DestacadasEconomía

El empleo en tiempos del coronavirus

Por Rafael Abascal y Macías

Brújula del cambio

  • AMLO no ha impulsado ningún programa de protección al empleo
  • Panorama actual
  • Escenarios prospectivos

A escala global la estrategia que han adoptado todos los países para tratar de frenar los contagios por la pandemia del coronavirus, ha sido el confinamiento de las personas y familias, lo que ha generado de manera inmediata la parálisis de todas las actividades productivas, del comercio nacional e internacional, lo que ha roto las cadenas de valor y suministro; donde esta parálisis económica se ha extendido mucho más de los primeros 45 días previstos por la mayoría de los gobiernos nacionales.

Lo anterior significa que si las distintas empresas se quedan sin ingresos financieros durante un periodo superior al programado se tendrá una importante destrucción de fuentes de trabajo, las cuales no serán fácil ni barato recuperar en el corto plazo; para enfrentar esta situación, la gran mayoría de los países han diseñado y están llevando a la práctica políticas de apoyo a las empresas y especialmente a los trabajadores para que puedan subsistir en este periodo de fortísima contracción de la demanda y la producción, que caracterizan a la recesión.

Los datos de abril (1) permiten confirman que, de no cambiar la actual ruta, las diversas economías se encaminan a la peor crisis del último siglo, en la cual la mexicana será una de las más perjudicadas, ya que es importante recordar que las políticas de aislamiento empezaron apenas en la segunda y tercera semana de marzo, por lo que el mayor efecto se tendrá hasta el segundo trimestre del año; donde los pronósticos de decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía mexicana van del – 4% al – 11%. Por lo que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador nos está llevando a la peor crisis económica, que se tenga registro (2).

Para enfrentar esta situación, la gran mayoría de los países han diseñado y están llevando a la práctica políticas de apoyo a las empresas, la planta productiva y especialmente de protección al empleo, para que puedan subsistir en este periodo de fortísima contracción de la demanda y la producción; ya que sin trabajar las micro empresas y del sector informal, no resisten mucho tiempo, para hacer frente a sus compromisos financieros, como lo muestra un estudio del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM:

  • Los restaurantes durante 16 días si se quedan sin ingresos
  • Los talleres tienen recursos para 18 días
  • Tortillerías 18 días
  • Las tiendas comerciales para 19 días
  • La industria de la construcción para 20 días
  • Locales de servicios personales para 21 días

Es tan devastadora la recesión que genera por el confinamiento del coronavirus y los efectos de la parálisis de golpe en la economía, que los diferentes gobiernos en el mundo dedican importantes recursos a sus estrategias y programas de apoyo, fiscal, de recursos directos, créditos e inversiones, sumamente considerables >como parte de su PIB<, así tenemos:

  • Alemania 32.0%
  • Reino Unido 18.8%
  • Estados Unidos 14.8%
  • Corea del Sur 11.4%
  • Perú  12.0%
  • Colombia 7.9%
  • Chile 5.5%
  • México 0.4%

 

AMLO no ha impulsado ningún programa de protección al empleo

Es evidente que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), decidió no poner en marcha ningún programa o estrategia contra cíclicas o de apoyo fiscal, para proteger a la planta productiva, las empresas y especialmente el empleo; no quiso salirse de su programa original, para adaptarse tanto a la pandemia como el brutal desplome de la economía mexicana; donde el rostro más dramático y costoso es el desempleo.

Lo que AMLO denominó como un programa contra el neoliberalismo, fueron fundamentalmente ajustes y recortes al presupuesto de la federación:

Aseguró sus programas sociales >aunque el Coneval apunta que ninguno de los 38 programas estratégicos, ninguno apunta a la pobreza y no apoyan a la población que perdió se empleó por el Covid18<

Blindo sus proyectos emblemáticos: refinería de Dos Bocas, Tren Maya, Ferrocarril Transístmico, aeropuerto de Santa Lucía, entre los más relevantes

Recorte de 75% de los gastos de administración federal >se ve imposible de realizar a cabalidad<

Baja del 25% de los salarios de subdirector hasta el presidente de la República y la cancelación del aguinaldo en los mismos niveles >que son contra la ley y la Constitución<.

