Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano enfoca su esfuerzo a la defensa de la Soberanía Nacional

108

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano,

Director General de Revista Macroeconomía

 

Siempre tranquilo, dueño de sí mismo, trabajando sobre su escritorio, escribiendo sobre México y sus grandes problemas, encontré al Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en su despacho de su casa, que fue la casa de sus padres, en la Ciudad de México.

“Aquí estuve hace 55 años a entrevistar a su señor padre, el General Lázaro Cárdenas Del Rio, en momentos difíciles para nuestro país”, le dije, estrechándole la mano.

Antes de entrar al despacho, que da a un jardín lleno de sol, con árboles y palmeras, presidido por un busto en bronce del ex Presidente Lázaro Cárdenas Del Rio, hice una reflexión sobre lo que han significado las acciones y políticas trazadas por aquél gran estadista y el seguimiento correcto, pulcro y leal que le ha dado su hijo primogénito el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, siempre actuando con dignidad y decencia.

“Aquí estuve, le dije al ingeniero Cárdenas, cuando su señor padre convocaba a la defensa de la soberanía nacional, entonces amenazada”.

El ingeniero Cárdenas sonriente, siempre amable y serio en sus expresiones, austero en las palabras.

“Lo conocí a Usted cuando era un joven ingeniero residente en la construcción de la Presa De la Villita, sobre el rio Balsas; acompañábamos en una gira de trabajo al ex Presidente de la República…”

“De entonces para acá ha pasado mucho tiempo, y la mayor parte de las advertencias y presagios que nos dijo entonces el señor General se han cumplido”, le expresé.

“Así es Mauro, ha pasado mucho tiempo desde entonces y aquí estamos, trabajando siempre por México”, dijo el ingeniero Cárdenas, con una sonrisa.

Al ver el libro que le llevaba yo, “Cárdenas por Cárdenas”, para que me lo dedicara, escribió:

“Para mi buen amigo Lic. Mauro Jiménez Lazcano, éstas letras de una vida entregada a la defensa de la soberanía nacional, con todo afecto. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, 1 de octubre de 2019.”

Eso es lo que alcance yo a percibir en él: Una preocupación profunda por la soberanía nacional que nuevamente se ve amenazada mediante nuevos esquemas

Me despedí y le deseé al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas mucha salud y mucho éxito en su esfuerzo permanente por servir a México.

Nuestro Director General, Lic. Mauro Jiménez Lazcano, con el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, en el despacho de su casa en la Ciudad de México, con un ejemplar de la Revista Macroeconomía que publica el homenaje del Senado al distinguido patriota mexicano; y una foto, que sostiene el Ingeniero, cuando el periodista Mauro Jiménez Lazcano entrevistó al General Lázaro Cárdenas del Río, en esa misma casa, en el año de 1963

 




Agregar un comentario