“Entregamos buenas cuentas en la estabilidad económica, en el crecimiento y en el desarrollo social de nuestro país”: Enrique Peña Nieto

167

Al participar en el Foro de Alcaldes por la Nueva Agenda Urbana, ONU-Hábitat-INFONAVIT, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que “a tres semanas de que concluya esta Administración, entregamos buenas cuentas en la estabilidad económica, en el crecimiento y en el desarrollo social de nuestro país”.

“Hoy, México tiene una economía estable, brinda certidumbre y es atractivo para la inversión, tenemos más empleo, mayor financiamiento y un crecimiento sostenido. Hoy, el país tiene los menores porcentajes de pobreza y de carencias sociales desde que se tiene registro”, destacó.

Subrayó que “son avances importantes que le pertenecen a todos los mexicanos, y nos corresponde a todos seguir trabajando para mantener este rumbo firme de prosperidad y desarrollo para nuestra nación”.

En el evento, el Primer Mandatario refirió que “durante décadas, nuestro país realizó importantes avances en la promoción de su desarrollo, y a pesar de ello hacía falta dar algunos pasos fundamentales para detonar plenamente el potencial de nuestra economía”.

Se trataba, dijo, “de poner en marcha una agenda de transformación largamente aplazada. Su concreción e implementación guió a nuestro Gobierno a lo largo de este sexenio, y para lograrlo, impulsamos un programa económico basado en cuatro pilares: mantener la estabilidad macroeconómica; impulsar el crecimiento y la productividad, removiendo barreras legales e institucionales; continuar con la apertura comercial de México al mundo; y potenciar el desarrollo regional, a través de mejor infraestructura e incentivando la inversión en zonas históricamente rezagadas”.

El Titular del Ejecutivo Federal dijo que “la propuesta fue conformar un círculo virtuoso de desarrollo en beneficio de las familias mexicanas”.

Este círculo virtuoso de desarrollo, resaltó, “es la mejor herramienta que tenemos para acabar con la desigualdad y brindar mejores oportunidades de superación para todos”.

“El México que queremos es un país donde nadie se quede atrás, y donde cada mexicana y mexicano tengan la oportunidad de encontrar espacios de realización personal en cualquier parte de la geografía nacional”, enfatizó.

Indicó: “construir un piso parejo de bienestar fue una de las metas planteadas desde la campaña, y me siento muy orgulloso de haber avanzado en este propósito”.

El Presidente Peña Nieto detalló que la estabilidad económica es, sin lugar a dudas, “una condición necesaria para lograr cualquiera de los otros objetivos señalados. Se trata de generar condiciones de certidumbre a través de una política fiscal prudente, inflación baja y un entorno propicio para los negocios, con el fin de alentar la inversión y cuidar el patrimonio de las familias”.

Agregó que en la búsqueda de este objetivo “se tienen que enfrentar, por supuesto, variables que están fuera del control directo de un Gobierno. La manera en que la política pública reacciona ante factores imprevistos es lo que determina la permanencia o la pérdida de la estabilidad, y un ejemplo claro de lo que estoy refiriendo fue nuestra respuesta ante la caída, hace cuatro años, de más de 70 por ciento de los precios del petróleo, que hasta ese momento era la principal fuente de ingresos del Estado”.

Recordó que esta situación “presentó un enorme reto para México, que pudo superarse gracias a dos medidas oportunas: primero, la Reforma Hacendaria o Reforma Fiscal, que había sido aprobada un año antes y que nos permitió fortalecer la recaudación de impuestos. Gracias a ello, los ingresos tributarios alcanzaron en el sexenio niveles máximos que no se habían visto en prácticamente medio siglo, en los últimos 48 años. Y segundo: llevamos a cabo un importante esfuerzo para ajustar el gasto del Gobierno, equivalente a más de 300 mil millones de pesos en los ejercicios fiscales 2015-2016 y 2017”.

“Esto nos permitió tener, por primera vez en casi 10 años, un superávit primario; es decir, ingresos superiores al gasto general del Gobierno”, señaló.

El Presidente Peña Nieto mencionó que “el control del gasto público, junto con un entorno de mayor competencia que llevó a precios más bajos, en particular en el sector de las telecomunicaciones, contribuyeron a mantener una inflación baja a lo largo del sexenio. De hecho, la más baja en los últimos 48 años, una inflación promedio del orden de 4 por ciento”.

Refirió que “haber cuidado las finanzas públicas contribuyó a dar certidumbre y confianza, y con ello a generar las condiciones necesarias para fomentar las actividades productivas”.

