“La educación es el pilar y motor del desarrollo de cualquier Nación”, subrayó Enrique Peña Nieto ante el Foro Económico

270

Cómo ajustarse a este cambio tan acelerado de la tecnología y lograr resultados adecuados o los necesarios para mantener un mundo sostenible y atender las necesidades. Creo yo, ajustándose y adaptándose.

Adaptándose y, en ello, esto significa romper inercias, cambiar paradigmas. Significa impulsar la educación. Yo creo que la educación es el pilar y motor del desarrollo de cualquier Nación.

Y hay que partir de decir que, si el mundo está cambiando, en consecuencia, las políticas públicas y el marco estructural debe modificarse para obtener mejores resultados, y resultados distintos a los alcanzados anteriormente.

Mantener haciéndonos lo mismo, lograríamos exactamente los resultados que hoy ya no llegan, o no son suficientes para atender la demanda de una población creciente, con una mayor demografía; de un mundo global, de un mundo interconectado y con este avance tecnológico.

Y espero tener espacio para compartir, en mayor abundancia, la experiencia de México, pero doy nada más un dato en referencia, que creo que ilustra la adaptación que México ha tenido en los últimos años.

Hace apenas 30 años, un país de 125 millones de habitantes, hoy, seamos la décima quinta economía del mundo, la segunda más grande de América Latina.

Pasamos de ser un país donde nuestro principal producto de exportación era el petróleo y la minería, y esto representaba el 66 por ciento en los años 80, en la década de los años 80, 90. El 66 por ciento de nuestras exportaciones eran justamente minerales y petróleo.

Hoy, al abrirnos al mundo, a demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de ser más productivos, más competitivos, de competir con otras naciones, de integrarnos a la globalización, hoy, el 90 por ciento de nuestras exportaciones son manufactureras y, prácticamente, sólo el 10 por ciento representa nuestra producción petrolera.

En lo que ha sido mi gestión, y creo que abundaré en ello, impulsamos cambios estructurales bien importantes, precisamente, para adaptarnos a este cambio tecnológico que el mundo está teniendo.

Y una de las reformas, no quiero entrar en mayor detalle, pero la Reforma en Telecomunicaciones nos dio hoy acceso a 80 millones de usuarios. Repito, de una población de 125, 80 millones de usuarios hoy tienen acceso a Internet.

Duplicamos, pasamos de 40 a 40 más. Bajaron los costos de la telefonía en casi el 50 por ciento.

Y así podría decir otras reformas que hoy están teniendo resultados tangibles.

Pero regreso a la respuesta. Creo yo que responde a la pregunta inicial: cómo adaptarnos a la tecnología, cómo hacer o permitir que la tecnología nos permita alcanzar este cambio tecnológico tan acelerado y avanzado permita, realmente, traducirse en resultados. Con educación.

“El fortalecimiento y robustecer aún más la globalización, es lo que nos va a permitir hacerle frente a los retos de nuestra era. No cerrarnos, no aislarnos”, comentó el Presidente de México, Enrique Peña Nieto durante sus diversas participaciones en la Cumbre del Foro Económico Mundial (WEF) sobre Impacto del Desarrollo Sostenible

Creo que la educación, tenemos que enseñar a las nuevas juventudes a que aprendan a aprender, a que se vayan ajustando a este cambio tan vertiginoso y acelerado que el mundo experimenta día a día.

(SEGUNDA INTERVENCIÓN)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Voy a abundar en el tema de educación y luego haré comentarios sobre las Apps, lo dejo para después, que en algunos países se convirtió en un referente o en un tema de financiación a varios proyectos que, yo creo, hoy empiezan a detener sus crisis y su problemática.

Pero en el tema de educación, yo creo que parto de decir que todos los países que estamos aquí representados y la experiencia privada, nos da, aporta soluciones y particularmente de aquellas experiencias de éxito, sobre lo que debe hacerse para atender las necesidades de cada nación.

Sin embargo, también hay que decir que no necesariamente las soluciones se pueden aplicar exactamente por igual y que atiendan la realidad que tiene cada país.