 

Programas especiales

  • La creación de 2 millones de empleos >que no se ve como, sin presupuesto suficiente, con serias ineficiencias y en medio del desplome de la economía, sin precedentes históricos; promesa imposible de cumplir por parte de AMLO<
  • 3 millones de créditos de 25 mil pesos cada uno, orientados a la informalidad y microempresas >sólo ha habido el 10% de las solicitudes, ya que los beneficiarios consideran que tienen que llenar muchos requisitos y que el monto no les resuelve nada<

Vale la pena destacar, que los serios problemas de conducción de la economía nacional por parte de AMLO vienen desde el 2019 donde decrecimos el PIB a cero, con serios subejercicios del presupuesto y usando recursos extraordinarios de fondos creados para enfrentar crisis naturales, bajas al presupuesto de salud, investigación y cultura; no hubo inversión pública ni privada, generó incertidumbre, polarización social, serias dudas sobre la seguridad jurídica a los inversionistas y sobre el Estado de derecho.

El 2019 no sólo se caracteriza por la entrada a la recesión técnica, sino también por ser el año más violento, por el crimen organizado, el narcotráfico, los delincuentes y los feminicidios.

Por razones ideológicas de los años 70, de falta de apego a la realidad y fantasmas del pasado que hoy no existen >como el Fobaproa<, el presidente López Obrador de manera deliberada y consciente dejo a su suerte a la mayoría de los trabajadores informales, de los pequeños negocios, changarros, empleados formales y a las micro y pequeñas empresas; mostrando hasta el momento, datos dramáticos y dolorosos.

 

Caída sin precedentes con datos al 1er trimestre del año

 

FMI (3) estima una caída de – 6.6%

Analistas – 7.1%

Bancos – 8.4%

Calificadoras y organismos internacionales – 11%

En este mismo sentido, contamos con datos extremos, ya que de acuerdo con Bank of Ame     rica, el PIB de México podría caer hasta 34% en el segundo trimestre del año, el pronóstico del banco se da por la debilidad económica desde el 2019 y como consecuencia de la pandemia por el coronavirus (Covid-19); ya que esperan una fuerte contracción, grandes riesgos a la baja y gran incertidumbre sobre cuando se pueda abrir la economía.

La firma indicó que la respuesta política del gobierno no amortigua el golpe, ya que las medidas fiscales dadas a conocer hasta el momento son inferiores a 1% del PIB.

 

Rostro dramático: el desempleo

Las medidas de distanciamiento social implantadas por la administración del gobierno federal >voluntarias< adoptadas para evitar la propagación del coronavirus tuvieron un efecto en la actividad económica y reflejan una fuerte caída en el empleo, ya que en mes y medio >del 18 de marzo al 28 de abril< se perdieron 753 mil 280 puestos de trabajo formales.

Debemos tomar el 18 de marzo como la hora cero de la época del Covid19, ya que marca el antes y el después. El mes de abril representa la caída histórica del empleo en México, ni siquiera comparables a las sufridas en 2008-2009 con la crisis financiera global, que nos castigó severamente.

Un estudio del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que el sector informal del 18 de marzo al 28 de abril ha perdido en sus actividades productivas cerca de 2 millones 745 mil mexicanos; pérdida sin precedentes en la historia del país.

 

Caída Histórica

Distribución estatal del desempleo 

Hay diferentes estudios del BID, del Banco Base, el Instituto Belisario Domínguez del Senado, el FMI y la CEPAL que consideran que el empleo formal, tenga una caída significativa en mayo, de alrededor de 350 mil a 400 mil empleos; y de manera muy preliminar apuntan que a fin de año podría haber entre 1 millón 600 mil a 1 millón 800 mil desempleados del sector formal; pero advirtiendo que, si el PIB cae en más de 7%, al final del 2020 la cifra podría ser mucho mayor.

Otro factor que señalaron, es que México podría salir mucho más perjudicado por no haber implementado programas de apoyo fiscal o contra cíclicos para proteger al empleo y las empresas, ya que cuando pase el confinamiento, las empresas de otros países estarán en condiciones más competitivas que las nacionales.

