DestacadasPolítica

Don Luis Colosio Fernández

X Aniversario luctuoso

 

A Luis Donaldo Colosio Murrieta,

y el triunfo será de quien

convierta en canto el gemido

(León Felipe)

 

Por el Lic. Jorge Nuño Jiménez

El sábado 6 de febrero pasado se cumplieron 10 años del fallecimiento de Don Luis Colosio, parece que fue ayer, ese día recibí una llamada telefónica urgente, era el Lic. Luis Echeverría quien me habló con voz fuerte y firme: “miré Nuño falleció un sonorense ejemplar, Don Luis Colosio Fernández”. Trasládese a Magdalena de Kino con mi representación personal y presente mis condolencias a la familia. Salga muy temprano, no se le valla a dormir el gallo, con él había que estar alerta, confirmando que el madruga Dios lo ayuda.

Por la tarde me vuelve a llamar y me indica. “Nuño, no va ir usted solo a Magdalena Son., asistiré personalmente a las honras fúnebres de mi querido amigo”, haga los arreglos necesarios para que me acompañe usted, coordínese con mi amiga Alicia Arellano Tapia, infórmele que siempre si asistiré, para que tenga la bondad de acompañarme, Lichita Arellano como se expresaba de ella el Lic. Echeverría fue una gran admiradora de la compañera María Esther Zuno de Echeverría, jalisciense, símbolo de mexicanidad, amor a los campesinos y a la niñez.

Durante el vuelo a Hermosillo, se le acercó una mujer, amiga muy querida acompañada de su hijo, era Norma Meraz, le saludo afectuosamente. Como no habíamos previsto ningún transporte de Hermosillo a Magdalena, le ofreció transportarlo en su camioneta, por lo cual respire tranquilo.

Y llegamos a Magdalena al filo del mediodía, después de un largo viaje, el clima era seco y extremadamente frío, observamos esta tierra pródiga requemada por el sol, pero rica en historia. Al arribar al recinto “salón presidentes” donde se velaban los restos mortales de Don Luis una multitud se sorprendió, guardaron respetuoso silencio, se acercaron y lo saludaron con muestras de respeto y cariño, como Alicia Arellano Tapia y sus hijas Claudia Pavlovich hoy la única gobernadora del norte de México y Alicia Pavlovich. Es de notar que el Lic. Echeverría fue el único ex presidente que asistió a esta ceremonia.

Recordé en ese instante otro viaje singular que también lo acompañé, fue la histórica entrevista el 21 de octubre de 1974, entre el presidente de los Estados Unidos Gerald Ford y el presidente mexicano Luis Echeverría Álvarez. La entrevista se celebró en el

“salón presidentes” mismo lugar de honras fúnebres que le rindieron a Don Luis Colosio. Recuerdo que el presidente Echeverría le regalo una chamarra de piel. El presidente Ford en presencia de Henrry Kissinger le trató el tema del petróleo mexicano (los E.U. padecían los estragos del embargo petrolero de los países árabes) la Dra. Alicia Arellano Tapia presidenta municipal de Magdalena de Kino fue testigo.

La ceremonia finalizó en el panteón de esta localidad para inhumar en un sepulcro de honor a Don Luis Colosio.

Aquí no terminó el viaje. Recibí instrucciones de trasladarnos de Hermosillo a la ciudad de Tijuana, en esta visita conté con la valiosa ayuda de su amigo el Profesor Jesús Ruíz Barraza y el Ing. Fernando Hurtado, la finalidad fue rendir homenaje personal a su primer jefe el General Rodolfo Sánchez Taboada en el monumento erigido en su honor en la avenida que lleva su nombre.

Llegamos a Tijuana, nos recibe cálidamente Jesús Ruíz Barraza lo conduce en automóvil hasta el monumento. Una multitud lo esperaba, y alguien gritó “Luis Echeverría Arriba y Adelante”. No hubo discursos, simplemente ofrendas una ofrenda floral a su jefe inolvidable quien lo condujo por los laberintos de la política, la disciplina y el cumplimiento del deber y conciencia.

Fue un día memorable hace 10 años, donde sustentó su última brillante conferencia con la juventud de la Universidad de Tijuana, con quienes, establecido con ellos un diálogo fraterno.

Etiquetas
Mostrar más

Articulos Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close