Política

General Ángel Albino Corzo Castillejo

Por el Mtro. Virgilio A. Arias Ramírez-C.

Vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y Secretario General

El ilustre liberal chiapaneco y político, general Ángel Albino Corzo Castillejo, Benemérito de Chiapas, nació el primero de marzo de 1816 en el entonces pueblo de Chiapa, hoy Chiapa de Corzo. Sus primeros estudios los realizó en su pueblo natal y los superiores de siete años en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas,  y en 1840 se caso con la señorita Zaragoza Ruiz Pola.

En el año de 1846, organiza la Primera Guardia Nacional de la Villa de Chiapa, compuesta por cincuenta hombres, habiendo quedado al frente de la segunda compañía de caballería del pueblo como capitán. En 1847 es nombrado Tesorero General del estado por lo que  reestructuró la forma de cobro de los impuestos y rentas, para equilibrar los egresos con los ingresos, evitando el cobro excesivo de impuestos a los indígenas, peones y clases populares, pero aumentando la contribución en las clases sociales que sí podían pagar más.

En 1849 es electo diputado local 1849–1851 y gestiona la creación del Departamento de Chiapa. También por su buen desempeño, fue reelecto como diputado local en 1851–1853 y  solicita que se concediera el título de ciudad a la Villa de Chiapa marzo 27 de 1851.

En 1853 siendo prefecto reorganiza la Guardia Nacional del Departamento de Chiapa con 400 hombres, reconociéndole el grado de coronel de caballería, como muchos mexicanos de aquel entonces, era civil y se convierte en militar por necesidad, porque no hizo la carrera de las armas como el general Ignacio Zaragoza Seguín o Ignacio Comonfort.

En aquellos años, como no había información suficiente y confiable, se nombró una Comisión para levantar la estadística del Departamento Chiapas, mismos que fueron conocidos  localmente y luego en el boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística en la Ciudad de México, Tomo III de 1852 , y se publica el primer mapa del estado en 1856 realizado por don Saturnino Orantes.

El Congreso del estado de Jalisco en 1855, alzó la mano para convocar al pueblo a la lucha e inmediatamente le siguió el Congreso de Chiapas, siendo su presidente  don Ángel Albino Corzo quien acaudillo esta revolución. El 25 de septiembre del mismo año, se proclama el Plan de Ayutla el cual tenía por objetivo principal combatir la tiranía del general  López de Santa Anna. El 16 de octubre de 1855, en San Cristóbal de Las Casas se desconoce al gobierno de don Fernando Nicolás Maldonado y surge como gobernador provisional don Ángel Albino Corzo.

En esas fechas el general poblano Ignacio Comonfort, encargado de la Presidencia de la República, el 12 de diciembre de 1855 le escribe:“Estoy profundamente convencido de que sin la cooperación de todos los buenos mexicanos, me será imposible proceder con éxito” Eran tan bien valorados sus apoyos para la causa republicana, que el poblano Ministro de Relaciones con el Presidente Juárez, José María La Fragua, el 15 de diciembre le remite a don Ángel el programa del nuevo Gobierno que decía: “No retroceder en nada del Plan de Ayutla, de no hacerse ilusorias las promesas de la revolución, de la ley de imprenta y de garantías individuales, del estatuto orgánico y de que le informe de cuántas medidadas considere conducentes para la mejora del Estado”.

    

TRES LIBERALES DEL SURESTE MEXICANO

Respecto a su trayectoria política y militar, la Secretaría del Patrimonio Nacional publicó la obra “Ilustres Liberales Mexicanos”, sus valiosas páginas resumen la vida y obra de 62 hombres patriotas de diferentes estados de la República que dejaron su familia y sus bienes, para tomar las armas y luchar primero por el Plan de Ayutla, luego para consolidar las leyes de Reforma y después para combatir a los franceces intervencionistas. 

Tres prominentes liberales4 que buscaban libertad y progreso para el pueblo mexicano: de Yucatán Manuel Cepeda Peraza defensor de la Leyes de Reforma. En Campeche, Pablo García, luchaba tenazmente en favor del partido liberal, logra detener la indignante venta de indígenas mayas que eran enganchados para trabajar en los ingenios azucareros de Cuba, y de Chiapas, fue don Ángel Albino Corzo, que también perteneció a esa extirpe de hombres que nacen para servir al ser humano. Fue el tercer personaje que alcanzó la gloria, el reconocimiento nacional y de los hombres de la Reforma, el general Ángel Albino Corzo.    

