“No hay ningún partido ni ningún funcionario que pueda adjudicarse los cambios democráticos de México, de manera individual”: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano

109

INGENIERO CUAUHTÉMOC CÁRDENAS SOLÓRZANO: Señora Presidenta del Senado de la República.

Señores coordinadores de los grupos parlamentarios.

Señoras y señores senadores.

Muy queridos amigos todos.

Quiero, en primer lugar, agradecer la muy alta distinción de la que hoy se me hace objeto al imponer mi nombre a un salón de este recinto parlamentario.

Quiero agradecer de manera particular la iniciativa, la invitación y yo diría el haber forzado un poquito la mano del senador Dante Delgado, para que estuviéramos hoy aquí reunidos.

Quiero agradecer las distintas intervenciones y el cúmulo de elogios que han puesto sobre mi persona, respecto a los cuales debo decir que si en algo he podido contribuir es porque ha habido una muy importante toma de conciencia, respuesta y movilización del pueblo de México.

Los avances que hemos tenido a lo largo de estos últimos años en materia democrática se deben al pueblo de México fundamentalmente.

No hay ningún partido, ningún funcionario que pudiera o debiera adjudicarse estos cambios de manera individual.

Ha sido un esfuerzo colectivo, un esfuerzo colectivo que nos toca, eso sí diría yo a quienes estamos aquí presentes y a muchos otros que tienen reconocimiento por distintas razones, por habérselo ganado en los distintos ámbitos de la vida social, nos toca buscar de los muchos problemas que tiene el país, puedan, efectivamente resolverse.

El planteamiento que yo he venido haciendo y que he estado en este caso acompañado por muchos, no sólo acompañado sino alimentado en ideas, en iniciativas por muchos, ha sido para tratar de buscar las soluciones a los principales problemas del país.

Es lo que yo veo hoy por delante. Veo que debemos mantener una lucha, una lucha incesante por el rescate absoluto de la soberanía del país.

Me parece que esta es la tarea fundamental de partidos políticos, de grupos, de ciudadanos, de todos, para que podamos tomar decisiones sin interferencias del exterior y sin imposiciones, incluso de grupos internos, que sólo están buscando el beneficio de sus propios intereses.

¿Cómo podemos en este momento avanzar en este rescate de la Soberanía Nacional?

Tenemos que empezar por revisar dónde es que no podemos tomar decisiones con autonomía, en qué áreas, en qué sectores de la economía, en qué áreas de nuestra cultura, en qué ámbitos de la actividad social y tendríamos que ir poco a poco, poco a poco planteándonos cómo superar estas situaciones en cada uno de estos ámbitos.

Tenemos que mejorar la economía sin duda alguna, tenemos que buscar que se instrumente una política de crecimiento económico que pueda mantenerse en el largo plazo, pues los recursos son indispensables para invertir en todo lo que el país requiere para su desarrollo.

Tenemos que plantearnos, como nos lo hemos planteado quienes tenemos convicciones democráticas, la necesidad de que el valor fundamental de la democracia es la igualdad, sea un valor que prive en nuestra realidad social, es cómo buscar la equidad en esta sociedad hoy sumamente desequilibrad.

Cómo buscar aquellas medidas, aquellos programas, aquellas acciones que nos permitan una mejor distribución del ingreso y nos permitan, por lo tanto, que todo mexicano, todo habitante de nuestro país pueda llevar una vida digna, con desahogos y sin las presiones, sin las presiones de las carencias que puedan afectar la vida de familia, la vida de todos los días.

En este sentido, me parece que tendríamos que buscar cómo garantizar que los derechos que ya reconoce la Constitución puedan efectivamente ejercitarse.

Tenemos reconocido el derecho al trabajo, tenemos reconocido el derecho a la salud, el derecho al agua, en fin, una serie de derechos que no es posible, no hay una instancia, no hay un mecanismo, mediante el cual el ciudadano común y corriente pueda, pueda efectivamente, reclamar ante el Estado Mexicano, el ejercicio de ese derecho.

Tenemos, por lo tanto, qué pedir -se me hace que este es un escenario para ello, el Senado de la República- que se establezcan, que se creen los mecanismos para que efectivamente y de manera gradual, podamos universalizar todos estos derechos.

Y la igualdad llegará cuando todos estos derechos puedan ejercitarse y cuando tengamos, también habría que decirlo, una seguridad social de carácter universal.

Otro avance que tendríamos que plantearnos en la lucha por la soberanía, la lucha por la igualdad es, sin duda alguna, el cómo ampliar los espacios de nuestra democracia.

Se ha logrado, yo diría que en esta generación y éste es un logro importante, que haya respeto al voto.




Agregar un comentario