Los Banqueros del BBVA Bancomer obligaron a la renuncia a Margarita

257

Ciudad de México, 15 de mayo de 2018.

 

– JORGE TERRAZAS MADARIAGA: Le agradecemos al ingeniero Jaime Rodríguez, Candidato Independiente.

Y damos paso a nuestra siguiente invitada, que es una abogada por la Libre de Derecho, que comenzó su carrera política a los 16 años de edad. Ha sido legisladora en la Asamblea del Distrito Federal y también ha sido diputada federal.

Y a mí me parece que después de muchos años vamos a seguir recordándola como una de las personas que con mayor intensidad y profundidad ha trabajado en la prevención de las adicciones de los jóvenes y, sobre todo, esta batalla que se presentó para tratar de resolver el problema de los menores migrantes no acompañados.

A mí me da mucho gusto presentar a nuestra siguiente invitada, la Candidata Independiente Margarita Zavala. Bienvenida la señora Zavala.

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Muchísimas gracias.

Muchas gracias a Grupo Financiero BBVA Bancomer. Desde luego le agradezco mucho a Francisco González, Presidente de este Grupo Financiero; a Luis Robles Miaja, Presidente del Consejo de Administración.

Este, desde luego es un Banco en donde tengo mi cuenta, y me da mucho gusto.

Bueno, no reciben gran cosa de mí, pero me da mucho gusto. Es que es un Banco además, que lo he conocido desde hace mucho tiempo, y aprovecho para felicitarlos por la propia Fundación.

Conozco su trabajo desde hace muchos años, sé que la presiden los mismos que presiden el Grupo Financiero y los vi especialmente trabajar en el tema de migración.

Quizá fueron los primeros en América Latina de hablar de los niños migrantes.

Con ustedes presenté o los acompañé a la presentación de Por los que se quedan.

Así es que sé el enorme trabajo que hacen, por los niños que se quedan aquí cuando sus padres salen, migran particularmente hacia Estados Unidos.

Y no quiero dejar pasar esa felicitación.

Es un gusto conversar con ustedes. Sé el enorme cariño, el profundo amor que le tienen a nuestro país.

Lo hacen a través, desde luego, de su trabajo, pero también a través de su compromiso con la política.

Yo siempre he dicho que a México lo sacamos adelante los valientes. Los que nos comprometemos, no sólo los que nos involucramos, sino los que nos comprometemos con el país.

A mí me pidieron todos los requisitos para ser candidata a la Presidencia de la República por la vía independiente.

Cientos de miles de ciudadanos dieron su firma, y estoy en este camino en donde ningún paso me ha sido fácil, pero me permitió también, una vez más, recorrer el país y conocerlo y hablar de su gente y con nuestra gente.

He visto también cómo la política, a la que me he dedicado toda mi vida, ha pasado por muchos problemas, por un lado una gran lucha por las libertades y particularmente por la libertad democrática, y hoy pasa además por uno de los grandes problemas que es que el dinero público está sometiendo, ha sometido a la política y eso ha hecho que se generen unas condiciones muy grandes de inequidad; 12 mil millones de pesos reciben hoy los partidos políticos, es casi la totalidad del presupuesto de cultura.

Yo llevo haciendo política por convicción y por principio, con principios.

Sé que la política es para servir, no para enriquecerse, para generar un bien común y por eso mi apuesta está en hablar, desde luego del valor, de la valentía, pero también de valores y valores esenciales.

Y comparto con ustedes casi todos, el valor de la libertad, de la libertad en lo económico.

Yo creo en la economía de libre mercado, en el respeto a la propiedad privada, en el respeto a las ganancias lícitas.

También sé que el Estado tenga que intervenir para arreglar esas distorsiones del mercado que en sí mismo comete.

Pero la libertad en lo económico es una condición necesaria para crecer más.

