitán”; cuando al Gran Capitán español le preguntaron los reyes: “Oiga y por qué ha gastada usted tanto, y les respondió: “Picos, palos y azadones, 10 millones”, les dijo y ya; esas son las cuentas del Gran Capitán; pues el dinero se gasta y ya se acabó.

Y entonces se dice pues ahora precisamente en una forma hasta irónica, teatral, hoy el presidente propuso a la suprema corte que los fideicomisos que tiene la suprema corte se dediquen a atender a Acapulco, pues es una cosa hasta un buen punto, una buena ocurrencia, pues vamos a dárselo ya a Acapulco, nada más que eso también tiene implicaciones legales muy grandes que pues son muy difíciles de tratar aquí.

Y la Presidenta de la Corte, que es una señora hábil, la doctora Norma Piña, le dio por su lado al Presidente y le dijo, que sí, que está de acuerdo en que se apliquen 15,000 millones a Acapulco, pero eso va a ser muy difícil porque los trabajadores que son en parte dueños de los fideicomisos, pues ya están presentando amparos colectivos, entonces eso va a ser muy difícil de aplicar, pero al señor presidente se le hizo fácil, son ocurrencias.

Porque así, yo creo que en la noche le vienen esas ideas verdad, y dice: “Qué haré, qué haré, para mandar fondos Acapulco, pues voy a mandar los fondos de los ministros de la corte, del Poder Judicial”.

JA. – Pero esos son ahorros de trabajadores que ahorraban para mejorar sus seguros médicos, no era un dinero del gobierno que le había dado y que habían guardado, eran dinero en efectivo.

MJL. – Pues no pero ya se le ocurrió al Presidente la solución para Acapulco y dijo: “Pues es darle el dinero de los trabajadores del Poder Judicial y entonces, eso es otra ocurrencia que le va a causar problemas el Presidente; así no se resuelven los problemas creando otros.

JA. – Mauro, cómo ves tu a partir de esta catástrofe, cómo ves lo que le queda al Presidente de Gobierno, cómo ves lo que le queda de Gobierno, cómo lo ves, cómo va a ser lo que falta de su Gobierno; cuáles son los retos que tendrá el Presidente, cuál es la imagen que tendrá con la sociedad, este golpe va a ser mortal.

Yo me pregunto también Mauro, pues, tu compraste un departamento o pepita compró un departamento allá en Acapulco o tu vecino, no sé, Y todos ellos ahorita, tú ves los edificios y están derruidos; las aseguradoras pues obviamente van a hacer lo que hacen siempre, tratar de no pagar y bueno, en este sentido, quien va a tener ahorita el recurso después de un Gobierno tan complicado que ha sido, que ha destruido la economía mexicana.

Cómo le van a hacer para ir a comprar una casa de campo, una casa de playa, como le van a hacer para rescatar ese movimiento de gente que gastaba dinero en el súper, en los centros nocturnos, en los centros en lo que hacía que Acapulco tuviera vida; como le va a hacer para regresar a toda esa gente que movía la economía del puerto de Acapulco y obviamente del estado de Guerrero.

Cómo ves el resto de lo que le queda a López Obrador en este impacto de Acapulco; cómo le va a pegar en sus elecciones, en la percepción que tiene la gente de él como gobernante; cuál es tu percepción.

MJL. – Mira sí, lo de Acapulco va a ser un punto de inflexión en la popularidad del Presidente; ya en lo que se llama el “tracking Poll” del Presidente, ya en los periódicos se ve una disminución de aceptación del mismo Presidente, pero lo que es peor para él todavía, ya en asuntos muy concretos como la seguridad, ya es rechazado por la mayoría de los mexicanos y también el tratamiento que se le ha dado a Acapulco, también está siendo muy criticado, no es aceptado por los mexicanos.

JA. – Oye Mauro y la percepción de Claudia Sheinbaum, su candidata; que le hereda, le hereda esto.

MJL. – La señora Sheinbaum ahora a mí me da hasta cierto, como te diré, pues no diría yo lástima, pero si me da pena, porque todo el mundo sabemos que el Presidente la quiere manejar y ella lo sabe, ahora sí que como dice la canción, “Ella lo sabe”.

Ella sabe que el Presidente quiere manejarla y va a ser muy difícil para ella deshacerse del mando del Presidente; entonces sí tendría un gran problema si ella resultará elegida, por eso también la elección presidencial va a hacer otro punto también clave en el avance de México, otro punto de inflexión porque la población, las clases medias, la sociedad civil sabe que se querría imponer un Maximato.

Y eso ya, la población no lo acepta; nadie aceptaría ya un Maximato y menos del Presidente López Obrador verdad, que ya en este momento ha perdido la credibilidad por completo de las gentes racionales, de los economistas, de los ingenieros, de la Universidad, de los universitarios, de los científicos, todos ellos han sido víctimas, han sido perseguidos, han sido insultados, despreciados por el Presidente.

Todas estas clases medias qué representan la inteligencia de México, pues ya tienen una opinión que es muy difícilmente cambiará sobre el presidente y si tiene Sheinbaum un problema; el primer problema ya está por ejemplo en la elección de la Ciudad de México, que la señora Sheinbaum quería que fuera el señor Omar García Harfuch, el candidato de MORENA, pero el Presidente quiere que sea Clara Brugada porque no acepta a Harfuch.

Porque Harfuch es el nieto del general Marcelino García Barragán, quien es el que estuvo en Tlatelolco y su papá, Javier García Paniagua fue también un político que nunca podía haber coincidido digamos, ni aceptado a López Obrador, era absolutamente lo contrario de López Obrador.

Entonces, López Obrador tiene algo contra Harfuch y muy difícilmente lo dejaría ser el jefe de la Ciudad y eso será el primer choque que tendrá López Obrador con la señora Sheinbaum.

JA. – Pero el partido Verde Ecologista dijo ya que, si no va Harfuch, no lo apoyan, verdad.

MJL. – Algo así dijo, pero realmente el pleito es con Sheinbaum que es la que quería poner a Harfuch.

JA. – Tú ves que ya está perdiendo, nos quedan 30 segundos, tú ves que ya este fue el golpe que hundió la posible herencia de López Obrador en Sheinbaum, que ya Xóchitl aumentó sus probabilidades de ganar la elección.

MJL. – Mira, yo creo que el huracán está llevando los vientos hacia otros sitios, yo creo que el huracán si está ya llevándose las popularidades que, popularidades que se han basado en las necesidades de la población que recibe centavos que recibe los planes estos de ayuda social pero que las clases medias ya no lo resisten, ya no aceptan que pudiera el país seguir por un camino equivocado.

JA. – Pues muchas gracias, Mauro; amigos, pues compartan esta entrevista, que la gente conozca estos escenarios y nos estamos escuchando la próxima semana, pásenla bien.

Mostrar más

Articulos Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Close
Back to top button