“La libertad de México y su avance educativo es inseparable de la autonomía de la UNAM”: Maestra Química Bertha Guadalupe Rodríguez Sámano, Secretaria General del AAPAUNAM y de la ANASPAU

271

Versión estenográfica de la Entrevista con la Maestra, Química Bertha Guadalupe Rodríguez Sámano, Secretaria General de la Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM), con el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de Revista Macroeconomía; 13 de septiembre de 2019.

 

Lic. Mauro Jiménez Lazcano (MJL) – Quisiéramos rogarle que nos dijera Usted en un resumen, ¿cuál es la situación actual de nuestra Universidad Nacional Autónoma de México, con la experiencia que Usted tiene y las perspectivas que se presentan ahora?

Bertha G, Rodríguez (BGR): Muy buenos días, Lic. Mauro Jiménez Lazcano, gracias por permitirme comentar con Usted algunas cuestiones; el Presente y el futuro de la Universidad Nacional Autónoma de México, como siempre lo ha sido, es un presente agitado; es un presente crítico, es un presente vanguardista, también y, el futuro que yo veo, es un futuro promisorio; ya lo decía el Doctor Narro: “no concebimos a un México libre, a un México educado sin una Universidad Nacional Autónoma de México”.

La Universidad Nacional, La UNAM, siempre ha sido un bastión en la crítica social; un bastión en la democracia; un bastión en la educación, el lugar que tiene en la educación nos permite poder ser líderes de opinión de alguna manera en la educación superior y en la media superior; la Universidad Nacional en este momento se encuentra por un proceso de termino de periodo del señor Rector del Doctor Enrique Graue y esperemos que esta transición pase con facilidad, siempre ha habido una serie de actividades que parecieran hacer a la Universidad Nacional violenta, pero no lo es; es crítica, no es quieta, no es tranquila, es una universidad llena de jóvenes, 360 mil alumnos; 38 mil académicos, 32 mil administrativos, es una población enorme, diseminada a lo largo de toda la República y con los Centros de Extensión de  Educación, ahora en el extranjero, pues es una universidad, la mayor universidad de México, la mejor Universidad de Iberoamérica y de América Latina, de tal manera que no podemos permitir señalar a la Universidad como un ente poco creativo, al contrario, creo que el futuro de la Universidad es un futuro exitoso; creo que el futuro de la Universidad será un futuro que traiga paz, que traiga educación, que traiga tranquilidad a nuestro México, que tanto lo necesita.

 

MJL. – Importantísimo, se aproxima como Usted lo mencionaba el periodo de renovación de la rectoría; ¿el AAPAUNAM participa en alguna forma en este proceso?

BGR. – AAPAUNAM como Usted me lo pregunta si participamos, bueno, indirectamente participamos, porque la Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM que me honró en dirigir, es un sindicato gremial de académicos; como gremio, pues si nos atrevemos a ir a la Junta de Gobierno a comentarle a los miembros de la Junta de Gobierno lo que AAPAUNAM piensa al respecto de un término de periodo y de una posible candidatura para la rectoría; yo esperaría y lo digo con sinceridad que fuese uno de los candidatos el Doctor Enrique Graue

El Doctor Enrique Graue, ha sido un rector conciliador, ha tenido una naturaleza como cada quien diferente y le ha impuesto a la rectoría un sentido humanista, que no es que los demás no lo tuvieran, sino que, con la convulsión que tiene ahorita la Universidad creo que ha sido satisfactoria la actitud conciliatoria de nuestro señor rector; por otro lado respondiendo a su pregunta, participamos en lo individual como académicos y como gremio, en lo laboral, para no permitir que haya inestabilidad en el personal académico, para obtener las mejores condiciones del personal académico; de tal manera que nuestra participación mas bien se dirige hacia lo individual y dando un diagnostico de qué nos gustaría como gremio para la rectoría.

MJL. – Perfectamente, muy interesante eso, y a mi me parece que, dentro de la modernidad que ha entrado nuestra universidad, ya sería tiempo de que el AAPAUNAM formara parte del Consejo Universitario, ¿hay posibilidad de ello?