Comparto con ustedes también la libertad en lo político. Es más yo entré a la política buscando las libertades, particularmente la libertad de expresión, la que te permita pensar distinto sin que alguien te etiquete, sin que alguien te mande a la mafia del poder; la que te permita decir lo que piensas, sin que alguien te culpe de las cosas.

Es esa libertad de expresión que tiene que traducirse también en la libertad en la política, y lo mismo en lo que significa el trabajo, el esfuerzo y el mérito, que yo sé que son valores que comparten. Y, desde luego, el respeto y la solidaridad que nos caracteriza mucho a los mexicanos.

Y el valor que necesitamos en la vida pública, los valores que necesitamos en la vida pública, como la verdad, la ética, la justicia. Porque si algo necesitamos es la integridad, la honestidad, la aplicación de la ley, el respeto al Estado de Derecho.

Yo por eso he hablado en México de un México con valores, y sé muy bien que nuestro país no necesita un iluminado que crea que lo sabe todo, que lo puede todo, sino rumbo, sino una guía por donde todos podamos crecer más.

Yo sé que México quiere una economía que funcione, que funcione para todos y que nadie se quede atrás. Y por eso he propuesto, además de condiciones para crecer más, que las comparto con ustedes, de seguridad y la parte de corrupción, sé muy bien que tenemos que echar a andar motores económicos y fortalecer los que ya tenemos.

Y uno de ellos, sí estoy hablando de una economía azul, la que mide al mar, la que me pueda conectar los puestos del mar con puertos secos, la que pueda transformar una industria naviera de petrolera pesquera comercial; una economía verde que a partir de una reforma energética hoy podemos considerarnos con la posibilidad de ser una potencia en energías renovables, y en ingeniería de tecnologías ambientales y todas las asociadas a una economía verde.

Estoy convencida que tenemos que fortalecer un motor económico como el del turismo, que no lo podemos soltar y que debemos generar una infraestructura que permita potenciar todavía más ese motor económico y, desde luego, la economía que la ONU le ha dado el color de naranja, pues, es una economía de industrias creativas, desde de telecomunicaciones, de cultura, de música y, por supuesto, también de comercio electrónico.

Es esa economía que nos puede hacer crecer, sí, siempre y cuando estemos alineados bien, y que respondamos a los retos sociales.

Por eso no hace muchos días presenté también los compromisos por la educación y parte de respetar una reforma educativa que ponga en el centro a los alumnos y maestros; y, por cierto, aprovecho para felicitar a todos los maestros, yo soy maestra, soy hija de maestros, nieta de maestros y hasta hermana de maestros, y sé que esa reforma educativa nos costó mucho tiempo y que tiene que estar alineada también a la economía y a la vocación de crecimiento de nuestro país.

Sé que ese desarrollo social que pasa por la educación, que pasa por los accesos a los servicios de salud significará, desde luego, un mayor crecimiento económico para todos. Pero el muro en el que todos nos estamos estrellando es el de la corrupción, y quizá esa indignación por la corrupción es lo que ha hecho que a la hora de decidir decidamos por coraje o por venganzas.

Pero es cierto que tenemos que trabajar en una gran reforma estructural, que es la de la legalidad, la de la cultura de la legalidad. No sé si porque creíamos que llegaba la democracia llegaba también la legalidad, no llegó, y necesitamos trabajarla.

Y desde luego, como lo he ofrecido, yo seré implacable contra los corruptos, porque en realidad la corrupción es la que más daño ha hecho, porque es la que hace que la medicina no llegue a la clínica, es la que hace que las escuelas no tengan bien su infraestructura.

Tenemos que consolidar el Sistema Nacional Anticorrupción, empezándole por dar el presupuesto necesario, por cierto, miles de millones de pesos más tienen los Partido que todo el Sistema Nacional Anticorrupción.

Pero parte fundamental del valor que le demos a la legalidad y, por supuesto, si la impunidad es la base de la corrupción también ha afectado a las inversiones, al crecimiento económico la enorme inseguridad en la que vivimos.