Es como pretender curar a alguien con una misma medicina y no entender, quizá, que hay otros factores, donde no necesariamente la misma medicina cure igual la enfermedad en todos lados.

En el caso de la educación en México, para nosotros fue un gran reto y lo sigue siendo, porque es una reforma, de las 14 estructurales que hicimos, que significó desgaste y, quizá, confrontar a sectores que habían logrado alcanzar privilegios muy particulares.

Uno de ellos era en el sector educativo.

-MODERADOR: Usted habla de los maestros.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Hablo de los maestros, pero hablo de los privilegios, no que tenían los maestros, sino que tenían algunos maestros, que prácticamente se habían adueñado del sindicato más grande de América Latina.

Estamos hablando de prácticamente dos millones de maestros, que es el magisterio, el sindicato magisterial en el país, y que unos cuantos, prácticamente, incluso, habían vuelto rehén al Estado de los intereses de un sindicato.

La primera acción emprendida en nuestro país fue recuperar la rectoría del Estado sobre la educación.

En México la educación pública es gratuita. Tenemos 36 millones de estudiantes, el doble de la población que tiene Países Bajos, prácticamente; 36 millones, con este número de maestros.

Y el cambio estructural consistió, centralmente, en establecer un método de educación que, primero, pusiera la evaluación como método de selección para tener maestros preparados.

Segundo, darles a los maestros el beneficio de mejorar su ingreso, a partir de sus méritos, de su preparación, de su formación.

Y, tercero, evidentemente, impulsar una infraestructura educativa mejor y con mejores contenidos.

Éste fue el propósito y esto fue lo que nos fijamos en México. Al final de cuentas, creo que cada país se ajusta a la realidad. Impulsar esta reforma, implementarla, ha significado un enorme reto en México, y lo sigue siendo, y lo va a seguir siendo. No es fácil.

Pero pongo, dejo esto dicho en la mesa, porque es muy fácil dar soluciones. El tema es cómo las implementas y atiendes la realidad de cada país.

-MODERADOR: Y por lo que veo fue muy desgastante políticamente.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Sí, todo tiene implicaciones en otras reformas. Claro.

(TERCERA INTERVENCIÓN)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Como pasa en cada país.

Y a la pregunta que hacías, yo creo que es un proceso que toma tiempo. No hay proceso que se implemente para lograr este objetivo de dar una mejor educación.

-MODERADOR: Está pidiendo un segundo mandato.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: No, estoy pidiendo tiempo para los maestros. Tiempo para formar bien a los maestros, y tiempo para que los maestros inculquen la educación que es exigida y debida, hoy en día.

Y en pocas palabras: cuál es el contenido educativo. Deben aprender a aprender. Lo que decía Mark Rutte, es cierto, y lo que decía Alex.

Hoy, el cambio es tan vertiginoso y tan rápido, que más que darles hoy un contenido formal, hoy en algo es, enseñarles a que aprendan a seguir aprendiendo a lo largo de su vida. De lo contrario, se van a rezagar.

Ahora, la pregunta inicial era: cómo aplicamos la tecnología para resolver hoy los problemas.

Yo creo que hay una gran ventana de oportunidad, precisamente, en el uso de la tecnología, pero al mismo tiempo un gran reto, porque hoy también estamos observando.

Primero. Vivimos en un mundo cada vez, mayormente poblado. Somos hoy, qué, cerca de ocho mil millones de habitantes en el mundo. Hace apenas 50 años, 60 años, eran menos de la mitad de lo que hoy somos.

Yo siempre he dicho que esto es como ir en el elevador. Es bastante gobernable el elevador cuando van uno, o dos, o tres usuarios que van a distintos pisos, pero cuando ya van 20, o hay 20 pisos, se vuelve mucho más tortuoso, y creo que es el gran reto de los gobiernos.

Cómo mantenemos a 20 personas en un elevador, que van a diferentes pisos, en calma, con paciencia, y no desesperados por llegar al piso al que quieren llegar. Y eso está pasando hoy en la sociedad.

