México: crecimiento cero

172

La nueva Administración Pública, que llegó justamente hace un año aplicó el freno para la economía nacional: cero inversiones públicas, y el resultado la paralización del país.

Poco después de mediados del primer año de Gobierno, el propio Secretario de Hacienda Carlos Urzua, renunció, por sus desacuerdos con el resto del Gabinete Presidencial, según lo explicó en una carta muy clara, en ese sentido.

Y es que es necesario comprender que la economía tiene sus propias leyes, y manera de funcionar y que la única forma de crear empleos nuevos y que crezca la economía es mediante inversiones nuevas, tanto públicas como privadas.

Al no existir las nuevas inversiones el único resultado es el cero crecimiento de la economía, que es en lo que estamos; y esta situación no es nada agradable y aceptable porque el país llevaba un buen ritmo de crecimiento entre el 2 y 3% del PIB, de promedio, en los últimos tres sexenios, de Fox, de Calderón y Peña Nieto.

Ese nivel de crecimiento entre el 2 y 3% del PIB es importante, por cuanto la base económica de nuestro país ya es muy grande; hay que recordar que la economía mexicana llegó a ocupar el 10º lugar recientemente y se pronosticaba podría todavía obtener un mejor posicionamiento mundial dada su alta potencialidad, según lo pronosticaba la Agencia Waterhouse.

La clave del frenón en la economía mexicana fue la cancelación del nuevo aeropuerto internacional de Texcoco, que se había proyectado como la obra pública más grande de las últimas décadas, lo cual, junto con la cancelación de otras Reformas Estructurales que se habían aprobado ya por el Congreso de la Unión como la Energética, la Educativa, y otras, dio al traste con la economía nacional.

Esa rémora persistirá todavía no solamente el próximo año 2020, sino en todo el sexenio y aún después, y va a persistir durante mucho tiempo como un factor de estancamiento y de desconfianza de los capitales nacionales e internacionales en nuestro país.

El Secretario de Hacienda que renunció a este Gobierno, Carlos Urzua, así lo comprendió y se fue; es muy importante que las nuevas autoridades económicas del país tomen medidas y convenzan al Jefe del Ejecutivo de rectificar las políticas económicas equivocadas para poder regresar a un crecimiento acelerado.




Agregar un comentario