Y desde luego, partiría con la idea de que no estoy de acuerdo con las amnistías, sino con la justicia. Yo no estoy de acuerdo que la decisión de un gobierno sea liberar criminales, sino enfrentarlos, por eso claramente he dicho que no a la amnistía, porque por respeto a la ley, para empezar, por respecto a las víctimas y por respeto y un mínimo sentido del Estado de Derecho.

Lo que he propuesto frente a este miedo que vivimos en el país, frente a este abandono a las instituciones de seguridad he propuesto, primero, fortalecer a las policías, fortalecer a la policía en términos de capacitación, sí en derechos humanos, en valores, pero también en adiestramiento.

En que podamos, como segundo punto, adquirir la mejor tecnología para ampliar las capacidades del Estado, de investigación, de análisis, tanto en la vida administrativa, civil del país, como en la vida financiera.

Yo quiero una reforma de justicia que realmente fortalezca a las instituciones de justicia, que les permita a las personas tener cerca dónde dirimir las controversias. Y por supuesto, terminar con la impunidad y todo el proceso fortalecido desde dónde se denuncia hasta la restitución de los derechos, y en el caso penal, pues por supuesto, el derecho a las víctimas.

He puesto a prioridad en el combate contra la violencia a las mujeres, a los niños, a los adolescentes, a los jóvenes, porque ahí también tiene que estar la mirada de las instituciones de seguridad y de justicia para evitar esa violencia, para atacar esos delitos.

Pero no todo es fuerza pública, y por eso es tan importante el trabajo con las instituciones, con las fundaciones, con las organizaciones, con las escuelas, con las propias familias, con las universidades, para eliminar desde raíz la violencia. Y lo he visto. He visto cambiar a ciudades completas. Lo vi en Tijuana, lo vi en Ciudad Juárez, lo vi en Monterrey, sí es posible cambiar las cosas, pero tenemos que fortalecer esas instituciones.

Y por supuesto, pasa por darle a cada quien lo suyo, por la justicia y despolitizarla.

Ese es el México que yo deseo y estoy segura que es el México que ustedes quieren, y que además, hasta por lo que ustedes trabajan, por lo que ustedes manejan que son también sueños de los mexicanos, lo que tienen en su Banco, son los sueños de los mexicanos, por lo que ustedes trabajan cada vez que tienen contacto con sus empleados, desde luego, pero sobre todo con sus clientes, y sabemos que podemos tener una seguridad que nos permita vivir en paz.

Podemos tener una justicia en la que podamos confiar para que no, para que las controversias no se resuelvan a través de la Ley del Talión, sino a través de una institución.

Para que el acceso a la justicia para las mujeres, para los que menos tienen sea realmente una actualización de la norma, y yo sé que es posible y que juntos podemos construir una economía en donde nadie se quede atrás, porque sé el talento que tiene nuestro país, porque lo he visto vencer muchas adversidades, porque estoy convencida que una economía que deja a un lado la corrupción o que la castiga, una economía que busca el bien común es capaz de generar una economía en donde nadie se quede atrás y todos estemos beneficiados.

Y sé que podemos evitar el dolor evitable de la pobreza a través de esfuerzos, cerrando las brechas de desigualdad.

Yo sé que podemos devolverle la esperanza a México, pero requiere de un esfuerzo no solo unos días antes de las elecciones, ni dos meses, ni tres; requiere de un esfuerzo constante, requiere de un esfuerzo de todos los días, requiere de devolverle dignidad a la política, le devolvamos los valores de ética, de servicio, de bien común, pero sobre todo que no nos conformemos, que no nos acomodemos a las cosas, sino que decidamos transformarlas.

A eso los invito, a que no nos conformemos, a que busquemos cómo transformamos a nuestro país.

Yo comparto con ustedes la idea de que uno solo da la vida por aquello que ama, y yo como ustedes amo profundamente a México y a eso me sigo dedicando.

Muchísimas gracias.

 

– ANA PAOLA ORDORICA: Gracias, Margarita, por tu exposición.