Por parte de la Secretaría de Hacienda (SHCP) la pérdida de empleos en México avanza aceleradamente, con base en un documento interno expone que la cancelación de puestos de trabajo afiliados al IMSS acumuló un total de 667,061 personas al 29 de abril, respecto al registro del 29 de febrero de 2020 y por otra parte, la secretaria del Trabajo Luisa María Alcalde, informó que entre el 13 de marzo y el 6 de abril se perdieron 346,878 empleos en el país a consecuencia de la emergencia sanitaria derivada de la pandemia del Covid19.

En este documento interno, ambas dependencias comparan el periodo de octubre de 2008 a mayo de 2009, durante la crisis financiera denominada La Gran Recesión, cuando se perdieron 696,438 empleos, es decir, mucho menos que en mes y medio de la emergencia económica actual; sin tomar en cuenta los que llevamos en el mes de mayo y al final del 2º Trimestre; donde como señalamos, ya estaremos en alrededor 1 millón 600 mil pérdidas de empleos formales.

En este mismo sentido, el presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), Andrés Peñaloza, proyectó la pérdida de empleos para el mes de abril en 744,225 puestos de trabajo formales, si se considera que durante los primeros días de este mes se dieron de baja 148,845 plazas laborales en el IMSS; se trata de una cifra sin precedentes para un solo mes.

Peñaloza comentó que:

  • “los trabajadores que perdieron su empleo en el mes se concentran entre quienes perciben uno y dos salarios mínimos, seguido de los trabajadores que ganan más de cinco salarios mínimos; para el caso del rango de entre dos y cinco salarios mínimos hay un incremento en el número de asegurados, posiblemente en sectores que ante la emergencia no se vieron en la necesidad de afectar su operación o que necesitarán de mayor personal para hacerle frente”.

Además, apuntó que el cálculo de pobres que se sumarán en el país a finales de mayo, como consecuencia del impacto de la pandemia del coronavirus, será de entre 3 y 3.5 millones de mexicanos; mientras que los apoyos sociales no amortiguarán prácticamente en nada el impacto que tendrá la economía y el empleo.

Las cifras

Estructura porcentual

  • Los desocupados representan el 2.01%
  • Los formales el 42.11%
  • Informales el 55.89%

 

Los informales

La condición de la clase trabajadora en México se ha venido precarizado de manera más aguda, en las últimas décadas,  bajo criterios de competitividad y eficacia en nuestro país, las clases trabajadoras vienen perdiendo los derechos laborales ganados en el transcurso de todo el siglo XX, la carencia de puestos de trabajo bien remunerados y con derechos laborales ha orillado a millones de mexicanos al sector informal, lo que se traduce en 30.9 millones de personas que no cuentan con ninguna garantía social, ni protección, ni seguridad social.

A escala global, México es uno de los países con mayor índice informalidad, que representa el 56% de la población trabajadora pertenece al sector informal, en números absolutos son 30.94 millones de personas, siendo el segundo país con mayor población informal en América Latina, sólo después de Bolivia. Con datos del 2019, por cada 100 pesos que se generan en el país, 77 salen de trabajos formales y el resto, 23 pesos, de la economía informal; a pesar de ello más de la mitad de los mexicanos están empleados en actividades no reguladas o bien en empleos que no generan prestaciones, apoyos económicos, ni otro incentivo marcado en la ley, informó el INEGI

Lo que resulta más preocupante en el sector de la informalidad, no es solo el hecho de que son personas sin ninguna protección social, sino que además los sectores en los que se desempeñan son los más afectados por la pandemia del Covid19, y los que tendrán las mayores pérdidas de empleos y de ingresos.

Las actividades de la economía informal se dan de la siguiente manera:

  • Comercio con el 38.3%
  • Construcción 27.8%
  • La industria manufacturera 13.2%
  • Servicios de transporte, correos y almacenamiento y los otros servicios excepto actividades gubernamentales 17.1%
  • Servicios de alojamiento, alimentos y bebidas, con 4.3%

La informalidad está estrechamente vinculada a la pobreza

Escenarios prospectivos

Para tener parámetros sobre el brutal desplome de los empleos, con datos al 30 de abril, de la SHCP, ST, IMSS, INEGI y del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, hemos elaborado tres escenarios donde establecemos su probabilidad que se den, el número de pérdida de empleos y el porcentaje de la tasa que representa.