BGR. – Bueno, Usted ha tocado un punto muy sensible para AAPAUNAM, distinguido Licenciado, nosotros hemos hecho la petición hacia el Secretario del Consejo Universitario, es el Doctor Lomelí para que lo presente al pleno del Consejo; yo creo que por equidad deberíamos de estar representados como gremio, no como personal académico, porque como personal académico tenemos grandes representantes ahí, grandes Consejeros, pero como gremio sí deberíamos de tener una representación; porque en el Consejo Universitario, nuestra máxima autoridad en la Universidad se determinan por ejemplo, nuevos planes y programas de estudio; se revisa el presupuesto de la Universidad, se determina la planeación de la Universidad y se toman decisiones en las cuales definitivamente el personal académico tiene que participar y el gremio, la Asociación Autónoma del Personal Académico tiene mucho que decir; y en este momento por equidad, porque debo de decir con todo respeto, que si hay una representación de los administrativos, debería de haber una representación gremial del personal académico y ese es una de los proyectos que tenemos para continuar pugnando porque si estemos en el Consejo Universitario en virtud de que la actualización del Consejo Universitario debe de tener una modificación al respecto de la representatividad, si tenemos dos sindicatos, pues debemos de estar representados gremialmente y, debo de decirle que aun ahora y así será porque eso no lo vamos a permitir de otra manera detentamos la titularidad del contrato colectivo; somos los representantes legítimos del personal académico en cuestiones laborales, en cuestiones legales y de acuerdo a la legislación universitaria a la que respetamos enormemente.

 

MJL. – Claro, es una posición clarísima y a la que a mi me parece como periodista, muy justa y adecuada para el momento actual de nuestra universidad, y ya que se toca el punto quería yo preguntarle, ¿qué propuestas podrían hacerse hacia el futuro de la Universidad? ¿cuáles son los tintes débiles en este momento de nuestra Universidad? ¿cuáles son los puntos débiles que deben corregirse y modificarse y qué primeros proyectos, quiero decir en forma relativa a lo administrativo a la funcionalidad de nuestra Universidad podría proponer AAPAUNAM o en qué se está pensando en este momento?

BGR – Bueno, precisamente pensando en una actualización de la Universidad, en un avance en la Universidad, ciertamente la legislación universitaria es un poco rígida como las leyes, de tal manera que hay que saberla aplicar; pero también decía un buen amigo abogado, “hay huecos, hay silencios legales que se pueden  utilizar”; yo no pensaría que tiene puntos débiles la Universidad, lo que yo pensaría es que hay puntos en los cuales debemos avanzar con una modernidad, adecuarnos a una realidad; adecuarnos pues, a un nuevo Gobierno definitivamente que indica cierto camino hacia la democracia; en este sentido yo quiero ser muy enfática por lo siguiente: la gente creé que modernizar la Universidad, quiere decir modernizar la junta de Gobierno, yo creo que toda nuestra estructura jurídica le ha dado a la Universidad estabilidad; la Junta de Gobierno son quince notables que dirimen, que trabajan, que revisan quién es el mejor dirigente tanto en facultades, escuelas, centros e institutos así como en la rectoría, de tal manera que yo creo que corresponde más bien al personal académico y a la comunidad universitaria en lo general participar; pero participar con un espíritu universitario, no detractando al de al lado, no detractando al vecino, al contrario, pensando en nuestra institución porque finalmente la UNAM es nuestra fuente de trabajo y un México que quiere avanzar como quiere el señor Presidente, es un México con educación, es un México donde tenga cabida todo mundo, un México integral, un México que integre a toda la comunidad que no sea discriminatoria y eso ya lo dice nuestra legislación, o sea no es nuevo, nada más hay que darle cabida a que se cumpla; reitero, no creo que haya puntos débiles, pero si la Administración debe de flexibilizarse para darle cabida a tener un avance mucho más fácil, mucho más sencillo en los trámites administrativos a la Universidad; sin embargo, yo no coincido por ejemplo, con lo último que se está diciendo de que todo mundo pueda entrar a la Universidad, la Universidad tiene sus reglas y ahí es donde tenemos que defender la autonomía; ahorita en este año estamos cumpliendo 90 años de la autonomía de la Universidad Nacional y la autonomía es lo que le ha dado camino a la Universidad…

 

MJL. – En el 29 verdad?