Quisiera preguntarte, primero que nada, el tema de los independientes, tú como candidata independiente, ya estamos a la mitad de la contienda electoral, de la campaña, como lo pusieron en términos futbolísticos, ahora sí ya pasó el primer tiempo, ya estamos en el segundo tiempo.

Y, en ese sentido, cómo sientes tú la figura de los Candidatos Independientes, si han logrado el propósito de animar a la sociedad, a escuchar los proyectos y a confiar en la política, aunque no en los políticos.

 

– MARGARITA  ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Bueno, primero la Candidatura Independiente es una figura política-jurídica, que a mí en lo personal además me gusta. ¿Por qué? Porque es subsidiaria, en realidad cuando los partidos políticos se alejan de los ciudadanos, la Candidatura Independiente tiene su sentido.

Y yo como les decía al principio, el dinero público, porque 12 mil millones de pesos a los partidos este año nunca les habían dado tanto dinero, y acuérdense que no gastan ni siquiera en spots de televisión. Entonces, ahí es muchísimo dinero.

Cuando el dinero somete a la política claro que los partidos políticos se dedican a su propia maquinaria electoral y hacerse dueño de ese instrumento, y ese mismo sistema fue el que puso los requisitos para ser Candidato Independiente, y lo pusieron para que no se lograra. Bueno, yo lo logré y sabía de muchas inequidades; algunas estaba convencida que podían resolverse en el Tribunal, si había una autoridad que interpretara a favor de la democracia.

Son dos desventajas muy fuertes, una son los spots de televisión. Mira, para que te dé una idea, ¿quién va después de mí?

 

– ANA PAULA ORDORICA: ¿Hoy?

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Sí.

 

– ANA PAULA ORDORICA: Meade es el último.

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Muy bien. Bueno, Meade, los anuncios de la alianza que encabeza Meade, en toda la campaña son 2 mil 800 más o menos por cada estación de radio en cada cadena de televisión.

 

– ANA PAULA ORDORICA: Tres mil 111 cadenas, o sea, no son todas, son 3 mil 111.

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Bueno, yo tengo 23. Sí es una diferencia enrome, y eso cuando yo lo metí como juicio en el Tribunal hablaba de que violentaba el derecho un voto informado. En el caso de Ricardo son 2 mil 700, y en el caso de Andrés Manuel son mil 600, pero de ese tamaño es la diferencia.

Y el dinero público que yo rechacé, por convicción, eh, sí había de todo, una enorme diferencia en lo que es el dinero público, a mí me deja mucho más tranquila.

Ahora, ¿Qué es lo importante también? Es que podemos hacer política de manera distinta, podemos hacer política de manera distinta. La verdad es que yo la aprendí a hacer así: sin spots de televisión, sin dinero público. Cercan a la gente. Ese fue también uno de mis propósitos.

Ahora, son los ciudadanos los que deciden; sin duda, son los ciudadanos los que deciden. Pero esas dos inequidades las tenemos que vencer y las tienen que vencer los ciudadanos. Claro que sí.

 

– ANA LAURA ORDORICA: Otro tema respecto a tu propia figura como Candidata Independiente, pero que pertenecías al PAN pocos días antes. Todos conocemos un poco esa historia y, sin entrar en el detalle de cómo se dio tu salida del Partido Acción Nacional, lo que te quisiera pregunta es: para todos aquellos que de alguna forma ven con pesar la división que hay en las candidaturas de quienes simpatizan con el PAN, porque finalmente Ricardo Anaya va por el Frente, pero es panista, y tú has sido una panista de muchos años, aunque hoy ya no lo eres, quienes ven en esa división la causa de que el PAN, la socialdemocracia, si tú quieres, no pueda llegar al poder, ¿qué les pue des decir tú, por lo que a ti te corresponde?

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Bueno, primero, la panista soy yo, para defender principios y comerciales. Pero no, a ver, un poquito más allá.

Yo no soy la causa de división.