Y la tecnología, si bien puede ayudar para muchas cosas, también, creo que ha impuesto y ha llevado una exigencia mayor sobre los gobiernos a resultados casi muy rápidos e inmediatos que la sociedad espera ver.

Y, consecuencia de ello, hoy empiezas a ver en el mundo, prácticamente este ambiente casi antisistémico, de no creer en lo convencional; de no creer en aquello que llevó años, construir instituciones, regímenes democráticos, partidos políticos. Prácticamente llega un momento, en este cambio tan vertiginoso a poner en duda si eso funciona o no, (inaudible) una mejor alternativa.

-MODERADOR: ¿Por qué piensa que esto está sucediendo?

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Porque se observa, porque lo estamos viendo.

Hoy en las sociedades de América Latina, en distintas partes del mundo, cómo hay un clima muy antisistémico.

La elección reciente de nuestro país, donde hoy hay un gobierno electo, con un amplio respaldo electoral, y los partidos tradicionales obtuvieron, yo creo, que la peor votación de su historia, y entre esos partidos está el mío.

Esto deja ver, y éste es el caso particular de México y, bueno, es claro el respaldo social que dieron a una opción política, y qué bueno que así sea, porque creo que llega con una gran fuerza política, quien habrá de ser el próximo Presidente de México.

Pero eso está pasando en otras partes del mundo. En Europa, en América Latina, ves un rompimiento entre el statu quo, esta inercia de evolución, que yo creo que está generando bienes, pero ante una demanda de respuestas más rápidas, se rompió con este ciclo, y hoy tienes un clima medio antisistémico.

(CUARTA INTERVENCIÓN)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: La tecnología ha traído consecuencias y yo creo que la tecnología también traerá parte de las soluciones.

Al final de cuentas, yo creo que no debe de ser visto como un problema, sino, más bien, como un avance de la sociedad muy rápido, vertiginoso, pero también debe traernos parte de las soluciones.

Y yo creo que una parte de la solución, en mi óptica, es la apertura.

Hoy, lo que sí puede ser un problema, bajo la óptica de algunos otros, es, si la globalización es positiva o no para los países.

Y yo creo que lo es, porque justamente eso ha permitido una integración de cadenas de valor. Eso ha permitido que se desarrollen empleos en distintas partes, precisamente, que han hecho de distintas regiones, la Unión Europea, América del Norte, en fin.

La generación de cadenas de valor y la generación de empleo en todas estas regiones.

Encerarnos, establecer medidas proteccionistas, pareciera que lo que habíamos superado ya, pensando que no había detonado suficiente desarrollo a las sociedades de hace algunas décadas, hoy está siendo visto como o está siendo considerado para algunas, para algunos países como quizá la fórmula para resolver los problemas que nos dejó o nos ha traído la globalización.

Pero yo creo que la globalización y el fortalecimiento y robustecer aún más la globalización es lo que nos va a permitir hacerle frente a los retos de nuestra era. No cerrarnos, no aislarnos.

Por eso dije: la tecnología nos trae problemas, la tecnología también deberá traernos parte de la solución.

-MODERADOR: Ya que pedía preguntas, cree que sería un fracaso que Canadá no se sumara al Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Yo creo que están puestas las condiciones para que aprovechemos la plataforma de poder modernizar el acuerdo que tenemos.

México ya llegó a un entendimiento con los Estados Unidos. México espera que Canadá llegue a un entendimiento con los Estados Unidos y mantengamos esta alianza de tres países socios del Acuerdo de América del Norte.

Yo pienso que, para México, el principal socio es Estados Unidos, representa prácticamente más del 80, 90 por ciento del comercio que hacemos con América del Norte.

He de suponer que para Canadá debe ser muy importante también el comercio que hace con los Estados Unidos, superior, incluso, al que hace con México.

Entonces, digamos, una parte está resuelta, confiamos y estamos optimistas que la otra parte también se resuelva, para mantenernos tres socios en esta alianza.




Agregar un comentario