BGR. – En el 29 y estamos cumpliendo 90 años, ahorita hay una serie de eventos muy interesantes para festejar la autonomía de la Universidad; yo creo que deberíamos de defenderla, por qué, porque precisamente su autonomía es la que le ha dado viabilidad a la Universidad, pero esa autonomía le permite a la propia Universidad, adecuarse a los cambios gubernamentales; si perdemos la autonomía, entonces, ya no somos autónomos, ya estamos bajo la tutela de alguien, que puede no ser malo, yo no lo dudo, pero la autonomía le ha manifestado a la Universidad esa libertad, le ha dado esa libertad a la Universidad de adecuarse a los cambios que se han tenido, tanto cambios generacionales como cambios gubernamentales y eso es muy importante, yo creo que eso es muy importante, de tal manera que…

 

MJL. – Fue una lucha que se llevó a cabo durante mucho tiempo.

BGR. – Y por la comunidad  universitaria, porque no fue una lucha de gobernantes, no fue una lucha de directivos, fue una lucha de alumnos, fue una lucha de comunidad universitaria; yo quiero  que la comunidad universitaria debe de defender esa autonomía, porque liberar totalmente a la Universidad no implica un avance; no discriminamos ni por religión, ni por sexo, ni por gusto, al contario, pero eso ya lo dice nuestra legislación, entonces, una aplicación adecuada de la legislación permite que la Universidad camine, por eso creo yo que no  hay debilidades, mas bien hay omisiones; hay omisiones de aplicación de la Ley, eso es lo que yo pienso, eso es lo que yo creo.

 

MJL. – Me parece un planteamiento muy justo, muy exacto.

Le preguntaba yo a Usted querida Maestra que, cómo veía Usted el futuro de nuestra Universidad y Usted me dice que, lo más importante es preservar la autonomía; recientemente hubo un proceso de ratificación del cargo que Usted tiene, quería yo que nos hablara un poco de eso, cómo fue y la importancia que tiene el AAPAUNAM en la vida de nuestra Universidad, cuántas personas lo integran .

BGR. – Si gracias licenciado, pues en relación a esta situación quiero comentarle que fue una gran preocupación desde el sexenio pasado para la Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM, el cambio en la Ley Federal del Trabajo en  la cuestión de justicia laboral estuvimos muy atentos con el entonces Secretario del Trabajo tanto con el Maestro Navarrete Prida como con el Maestro Campa Cifrían, al respecto del camino que iba a tener las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo y participamos en la Cámara de Diputados con algunas propuestas, con algunos documentos, estuvimos muy cercanos, finalmente el primero de mayo de este año se publica la Nueva Ley Federal del Trabajo; y si bien es cierto tiene mucha ambición en el sentido de poner a participar a aquellos chicos que no tienen trabajo, que no estudian que es el proyecto de la Señora Secretaria actual de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, también es cierto que vinieron cambios serios y muy profundos en la cuestión de las relaciones laborales al respecto del estatuto que norman los sindicatos, Yo entiendo perfectamente que haya una necesidad de verificar a los sindicatos y el trabajo, pes es iniciar con el estatuto de cada uno de los sindicatos y trabajar hacia el seno de cada uno de ellos para verificarlos, para certificarlos.