 

– ANA LAURA ORDORICA: No, no digo que tú seas la causa, sino eso es lo que hay ahorita.

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Las consecuencias de la división. ¿Qué empezó a dividir a los partidos? Sin duda alguna, el dinero público. Por eso yo les quitaría el financiamiento a los partidos políticos, por lo menos se los quitaría; pero, desde luego, el tamaño que tiene el financiamiento público ha sido realmente corruptor de los partidos políticos.

Entonces, ¿yo qué les digo? Lo que pasó ahí es que, cuando se hace una alianza, entonces se pierden las identidades de los partidos políticos. Y si algo ha caracterizado a esta elección, es el desdibujamiento de los partidos políticos y la falta de claridad de lo que se está proponiendo.

Por eso yo he planteado las cosas claras: “Este es el país que quiero”. Puse como eje el defender a los ciudadanos, pues de la pobreza; pero también de la inseguridad y fui clara en el tema de la inseguridad; soy clara en el tema de economía, de una economía de libre mercado; soy clara en lo que pienso en los temas de corrupción, y eso me ha permitido tener mucha más claridad frente a los ciudadanos.

Ahora, finalmente los ciudadanos son los que tendrán que decidir.

Sí, sin duda.

 

– ANA PAULA ORDORICA: Sin duda. Afortunadamente para, si la democracia mexicana funciona, ¿no?

Aquí hay una pregunta de quienes nos acompañan. Dice: si tú crees que la gente relaciona el actual problema de violencia y de inseguridad con el sexenio pasado.

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Desde luego, en términos de retos, sí. Pero lo que dicen ahorita es que hubo, que es la misma estrategia. No, no, no. Ahorita ni hubo estrategia ni se enfrentó a los criminales.

Y qué fue lo que pasó. Cuando tu retiras al Estado y no enfrentas a los criminales, el crimen sube y eso lo vimos, incluso, en las ciudades en donde ya se había entregado una estadística de que se había reducido la violencia. Cuando abandona las instituciones de seguridad, cuando generas una debilidad del Estado o no hay presencia del Estado en todos los sentidos.

La presencia del Estado no sólo se ve en una policía, se ve en una educación que funciona, se ve en una reforma educativa que realmente se aplique. Se ve en empresas que estén seguras y que no las tenga que cerrar como en Ciudad Altamirano, que hace poco FEMSA cerraba una planta y con eso se perdían cientos de empleos.

La presencia del Estado se ve en escuelas, en hospitales, en infraestructura, y si tuviste el Gobierno con menor infraestructura de la época moderna, pues es la falta de presencia del Estado. Y eso fue lo que pasó. Cuando tú debilitas al Estado, desde luego, el crimen sube. Cuando generas mayor impunidad, cuando la gente sabe que no se va a aplicar la ley, eso genera mucho más violencia y más corrupción.

Yo te voy a dar un ejemplo. Yo empecé, mi campaña la arranqué en el Ángel de la Independencia, pero mi primer punto fue Ecatepec con víctimas de feminicidio y de trata.

Y luego fui a Ciudad Altamirano. Y ahí por ejemplo, me contaron, voy a proteger un poco a la gente que me lo contó, que decía, bueno, nos piden piso a todos y todos pagamos piso. Y me contaron algo que fue público. La señora que vendía cacahuates en la plaza, le pidieron su cuota, su piso, ella les explicó que no podía darles los 100 pesos porque eso generaba, le quitaba todo el ingreso, y la mataron. Y no pasó nada.

Entonces, la amenaza de una sanción que tiene el crimen organizado solo la está cumpliendo el crimen y no el gobierno, y eso ha hecho que el crimen coopte al Estado y sea el que mande.

Entonces, yo prefiero tener un gobierno que enfrente a los criminales y que, por supuesto, haga presencia.

¿Qué es lo que pasó ahora? Abandonando la instituciones de seguridad.

¿Qué hicieron? Mandaron la policía a la Secretaría de Gobierno, ahí la escondieron y la escondieron en todos los términos, en términos de importancia y hasta de financiamiento.