ÁNGEL ALBINO CORZO, SUS OBRAS COMO GOBERNADOR

Él vio que  la pobreza del pueblo era tan grande que abolió algunos impuestos, redujo la planta de empleados, ordenó que el Poder Judicial hiciera justicia expedita y segura; en diciembre de 1855 intervino ante el Ministro de de Fomento Colonización, Industria y Comercio, para que se elevara a puertos de altura La Ventosa, Oax. y Coatzacoalcos, Ver., por decreto concedió fondos económicos a la Universidad, dispuso que se realizaran estudios para saber si el río Quechula podía ser navegable.

Don Ángel recibe otra comunicación de fecha 26 de enero de 1856 del Ministro La Fragua que decía: “Descanse ud. Plenamente en la firmeza del Gobierno y ayúdenos a salir de la situación; que si bien salimos de ella, todo lo demás será muy realizable”.

El 6 de marzo de 1856 don Ángel recibe la primera comunicación oficial del Gobernador de Oaxaca, don Benito Juárez, quien le decía: “Muy honroso es para ud. Y para el Estado que dignamente gobierna, esta patriótica medida, pues es por cierto, la primera vez que Chiapas hace marchar sus hijos para defender la causa de la libertad.

El 30 de septiembre de 1858, por aclamación popular  el jefe de la Guardia Nacional Ángel Albino Corzo, es reconocido por las autoridades tabasqueñas con el grado militar de general en la ciudad de Santiago de Teapa Tabasco. En Chiapas de ese entonces, se puede asegurar que la mayoría de los liberales fueron masones y miembros de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística,  en Chiapas, hacia 1860 impulsado por el general Corzo, habían 42 miembros activos de esta Sociedad.   

GENERAL CORZO, JEFE MILITAR DE CHIAPAS, TABASCO Y YUCATÁN

Después don Benito Juárez, como presidente de la República expedio el Decreto del 26 de abril de 1858 el cual decía: que “Don Ángel Albino Corzo, con el grado de Coronel, era el Comandante en jefe de las fuerzas del estado, que operarían sobre los rebeldes de Tabasco, porque era persona conocida y de acreditada moralidad, desinterés y acierto”. El 24 de octubre de 1858, el general Corzo al frente de sus tropas había capturado el barco “General Guerrero” que auxiliaba a la plaza tabasqueña; y el 7 de noviembre de 1858 tomó por capitulación la ciudad de San Juan Bautista hoy Villahermosa, con lo que Tabasco vuelve al orden constitucional.

Ya como líder del Estado y del sureste, don Ángel  asume nuevamente el poder, para hecer cumplir las leyes de Reforma, y el 29 de septiembre de 1859 recibe un comunicado de don Melchor Ocampo, quien le refería: ”Impuesto el E.S. Presidente del oficio de V. E. fecha 31 del próximo pasado agosto, en que indica sus temores de que el clero de ese estado provoque una sedición con motivo de las leyes de Reforma expedidas por el Supremo Gobierno, y manifiesta su resolución de hacerlas cumplir a todos trance; S. E. aprueba y elogia la conducta de V. E. y espera que continúe con la misma energía”

Pero en 1859 don Ángel, siendo gobernador y jefe militar de Chiapas, recibe otro nombramiento, para que extienda su radio de acción en toda la península de Yucatán, es decir: Tabasco, Campeche y Yucatán, con ”facultades omnímodas”, comprobada con muchos mensajes enviados por el Presidente Juárez. Y el 13 de octubre de 1859 le ratifica, “Mi estimado amigo:

Obre usted dictando cuántas medidas demanden las circunstancias, en el concepto de que se aprobará cuanto usted hiciera, nada de transaciones con los enemigos, nada de impunidad para los culpables; la Constitución y los Decretos de Reforma deben cumplirse al pié de la letra No deje usted de escribirme ordenando cuanto guste a su amigo afmo. Q.B.S.M. Benito Juárez”. Es oportuno observar, que ningún otro chiapaneco, o ningún otro mexicano del sureste, gozó de tanta confianza del Presidente Benito Juárez .

Ya el 26 de agosto de 1862, el presidente Benitto Juárez  acusaba recibo a don Ángel por $ 1,500.00 pesos que le había enviado a cuenta del continguente de 8,000 señalado al estado de Chiapas y en septiembre otro por $1, 087.00 pesos. Como anégdota se grabó que hubieron chiapanecos ricos, que prefirieron enterrar en un monton de sal cien pesos para que “cayera del cielo la maldición sobre los liberales”, antes que cooperar para la causa liberal.