Hay gente que ha hecho maldades, tener contratos colectivos de protección y cosas por el estilo, que no es el caso de la Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM; la democratización como se menciona en el actual Gobierno es cierta y es prudente; de tal manera que en la Asociación Autónoma del Personal Académico, yo termino en septiembre, terminaba en septiembre mi periodo y de acuerdo al estatuto tenia yo que sacar la convocatoria y quisimos hacer un programa piloto, un plan piloto, una estrategia piloto acercándonos hacia la elección del Comité Ejecutivo respecto de la democratización que la cual habla la Ley Federal del Trabajo y entonces lo hicimos por urna; AAPAUNAM está conformado por ciento diecisiete academias, por 117 colegios de profesores a lo largo de toda la república, entonces pusimos urnas en cada uno de los centros de trabajo  en donde tenemos personal académico afiliado; nuestros afiliados son hasta el día de hoy 29 mil 280 de 38 mil, el resto es mucho personal académico flotante, tienen seis meses contrato, seis meses no o entran como eventuales y luego se retiran, pero pues nuestra idea es afiliar a todo el personal académico, por supuesto que ya no existe la clausula de exclusión, en donde dicen, pues si te contratan como personal académico, perteneces al personal académico.

Ahora, la Ley Federal del Trabajo habla al respecto de poder abrir las puertas a la conformación de cualquier sindicato y nosotros lo respetamos; con veinte miembros se puede ir a registrar un grupo de personas que quieren conformar un sindicato; bueno, perfecto ahí están, que bueno, es democracia y la respetamos; pero sí quiero defender la titularidad del contrato colectivo del trabajo y de la representación de AAPAUNAM, porque tenemos la mayoría y nosotros hemos pugnado durante mucho tiempo por la estabilidad del personal académico que yéndome hacia la pregunta anterior, podría ser una debilidad de la Universidad, pero no lo es; porque la única forma de ser estable en la Universidad como lo sabemos todos los académicos de carrera, yo tengo 45 años en la Universidad, es a través de un concurso de oposición abierto; quien no ha hecho un concurso de oposición o quien no lo ha solicitado evidentemente es inestable, pero eso es lo que estamos nosotros trabajando, un programa para estabilizar al personal académico de la UNAM, no es sencillo, porque depende de un presupuesto que no depende de la UNAM sino de Hacienda y Crédito Público, de tal manera que tenemos que paliar con esa circunstancia; la actualización del personal académico, no es sencilla, porque el personal académico se debe a la docencia, a la investigación y muchas veces no se tiene todo el presupuesto para que ellos se vayan a capacitar sin costo para el académico; ese es uno de los problemas a los que nos enfrentamos;  pero los vamos sacando adelante definitivamente; entonces haciendo un programa, retomando un programa piloto hicimos el registro de la planilla, nosotros nos registramos como Comité Ejecutivo, efectivamente fuimos el único registro, pero estuvo abierto, se publicó hasta en el periódico, quien quiso participar, participó, fuimos planilla única, efectivamente, pero hicimos un programa, un proyecto llamémosle un piloto, un plan piloto para acercarnos hacia la democratización de la Universidad y del propio sindicato como lo indica la Nueva Ley Federal del Trabajo y bueno, estuvo agradable, estuvo bien, se hizo en tiempo y forma, se depositaron los votos personales, secretos, directos en las urnas, se hizo tal cual dice la Nueva Ley Federal del Trabajo.

Por lo pronto tengo cuatro años más de Secretaria General con el Comité Ejecutivo que me acompaña y dentro de cuatro años haremos, después de revisar los estatutos lo conducente, si es prudente buscaré tener otro periodo, sino pues yo regreso a las aulas y no hay ningún problema.

 

MJL. – Perfectamente Maestra, que clara exposición, le agradezco.

Estimadísima y muy querida Maestra, quisiéramos ya no tomar  de su tiempo porque sabemos que esta Usted siempre muy ocupada, esta Usted como se dice en el “ojo del huracán”, y quería yo queridísima Maestra que Usted nos hiciera una conclusión de ¿cuál es el papel del personal académico en la Universidad que realmente es el papel fundamental digamos, el máximo y, que nos dijera Usted también cómo ve Usted la participación, la misión de nuestra gran Universidad Nacional Autónoma de México para el presente y el futuro de nuestro país? ¿qué o cómo tiene nuestra Universidad que hacer a favor del desarrollo, del bienestar, del progreso de nuestra gran nación mexicana?