Ni un policía más, para dar hechos objetivos, ni un peso más, pues claro que no tienes una policía fortalecida y mucho menos un Sistema Nacional de Policía que te permitiera tener tan certificado al policía de Tapachula como el de Rosarito.

 

– ANA PAOLA ORDORICA: Ahora tomando en cuenta una situación privilegiada que tienes tú, que es que si bien esta es tu campaña, tú ya estuviste en Los Pinos, ya viste cómo funciona la política, ya viste las inercias que te empujan a lograr lo que uno se propone y las que te echan para atrás para que estos logros sean más complicados.

Tomando en cuenta el tema de seguridad, con esa experiencia, ¿Se puede en México resolver el tema de la inseguridad y de la violencia?

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Sí. Sí, porque lo vi en camino de irla resolviendo y lo vi en camino de irla resolviendo por ciudades y como país, y vi el camino de regreso.

Hoy Guanajuato tiene una violencia que nunca había sentido y Colima, entonces muchos lugares en donde había esa violencia y está hacia ahí.

Entonces, claro que se puede, siempre y cuando lo consideres primero una prioridad y que se diga la verdad, no es un tema de coordinación nada más o de comunicación, es de instituciones y de fortalezas.

Y necesitamos fortalecer a la policía, para que sea la policía la que cuide la seguridad de las familias, de los ciudadanos.

Claro que se puede, pero bajo estos cinco puntos que digo especialmente: una policía fortalecida, la adquisición de mejor tecnología, un sistema de justicia fuerte, cercano a la gente y que no genere impunidad y una prioridad en el trabajo de la Procuraduría y de la Administración de Justicia o la persecución del delito y, por supuesto, un enorme esfuerzo social desde cultura de legalidad, hasta educación, valores, deporte, que nos permitan generar un tejido social, reconstruirlo o generarlo en muchos de los casos.

 

– ANA PAULA ORDORICA: Dices que se diga la verdad, ¿no se dijo la verdad en los últimos, bueno, en este sexenio y en el pasado?

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Sí, y yo, al contrario, estoy acostumbrada, y lo digo por el sexenio pasado, prefiero cuando se habla con la verdad de lo que se está haciendo, que cuando se esconde, creer que por no decir un problema se soluciona el problema, pues no, no es un asunto de comunicación, claro que es importante la comunicación, pero siempre que la escondes, que fue el caso, es decir, se trató de no hablar el problema, tanto que estructuralmente la policía me la mandaron a Gobernación, es una expresión de no querer hablar de ello.

 

– ANA PAULA ORDORICA: Con más o menos el promedio que tienen las encuestas que registra el INE, actualmente las preferencias para Margarita Zavala, 4.6 por ciento tienes. Si hoy fueran las elecciones y así quedara el resultado, ¿tú qué sentirías que ha significado la candidatura de Margarita Zavala, para este proceso electoral? ¿Qué le estás dejando a México? ¿Cuál es tu mensaje?

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Bueno, hay una parte de un camino de…, bueno, primero que las mujeres no nos dejamos, no es cosa menor, eh, y eso es importante; las mujeres, como cualquier ciudadano, tiene que apostarle a la vida democrática, y yo trabajo con principios, con convicciones.

 Entonces, mi primer acto digamos que me mete a la vida independiente, es un acto de libertad y de congruencia de principios.

La otra, es que la figura de la Candidatura Independiente muchas cosas van a cambiar, no creo que vuelvan a la inequidad que se vive en términos de spots y de radio y televisión, incluso la gente ya se dio cuenta, yo casi prohibiría los spots de los partidos porque ha sido una locura cómo estamos en estos meses; y la otra, una manera distinta de hacer política.

Yo sí estoy convencida que lo que yo viví y lo que nosotros hicimos como equipo, tengo un equipo extraordinario, dicho sea de paso, que no me cobra desde el 31 de enero, en donde no hay dinero público y es un equipo que ha dado una enorme batalla, ¿por qué? Porque hay alma y convicción, y cuando hay ideas, cuando hay convicción, cuando hay alma, por supuesto se sostienen las cosas.