Las constantes incursiones a Chiapas impulsadas por el gobierno de Guatemala estuvieron encabezadas por los filibusteros: Juan Ortega y el frayle fanático Víctor Antonio Chanona, quienes fueron derrotados definitivamente el 21 de octubre de 1863, y El gobernador  Corzo informaba al Ministro de Ralaciones del gabinete juarista Melchor Ocampo: “Aquí ya no hay frayles desde que por virtud de la ley de exclaustración emigraron a Guatemala una parte de ellos, y expulse a los que resistieron salir; no hay obispo también desde que dí pasaporte al Sr. Colina que nos hacía la guerra de todos modos”.

Como vemos, el gobernador de Chiapas sostenía una verdadera responsabilidad política y militar: sometía a los imperialistas, controlaba a la iglesia católica del estado, combatía a los reaccionarios de Tabasco, a los del Itsmo de Tehuantepec que era asediada por el general español José María Cobos, el Soconusco invadida por Juan Ortega Y el frayle José María Chanona , y cuidaba la frontera con Guatemala 965 kilómetros y 260 de litorales del océano Pacífico. Probablemente no encontramos en esa época a otro gobernador que hiciera tan magna obra en bien de la defensa territorial y  restablecimiento de la república.

ÁNGEL ALBINO CORZO, HÉROE Y MÁRTIR

Bien podemos preguntarnos, ¿Cómo es que un ranchero dedicado al cultivo de la tierra y crianza de ganado, se volvió tan patriota? Él había realizado sus estudios en seminario de San Cristóbal, pero además, le gustaba la lectura y se llenó de las ideas liberales de ese entonces que afloraron de los revolucionarios de Ayutla y luego de los hombres de la Reforma encabezados por Melchor Ocampo, Guillermo Prieto Pradillo, Ignacio Ramírez “El Nigromante”, Ignacio Zaragoza Seguín, Benito Juárez García, etc.

Pero empezaron las venganzas y la persecución en contra del general Ángel Albino Corzo. El 23 de septiembre de 1866, partidarios del gobernador José Pantaleón Domínguez asesinaron en su finca Nucatilí, de dos balazos y de una estocada de bayoneta en el estómago, a Donato Corzo Ruiz, director del periódico La Tijera ,  hijo del general Ángel Albino Corzo. Fue el primer periodista sacrificado en Chiapas, y debe reconocerse como el mártir del periodismo en Chiapas.

Y ya alejado de la política, en enero de 1873 se da cuenta de que el pueblo, lo recordaba con cariño y respeto, salía a recibirlo y lo aclamaba; pero en esa ocasión dijo: “Ahora la política esta enmaletada; sólo quiero ver los partidos fusionados en Chiapas”. Él también afirmaba: “ No quiero para mí más triunfo, más gloria que dejar un recuerdo de haber hecho conocer en mi tiempo que  Chiapas se basta a sí  mismo. Sostuve la Reforma no como súbdito que obedece, sino como amante de ella”

Don Ángel Albino Corzo, hombre de cartacter, como don Benito Juárez, fue tan apasionado de las Leyes de Reforma, que la estatua que se levanto por su virtud de héroe, en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, entre Av. Hidalgo y Av. Juárez, tiene en su mano derecha la obra magna de los liberales: la Constitución del 57.

Finalmente, la fatídica enfermedad minó poco a poco la resistencia  de aquella recia personalidad de ciudadano íntegro: vertical, trabajador, culto, bodadoso y patriota, ejemplo de una vida potentosa, llena de hechos; y dejo de ser chiapaneco, para convertirse en héroe nacional. Cumplidos los 59 años de edad, en los brazos de su hijo Aparicio,  la luz de aquel faro y la fuerza de un hércules del sureste se extinguieron.

El jueves 12 de agosto de 1875, en la ciudad de Chiapa, fallece el héroe más grande de Chiapas: el general Ángel Albino Corzo. Ilustre liberal que en su tiempo fue declarado Benemérito de Chiapas, Tabasco y Campeche, por su papel desempeñado en contra de la intervención francesa. Sus restos fueron depositados en el pequeño templo de la finca Nucatilí y posteriormente bajo su estatua en el parque Central de la Ciudad de Chiapa, hoy de Corzo.

1.-   Biblioteca Benito Juárez de la SMGE:

2.-   Citado en la Segunda Reseña de Sucesos Ocurridos en Chiapas desde 1847 a 1867.

Mostrar más

Articulos Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Close
Back to top button