BGR. – Gracias, muchas gracias, Licenciado Jiménez Lazcano; bueno, la pregunta es muy amplia, la pregunta es amplia y le permite a uno comentar la siguiente: Ya nuestra legislación universitaria a la que reitero no nada más respeto sino amo con todo el corazón, que le da estabilidad a la Universidad, dice que la misión del personal académico es formar mexicanos útiles a la sociedad, de tal manera que el compromiso de la Universidad con la sociedad mexicana es enorme, porque estamos formando mexicanos útiles a la sociedad y ligándolo, enlazándolo con lo que el señor Presidente quiere es tener un México en paz, tener un México legal, tener un México democrático, tener un México que cumpla con su misión y rescatar a los más desprotegidos, de tal manera que la forma de rescatar a los más desprotegidos desde el punto de vista de la Universidad y del mío propio, yo creo, no hablo por la Universidad sino por el concepto que tiene Bertha Rodríguez al respecto de la misión del personal académico es formar a estos alumnos, formar a estos profesionistas que puedan defender el México libre, en paz, fuera de cualquier mala influencia, que nosotros pudiéramos tener, ¿no?; México no puede avanzar si la comunidad universitaria que está en manos de nosotros no es una comunidad universitaria comprometida con la sociedad, comprometida con los valores sociales, Ahora, cómo puede trabajar la Universidad, pues precisamente la Universidad, es una institución de educación superior en donde tenemos que exaltar y enaltecer los valores humanos, los valores que permitan que la Universidad cumpla con esa misión para con la sociedad; la docencia, la investigación y la extensión como objetivo sustantivos de la Universidad implica ese compromiso del personal académico para la formación de los alumnos; hay que formar a los alumnos, no educarlos, porque la educación viene desde casa, es formarlos; formarlos como profesionistas con valores, con principios, con ética, de tal manera que los propios académicos tienen que tener un código de ética, un código de comportamiento, una forma de impartir la clase sí con libertad de cátedra pero no con libertinaje, hay que ceñirnos a las leyes, por eso es que yo defiendo la legislación universitaria en el sentido de decir “sólo se ingresa a través de COA”, a través de Concurso de Oposición Abierto para demostrar mis habilidades; tenemos que tener habilidades hasta histriónicas como académicos, pero debemos de formar al alumno en un código de ética y en un comportamiento universitario.

Lo que ha estado sucediendo en la UNAM no es de universitarios, no es de gente con ética; cómo es posible que hayamos hecho una manifestación contra el porrismo y terminemos como “porros de segunda”; no es posible, esos no son universitarios, es gente infiltrada que viene a lastimar a la Universidad para que no seamos la mejor Universidad; qué tenemos que hacer, pues defender a nuestra universidad a través de los diferentes centros de trabajo diciéndole a los alumnos: esto es un universitario, esto es un profesionista y éste es el código de ética; de tal manera que vamos a hacer todo lo posible por trabajar el código de ética y acabar con toda esa violencia interna que traen pues la gente que no ha podido salir adelante; porque yo creo que es un enojo contra la sociedad porque no se les ha dado cabida, pero pues no podemos darle cabida a todo mundo.

AAPAUNAM tiene en sus manos de la alianza de las Universidades por la paz la misión de publicar, de hacer del conocimiento de las instituciones de educación superior la “Cátedra por la Paz” y no ha sido sencillo porque los propios alumnos y los propios profesores, no les interesa, por qué, pues si no son estables en su trabajo, no les interesa avanzar hacia otros caminos, hacia otros rumbos, de tal manera que, si nosotros estabilizamos al personal académico que ya tiene, 10, 15 o 20 años en la UNAM y son interinos, podemos decirle, venga, ahora vamos a trabajar la parte de ética, la parte profesional, la parte de avance sobre los alumnos y entonces si cumplir con la misión de la Universidad, porque no se está cumpliendo lamentablemente; trabajando investigación y la extensión en bien de la sociedad, esa es nuestra misión, no nada mas representar sindicalmente a un maestro; trabajar a la comunidad para poder servir a la sociedad y llevar al México que queremos que es un México estable, un México sin violencia, educado para poder trabajar adecuadamente hasta con lo que ahora le llaman “terrorismo fiscal”, pues cuál terrorismo, tienen razón, hay que pagar nuestros impuestos, pero hay que ver que se reflejen en el bienestar de la sociedad, no nada mas pagar por pagar.

