DestacadasEconomía

Frenar la Caída Económica

– Carta del Editor.

Todos los organismos nacionales e internacionales encargados de observar la economía mexicana advierten del riesgo en que está nuestro país al registrarse ya una caída económica notable en el Producto Interno Bruto y su proyección anual desfavorable, que podría llevar a la pérdida de lo que se llama “el grado de inversión”, que todavía tiene nuestro país y que es el que le da vigencia para recibir capitales e inversiones extranjeras directas, tanto productivas como en bonos y otros papeles que usan los inversionistas.

Realmente no es que haya mala voluntad de las Calificadoras internacionales: Moody`s, Standard and Poor`s; Fitch Ratings y otras, y mucho menos de que el Banco de México, cuyo Gobernador es un economista pulcro, capaz y de un patriotismo intachable, pudiera sesgar cualquier información sobre la economía mexicana, teniendo a su lado al mismo tiempo, a los nuevos sub gobernadores nombrados por el Gobierno actual; ¿Y cómo dudar del dictamen del FMI sobre el presente y el futuro de nuestro país?

No hay engaño en lo que se le plantea al Presidente de la República, Lic. Andrés Manuel López Obrador; la tendencia a la baja del PIB mexicano es algo real y que sólo podría corregirse mediante políticas públicas adecuadas, que puedan devolver el nivel de confianza a los inversionistas nacionales y extranjeros.

La confianza nacional e internacional para invertir en México sólo podría lograrse, en las circunstancias actuales, dando marcha atrás a la decisión de cancelar el NAIM, continuando las obras de infraestructura que están por terminarse, como el Tren Toluca-CDMX; el Tren Interurbano de Guadalajara y manteniendo vigentes las Reformas Estructurales, entre ellas la Reforma Energética, la Reforma Educativa; la Reforma de Telecomunicaciones y dejar en funciones a los grandes organismos autónomos que están sufriendo ataques políticos destructivos.

Mantener vigente el Estado de Derecho y la actual Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; sus instituciones económicas y democráticas: el Banco de México, el Instituto Nacional Electoral, la Suprema Corte de Justicia de la Nación; el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; la CNDH; la CRE, el IFAI y todos los demás organismos autónomos; esa será la mejor y mayor garantía para que nuestro país sostenga el grado de inversión y su nivel de crecimiento económico.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano

Director General de la Revista Macroeconomía

Etiquetas
Mostrar más

Articulos Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close