Y la otra, soy una demócrata y seguiría luchando. Y finalmente, ¿nos obliga a pensar que no nos hizo falta una segunda vuelta electoral? Estoy convencida que sí, por la falta de segunda vuelta electoral, que no la quiso el PAN en su momento empujar bien porque le aprobaban todo al PRI y el PRI, que ahorita le encantaría tenerla siempre creyó que no le iba a servir.

Siempre que haces leyes pensando en si te benefician o te perjudican te equivocas. Y la segunda vuelta electoral es una manera de un país como éste que piensa muy distinto, y qué bueno que piense distinto, es una manera de respetar el derecho del ciudadano a decir lo que piensa, y sin duda alguna por ahí también se abre una posibilidad.

Y finalmente, como les digo a los jóvenes, les pido que hagamos bien las cosas, en un país donde muchas veces el que hace mal las cosas le va bien, y aun así les pido hacer bien las cosas. Y si en algún momento –les digo a los mismos jóvenes– deciden hacer las cosas mal sepan que va a haber algún valiente que les diga que así no se hacen las cosas, y tenemos que poner a México en ese rumbo de la legalidad, de la verdad y de la honestidad es también un esfuerzo que mucha gente estamos haciendo.

 

– ANA PAULA ORDORICA: Voy a volver un poco a este tema de la división en el PAN, porque en esto que dices cómo ciertas políticas públicas que los Partidos no empujaron en el caso de la segunda vuelta en un momento, pensando que les perjudicaría y ahorita les beneficiaría, pues en estas vueltas que da la vida política esta división que existe en las candidaturas del PAN, porque sí creo que hay ciudadanos simpatizantes del PAN que quieren votar por ti y ciudadanos simpatizantes del PAN que quieren votar por Ricardo Anaya, esta división podría acabar beneficiando a ya sabemos quién.

Y en ese sentido, es curioso voltear a ver lo que fue el sexenio en el que tú fuiste Primera Dama, el sexenio de Felipe Calderón, lo incisivo y el presidente legítimo, la lucha constante que fue la derrota de Andrés Manuel López Obrador y que esta división de hoy pueda acabarlo beneficiando, ¿qué opinas de esto?

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Son los electores y los ciudadanos los que, para empezar, deciden.

Ahora, digamos, en el término de López Obrador, yo estoy, obviamente tengo mis enormes diferencias.

En primer lugar, como no es un demócrata, pues no acepta derrotas, no acepta que alguien piense distinto, etcétera. Y sé muy bien lo que significa.

Pero yo, como les digo a muchos. Vaya, lo que nos tenemos que plantear es que es lo correcto, con qué nos vamos a conformar y así ha sido mi campaña, no nos conformemos con el menos malo, con el menos corrupto. No votemos por nuestros miedos, sino por nuestros sueños. No votemos por nuestras angustias, sino a partir de nuestros anhelos y en ese sentido hay que resolverlo.

Ahora, yo soy demócrata y sé muy bien que hay que respetar la decisión de los ciudadanos, pero ellos tienen la palabra, ustedes tienen la palabra.

Y yo he estado obligada, como deber cívico a darle una alternativa ciudadana a los ciudadanos como la que estoy dando.

Son ellos, son ellos los que deciden.

 

– ANA PAULA ORDORICA: En ese sentido, no estarías contemplando declinar, favorecer a alguno de tus contrincantes, de los otros cuatro.

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Mira, en realidad, a mí me hablan mucho de lo que es el voto útil.

Y yo, la verdad, nunca he pedido el voto útil, porque yo entré a la política en ’84, y pues cuando yo pedí el voto, la gente se me quedaba viendo como diciendo: “pues no hay voto más inútil que el que estás pidiendo porque no van a ganar nunca”.

