Transición Constitucional

133

Afortunadamente la Democracia Mexicana nos está permitiendo una Transición Constitucional; el Nuevo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ganó las Elecciones Presidenciales de acuerdo a las leyes electorales vigentes y a las instituciones democráticas que el país se ha dado, el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, organismos autónomos del Estado Mexicano, que reconocieron el triunfo de quien es ahora legalmente Presidente Electo.

Esto es muy importante porque el cambio de Gobierno en México no se da por un Golpe de Estado o un “push”, como se estiló mucho en América Latina y también en Europa y Asia, en tiempos pasados, sino que el Nuevo Jefe del Ejecutivo jurará el 1º de diciembre próximo: “Cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanan; y si no, que el pueblo me lo demande”.

Ese juramento es una parte muy importante de la Democracia Mexicana y es precisamente el que dará estabilidad y continuidad al progreso de nuestro país: “Cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanan”, porque de acuerdo a esas supremas leyes, el Nuevo Presidente tendrá que actuar y conducirse en ese marco constitucional y legal.

Es preciso recordar aquí también que, conforme a nuestra Constitución, “el Poder Ejecutivo reside en una sola persona que lleva el nombre de Presidente de la República”.

El cumplimiento del Estado de Derecho comienza precisamente en ese juramento que hará Andrés Manuel López Obrador el 1º de diciembre próximo, fecha en que empezará a mandar los destinos nacionales, a partir de las 00:00 horas de ese día, y no antes.

 

MÉXICO: REPÚBLICA DEMOCRÁTICA, REPRESENTATIVA Y FEDERAL

En nuestro Estado de Derecho vigente, México es una República Democrática, Representativa y Federal, y ese será el marco en que actúe el Nuevo Presidente de México, cuando tome Posesión el 1º de diciembre próximo, cuando también vendrá a ser “el Primer Mandatario de la Nación”, es decir, quien atienda al mandato que le ha entregado el pueblo mexicano.

En la historia de nuestro país reciente, muchos presidentes han ganado las elecciones y se han conducido dentro del marco constitucional; al ganar las elecciones todos ellos han recibido el mandato popular y al tomar posesión del cargo han jurado cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y así ha ocurrido, porque todos ellos han llegado, en la etapa moderna de nuestra historia y de nuestra democracia, por la vía legal y electoral, y no por ningún Golpe de Fuerza o Golpe de Estado; eso es lo que le da tranquilidad a la nación y seguridad de que el país continuará por la vía legal y Constitucional, en todos sus aspectos.

Así que, los mexicanos esperamos que se complete en un contexto de paz, orden administrativo y legalidad, la Transición Constitucional que culminará el 1º de diciembre entrante, fecha en que tomará posesión el Nuevo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.




Agregar un comentario