La validez del Estado de Derecho en el capitalismo contemporáneo

89

– “Jorge Fuentes Morúa. Obra reunida”.

 

 

Teje un lápiz con los hilos de sombra

que separan los hilos materiales del estambre.

Luego, descansa sobre tanta luz.

Hassan Ibn al-Rawiya

El libro “Jorge Fuentes Morúa. Obra Reunida”, compilado por Cristina Arias y quien escribe estas líneas es expresión de quién fuera un intelectual orgánico por el cambio histórico, por la transformación del sistema capitalista.

En su vida militante fue abogado defensor de presos políticos, fundador del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) y Profesor Titular en dicha Universidad. Asesor en cuestiones jurídicas en los Acuerdos de San Andrés, entre otras actividades de solidaridad que realizó en su fecunda vida.

La reconfiguración del mundo contemporáneo corre paralela a la crisis civilizatoria en curso; expresión decadente de factores políticos, económicos y culturales que vulneran la cotidianidad de millones de personas. La dominación capitalista no logra su continuidad sin el recurso de la guerra; flagelo incontrolable por las instancias internacionales -Organización de las Naciones Unidas (ONU), principalmente- dominadas por las potencias occidentales y del Oriente Tardío. La internacionalización del capital arrolla fronteras y reduce los marcos soberanos de los estados nacionales. La gran corporación recibe flujos de capitales nacionales e internacionales y, esto, sin serlo, se presenta como cambio esperanzador para las mayorías oprimidas del mundo. Éstas, sin organicidad, resisten socialmente.

La apelación comunitaria no alcanza a conformarse en comunidad política; el germen es simiente organizacional a largo plazo; sean movimientos sociales, mujeres en lucha, migrantes internos e internacionales, pacifistas o luchadores por la diversidad sexual; todos poseedores de enorme potencialidad política avanzan y retroceden entre los efectos del aislamiento sistémico y la necesidad creativa de organizar horizontal y democráticamente la complejidad de las fuerzas sociales transformadoras.

Es ese el mundo que le tocó vivir y analizar a Jorge Fuentes Morúa; no desde la mirada del intelectual bibliográfico, sino desde la pasión del intelectual militante culto, universal. En su visión y práctica políticas abordó temas diversos: cultura, ciencia, la razón indígena, derecho, urbanismo y más; los tres últimos son materia de esta presentación. Por cierto, los rubros comentados no agotan la rica diversidad de la obra reunida. En la misma cabe observar que los análisis concreto-históricos son permeados por la abstracción teórica que nutre el propio concreto materializado (pueblo, clase, etc.); ello regularmente culmina en episodios o procesos de la realidad de México, en el contexto del momento histórico que se trate.

Abordar el pensamiento jurídico de Jorge Fuentes Morúa demanda una inmersión en lo complejo histórico que va a derivar en lo concreto social en un recorrido que se nutre de fuentes jurídicas primigenias. Rastreo que lleva un norte: analizar la validez del Estado de Derecho en el capitalismo contemporáneo; plano controversial abordado con erudición. No deja de estar presente sin constituir un punto de partida histórico, el derecho natural, cuyo tratamiento merece reserva por nuestra parte. También gravita la construcción de un orden jurídico en el que no está ausente la conflictividad social, básicamente con proyección al México de hoy.

La Segunda Sección de la recopilación aborda la presencia indígena en México, con particular dedicación a la insurgencia zapatista; se realiza una revisión de los orígenes del movimiento, su desarrollo y perspectivas políticas; todo tratado con fuentes fidedignas analizadas en el espectro histórico de las vastas luchas sociales ocurridas en el país, búsqueda de las raíces sociohistóricas de los derroteros actuales.

La importancia y valor de la autonomía fueron plasmados en los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, en 1996; no aprobados por el gobierno nacional y cuya concreción se hace efectiva en las Juntas del Buen Gobierno. Entre el plan magonista y los acuerdos mencionados median noventa años, a la fecha más de veinte de incumplimiento; amplio lapso que no ha bastado a la burguesía mexicana y a los sucesivos gobiernos nacionales para encarar a la nación indígena; cuando el discurso no es veraz la realidad lo desmiente.

La cuestión urbana tiene un tratamiento privilegiado en el discurso de Jorge fuentes Morúa, con apoyo en autores marxistas. Cabe mencionar al trípode intelectual conformado por José Revueltas, José María Arguedas y Henry Lefebvre. A destacar la novelística de los dos primeros: trabajada con amplitud y detalle la obra del mexicano. Ambos escritores fueron referentes políticos en la vida, también en la muerte de Jorge. Fundamental en la comprensión de Lefebvre es entender la ciudad como obra de arte.

La idea central del Lefebvre no remite a la ornamentación de los espacios de la ciudad; si bien la obra artística embellece, el disfrute humano es el núcleo de una disputa frente a la voracidad inmobiliaria; romper el aislamiento es el desafío, la belleza a lograr en la ciudad nueva. A su vez, en Revueltas tal fenómeno se despliega en la reducción humana que significan los muros de la prisión que a él le tocó vivir. Frente al cosmopolitismo devastador se destaca en Arguedas la importancia del lenguaje; afirmación y resistencia. Arguedas hablaba quechua.

Cerrar estas líneas da paso al lector a internarse en el pensamiento de Jorge Fuentes Morúa, a compartir una reflexión teórica-práctica, a pensar y transmitir cursos de acción política con improntas de cambio y libertad.

Distribución gratuita por la Universidad Obrera de México.

Por  José María Martinelli,

Profesor Titular, UAMI




Agregar un comentario