Y cuando se empezó a hablar del voto útil, pues en el 2000, yo estaba con Fox, entonces, yo siempre, no hablaba del voto útil.

En el 2006, pues tampoco, porque yo dije: “bueno, cuál voto útil, es un voto razonado”. Y entonces siempre he estado acostumbrada a hablar del voto razonado, del voto de conciencia, pero al final de cuentas es el ciudadano y la boleta.

Ese es el final.

Y la responsabilidad del ciudadano a decidir y al ver qué mensaje le quiere dar a nuestro país.

 

– ANA PAULA ORDORICA: Aquí, también pregunta del público, que creo que es legítimo pensar, si tú no lograras ganar el primero de julio, qué sigue para tu vida política. Buscarías recuperar el PAN. Buscarías fundar un nuevo partido, ¿qué sigue para Margarita?

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Ahora sí que vamos por partes. Pero la pregunta es para todos. Después del primero de julio nos vamos a amanecer todos. Y después de ese día, todos vamos a tener que construir un camino para sacar adelante al país, independientemente de quién gane.

Y la pregunta no es solo para mí, que como quiera yo he tenido una marcada vocación política; la pregunta, señores y señoras, es para ustedes, qué vamos a hacer el 2 de julio, qué vamos a hacer en julio, en agosto y los siguientes años.

A mí me ha tocado la fortuna de estar en los momentos más importantes de la historia moderna de México, por muchas razones he estado. Y sí quiero decirles que vi en la construcción de la democracia de nuestro país una enorme participación de los que más oportunidades tenían, una enorme participación, hasta que logramos la alternancia y la democracia.

Y como les decía, a lo mejor creímos que con la democracia iba a llegar todo y no llegó, y yo les pido que volvamos a esos momentos.

Ustedes vieron a sus padres luchar o ustedes mismos lucharon, mucho más allá de su propia oficina, y eso es lo que México requiere siempre, la exigencia de una sociedad, de devolverle con su participación dignidad a la política, el elemento de servicio a la política; el compromiso de participación constante en la vida política y en la vida social.

La pregunta es para todos, que nos vamos a amanecer todos el 2 de julio y cada quien debe saber qué va a hacer con nuestro país, porque de cualquier manera lo vamos a tener que sacar adelante todos, independientemente de si nos guste o no el resultado.

Y ahí estaré con ustedes, con el que quiera.

 

– ANA PAOLA ORDORICA: Una última pregunta, Margarita, y es si tú encuentras inspiración, motivación o un punto en alguien, un ejemplo internacional que te anime a pensar que para México puede haber algo positivo, mejor, pues justamente después del 2 de julio.

 

– MARGARITA ZAVALA GÓMEZ DEL CAMPO: Yo más bien me he inspirado en muchos mexicanos. Yo me inspirado en don Luis H. Álvarez, que fue un gran demócrata, forjador de la democracia, en el propio don Manuel Gómez Morín, que algo tiene que ver; y Maquío también, que fue alguien, un empresario que va y participa en política.

Y en el mundo, a ver, dos gentes que me marcaron mucho: Lech Walesa, que es un líder sindical, que lucha por las libertades, yo estaban en secundaria. Entonces, para mí me marca enormemente y, sin duda, una de mis decisiones de entrar a la política a la oposición, a la lucha de libertades, pudo haber sido, seguramente fue por ahí; y actualmente a mí me gusta mucho el papel de Ángela Merkel, Ángela Merkel no tiene una oratoria rimbombante, no sé si ganaba o no debates, pero es una oratoria un poquito más plana de lo que muchos acostumbran.

Bueno, esa oratoria, esa manera de expresar las ideas la tiene dirigiendo Alemania, y la verdad la tiene dirigiendo Europa, con una gran combinación de sensibilidad. Yo la admiro mucho y, sin duda, para mí es una inspiración.

 

– ANA PAULA ORDORICA: Gracias, Margarita Zavala.

Muy buenos días.




Agregar un comentario