 

MJL. – Que se retorne.

BGR. – Es el retorno, es la respuesta del Gobierno hacia la sociedad; lo que no quiero es que nos ahoguen a los que trabajamos, porque no somos corruptos, somos gente que trabaja, el académico no es corrupto es trabajador…

 

MJL. – Es el que da.

BGR. – Es el que da sin esperar recibir, porque es una misión.

 

MJL. – El académico no toma, da.

BGR. – El académico no toma, el académico da, forma, está comprometido con la sociedad y eso es lo que tenemos de hace.

 

MJL. – Y con él mismo, predicar con el ejemplo.

BGR. – Claro, es predicar con el ejemplo y para tener ejemplo hay que tener tranquilidad y no la tenemos, hay angustia.

 

MJL. – Que cátedra nos ha dado Usted Maestra, siempre y la vamos a reflejar con nuestro público, vamos a estar en nuestra edición próxima y también vamos a estar en Internet, nosotros tenemos miles de visitas por Internet y vamos a proyectar esta entrevista magnífica, aleccionadora y muy gratificante, muy señera, muy patriótica, muy universitaria; así que por nuestra raza hablará el espíritu.

BGR. – Y el pluralismo ideológico es la esencia de la Universidad.

 

MJL. – Estimadísima Maestra Bertha; se me había pasado preguntarle sobre su representación, más allá todavía del AAPAUNAM, ¿cómo funciona esa organización y para qué es?

BGR. – Si Licenciado, a la Asociación   Autónoma del Personal Académico de la UNAM por ser la representante del personal académico en la UNAM, tiene la representación de la Asociación Nacional de Sindicatos de Personal Académico de las Universidades de toda la República, es ANASPAU; esta ANASPAU pertenece a la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios; y yo soy la Secretaría General de ANASPAU; de alguna manera es un honor para la Universidad Nacional Autónoma de México y para mí en lo particular, porque llevamos el bastión de las instituciones de educación superior y siempre la opinión de AAPAUNAM para todos y cada uno de los sindicatos  del interior de la República de los académicos que agremia o reúne a los académicos es muy importante, porque habla del camino que debemos de seguir en el ámbito de la educación.

Además la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios tiene un lugar en la Junta Directiva del ISSSTE, en la cual, yo soy la que participa como representante de este sindicato, formo parte de la Junta Directiva del ISSSTE gracias a la representación como Secretaría General en ANASPAU y en AAPAUNAM; de tal manera que, para AAPAUNAM es un honor poder participar en estos dos organismos, tanto en la Junta Directiva del ISSSTE ahorita tan preocupada por lo que ha sucedido de los comentarios del Doctor Mireles, como la representación ante toda la sociedad de académicos a nivel nacional, de alguna manera ligado a la Alianza de las Universidades por la Paz.

 

MJL. – Maestra; y ¿de qué cantidades de académicos estamos hablando tanto de ANASPAU mas de AAPAUNAM?

BGR. – 380 mil maestros académicos, que son derechohabientes del ISSSTE y son a los que yo represento

 

MJL. – Una cifra enorme y fantástica, que revela el gran avance educativo universitario en nuestro país.

BGR. – Y la posición que guarda la UNAM a nivel nacional, así es.

 

MJL. – Pues felicidades, Maestra, Usted le está haciendo el bien a México y a todo el sector académico y universitario, la felicito Maestra, ha sido para mi un placer este contacto que Usted me ha permitido y que me ha abierto la luz, sobre los avances universitarios de nuestro país.

BGR. – Al contrario, mil gracias a Usted por esta oportunidad, encantada. Gracias.




Agregar un comentario