AMLO, no perjudicó a la Bolsa Mexicana de Valores

84

– 2018, año “atípico y negativo” en el mundo.

José Oriol Bosch, director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), comentó que la caída de 15 por ciento que ésta sufrió durante el presente año se debe de analizar en un marco de un escenario de retrocesos en los mercados bursátiles de los cinco continentes y no sólo a decisiones y anuncios del gobierno; Este 2018 ha sido “atípico y negativo”, aunque en el caso de México el mal desempeño de la BMV no puede atribuirse solamente a decisiones y anuncios del gobierno ahora en funciones

“Estamos experimentando una desaceleración económica global. Analistas internacionales señalan la posibilidad de una nueva recesión en Estados Unidos durante los dos próximo años, estamos viendo guerras comerciales entre China y Estados Unidos, en Europa hay volatilidad por el Brexit, lo cual ha motivado una fluctuación en los commodities de hasta el 30 por ciento en los dos últimos meses, en el caso del petróleo”, enlistó el Presidente de la BMV

En la primera mitad del año el comportamiento de la Bolsa Mexicana fue mucho más estable y después de las elecciones del 1 de julio reaccionó con tranquilidad. “Luego hubo una serie de eventos que generaron más volatilidad en el mercado, como el caso del aeropuerto (el anuncio de su cancelación), algunos comentarios como ajustes a tarifas bancarias, preocupaciones del sector minero”, sin embargo consideró que “son cosas que se van a ir resolviendo”.

Respecto al desempeño de la Bolsa tras el anuncio del Proyecto de Presupuesto del gobierno federal para 2019, Oriol Bosch dijo que “había mucha preocupación por el plan que se iba a presentar el pasado fin de semana, y creo que fue un presupuesto dentro de lo esperado, bastante confiable y acorde con la actualidad el país, no hubo sorpresas mayores, por lo que la reacción de los mercados fue bastante positiva”.

En la sesión del pasado 17 de diciembre, la BMV perdió 2.35 por ciento, un desempeño ligado al mercado estadounidense, que cerró con un importante ajuste ante la preocupación de los inversionistas por una desaceleración económica en 2019. De acuerdo con analistas, los inversionistas asimilan la información del paquete presupuestario para el año entrante y que, en general, se recibió en línea con las expectativas.

Oriol Bosh recordó que tras la revisión a sus expectativas de crecimiento para el país por parte de las principales calificadoras, sólo Fitch modificó la expectativa de neutral a negativa, “lo que nos indica que no ha habido hasta el momento ningún motivo para ajustar la calificación crediticia, lo cual es buena señal”.

Respecto al pronóstico de crecimiento económico de la Secretaría de Hacienda para 2019, de alrededor de dos por ciento, dijo que genera confianza y credibilidad para el sector privado. Recordó además que “el crecimiento en cada inicio se sexenio es generalmente menor, debido al periodo de transición”.

En este contexto consideró que la entrada en vigor del nuevo gobierno presenta una oportunidad para el sector empresarial de aprovechar “las nuevas oportunidades que se presentan, ya que el nuevo gobierno va a requerir financiamiento para los proyectos que busca emprender, y éste puede venir de la Bolsa”.




Agregar un comentario