Destacó que un indicador de esto “lo vemos en los niveles históricos de inversión. De hecho, en este sexenio vamos a romper, por primera vez, la barrera de los 200 mil millones de dólares de Inversión Extranjera Directa”. Agregó que “lo mismo ocurre si vemos la inversión total, es decir, la llevada a cabo por el sector público y el sector privado, la cual también se encuentra en niveles históricos”.

Resaltó que “este crecimiento fue fuertemente impulsado por el sector privado, lo que ha liberado recursos públicos que se han podido destinar a programas de la política social”. Resaltó que “el entorno de estabilidad mantenido a lo largo del sexenio, junto con el paquete de Reformas en el sector económico, generaron un ambiente propicio para el crecimiento económico”.

El Titular del Ejecutivo Federal indicó que “la creación de empleos es, probablemente, el indicador que mejor refleja cómo se ha logrado un impacto positivo en la economía de las familias mexicanas”. Señaló que “al alentar la inversión, la competencia y la generación de puestos de trabajo, las Reformas ya benefician de manera directa a la sociedad”.

“Al finalizar este sexenio se habrán generado más de 4 millones de empleos con prestaciones, una cifra muy superior a la suma de los dos sexenios anteriores juntos. Más empleo significa ingresos estables para las familias, lo que les permite incrementar su patrimonio y tener acceso al financiamiento. Es por ello que en los últimos años hemos visto niveles máximos históricos en la compra de vehículos, en el turismo nacional, en la adquisición de teléfonos celulares, en las compras a través del internet”, señaló.

Añadió que “la mayor competencia en el sector financiero se ha reflejado en menores tasas de interés, lo que contribuyó a que el crédito interno alcanzara el 34 por ciento con respecto al Producto Interno Bruto, algo que no ocurría desde antes de la crisis de los años 90”.

Destacó que, “apoyada en este entorno de certidumbre y potenciada por las Reformas estructurales, la economía de México ha registrado un crecimiento mayor al de los dos sexenios anteriores”. De hecho, abundó, “por primera vez en cuatro sexenios, la economía habrá crecido anualmente en cada uno de los 24 trimestres de la Administración. Cada trimestre de estos seis años registra un crecimiento positivo de la economía”.

“Si bien estos resultados económicos son muy relevantes, queda claro que no son un fin en sí mismos, sino un medio para construir un piso parejo de bienestar social para las y los mexicanos. Por eso hablamos de un círculo virtuoso en el que se retroalimentan el crecimiento, la estabilidad y el desarrollo”, dijo.

Agregó que “las buenas condiciones económicas nos permitieron impulsar mejoras significativas en la lucha contra la pobreza, y en estos años se ha avanzado en la erradicación de todas las carencias sociales: alimentación, salud, vivienda, educación y seguridad social”.

Aseguró que entre estos esfuerzos “destaca la disminución en el rezago educativo, una condición muy importante para acceder a un mejor empleo, y así mejorar la calidad de vida de una persona y de su familia”.

Afirmó que “en esta Administración también trabajamos para lograr que todas y todos los mexicanos cuenten con acceso a la salud. De hecho, esta carencia es la que más se redujo en los últimos años”.

“También avanzamos de manera decidida para reducir las carencias por servicios y calidad de espacios en la vivienda. Hoy más personas cuentan con una casa cercana a las fuentes de trabajo y a las vías de transporte y con más habitaciones”, informó.

El Primer Mandatario expresó su reconocimiento a la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga. “Quiero dejar aquí constancia del reconocimiento, como Presidente de la República y personal, para una gran colaboradora, mujer de gran entereza, de valor y de coraje, que ha cumplido con la responsabilidad que siempre se le encomendó. Muchas gracias, mi querida Rosario”, manifestó.

De igual forma, reconoció al Director General del INFONAVIT, David Penchyna Grub, por los logros que ha tenido esta institución. “Quiero dejar aquí constancia de reconocimiento personal e institucional al licenciado David Penchyna Grub, y a todos los trabajadores del INFONAVIT, por estos años de acompañamiento y de servicio en favor de las familias mexicanas”.

En el evento, el Presidente de la República entregó el Informe del Índice de Ciudades Prósperas a los Alcaldes del país, y atestiguó la firma del Memorándum Compromiso del Estado de Refrendar la Alianza con ONU-Hábitat, por parte de Maimunah Mohd Sharif, Directora Ejecutiva de ONU-Hábitat, y David Penchyna, Director General del INFONAVIT.




Agregar un comentario