 

Una advertencia importante, sabemos que el mes de mayo se especialmente difícil y se acelerará de manera dinámica la pérdida de empleos, ya que no contaran con los recursos necesarios para mantenerse en sus actividades y preservar sus negocios o changarros; por lo que esperamos cifras mucho mayores, que nos muestran el rostro más desgarrador de la pandemia y la falta de programas de apoyo, por parte del presidente López Obrador.

Estos escenarios nos muestran la profundidad de la pérdida de empleo y actividades productivas de millones de mexicanos, ya sea del sector formal y más duro, los informales, donde gran parte de ellos ingresaran a la pobreza alimentaria o laboral; estoy convencido de que el presidente de México, no tiene idea de la omisión que está cometiendo al no apoyar con recursos gubernamentales a estos sectores, los más débiles y frágiles; es claro no ha querido tenderles redes de protección social y económica.

Ya estamos viviendo tiempos inéditos en sentido sanitario y de recesión económica, donde la administración de López obrador ha sembrado incertidumbre, hay falta de seguridad legal y dudas creíbles sobre el Estado de derecho; cuando se quiera volver a la nueva normalidad ya habremos perdido millones de empleos, empresas y plantas productivas, que tardaremos mucho tiempo en recuperar, mucho más del que esgrime AMLO.

Hemos dilapidado gran parte de la riqueza nacional, no hemos valorado nuestros recursos humanos y la política de hoy, en las mañaneras, no es de aliento y unidad, sino de insultos, denigrando, acusando y polarización con demasiados sectores y grupos; piensa López Obrador que sólo su palabra vale, pero la erosionado, la ha gastado, porque se van quedando las cosas en el vacío, no ve la realidad y solo ve por el retrovisor.

Presidente, quienes criticamos su discurso, acciones, actitudes y políticas públicas, no somos sus adversarios, somos profesionistas que tenemos otra visión y “otros datos”, usted ha pasado de un proceso de centralización del poder, a actitudes autoritarias y está en el filo de ser dictatorial; lo afirmo no sólo por sus planteamientos o actitudes, sino por la falta de sensibilidad en apoyar a los trabajadores e informales, así como con la ligereza legal con que usted procede.

 

Por venir:

Ejércitos de desempleados

Quiebras masivas de empresas, negocios y changarros

Muchos trabajadores y clases medias ingresaran a la pobreza

Una profunda recesión económica

Pérdida del valor adquisitivo de las familias.

Un gobierno federal descoordinado e ineficaz

Aumento de la violencia no solo de los delincuentes, crimen organizado, narcotráfico, sino ahora social

 

Al final

Uno de los bienes más preciados en un país y una sociedad, es el empleo

 

Analista político, en 63 días de aislamiento.

rabascal51@homail.com

@rafabascal

 

Notas:

  1. Los datos preliminares del PIB de México durante el primer trimestre de 2020 validan este pronóstico, ya que la economía mostró una caída de 2.4% en comparación al mismo periodo de 2019; donde el sector secundario fue el más perjudicado, al mostrar una contracción de 3.8%, mientras que el sector de servicios disminuyó 1.4% y el primario tuvo un ligero incremento de 1.2% en comparación al mismo trimestre del año anterior. Por lo que, en términos anualizados, que es la manera en que se presentan las estadísticas norteamericanas y en la mayor parte del mundo, la caída fue de 6.4%.
  2. Será considerablemente más destructiva que la Gran Depresión de 1929 y con mayores consecuencias de la crisis financiera de 2008-09.
  3. El FMI espera una caída para México por la pandemia de coronavirus de -6.6%; en Estados Unidos prevé que sea de -5.9%. En Alemania, -7%; Francia -7.2; Italia -9, y España -8.
Etiquetas
Mostrar más

Articulos Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close