El Waterloo de “El Peje”

172

Los antiguos romanos dijeron que “Dios ciega a los hombres que quiere perder” y, en el caso que nos ocupa, “El Peje” Andrés Manuel López Obrador se ha equivocado de medio a medio en su deseo necio de cancelar las obras del gran Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) una obra necesaria para la economía del país y su desarrollo futuro.

Se trata nada menos que de una inversión proyectada de 180 mil millones de pesos de los cuales ya se han invertido un elevado porcentaje y que da empleo hoy mismo a 45 mil trabajadores y, cuando se termine y se ponga en marcha la obra, dará empleo a 450 mil personas.

No se puede cancelar una obra de ese tamaño, de esas características y de esa importancia económica para México: un Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que podrá recibir más de cien millones de pasajeros al año, según la demanda nacional e internacional.

Quiere “El Peje” cancelar los contratos nacionales e internacionales del NAICM y los contratos de la misma naturaleza firmados para la extracción y prospección y transformación de crudo, así como de otras ramas energéticas como la solar y eólica; no hay nada más absurdo e insostenible frente a un público informado.

Esta posición política e ideológica inaceptable de su intención de cerrar el NAICM y echar atrás la Reforma Energética y también la Reforma Educativa y muchas otras, dan forma al Waterloo de “El Peje”; esto lo llevará a la derrota porque es un enfrentamiento con la lógica de los intereses del país.

Se equivoca Andrés Manuel López Obrador; lo han engañado sus famosos asesores; lo han llevado al precipicio de la irracionalidad, del voluntarismo y de la locura senil: “Seré como Benito Juárez; como Francisco I. Madero y como Lázaro Cárdenas…”, les dijo a los periodistas del Diario Milenio, y ellos no aguantaron la risa.

“El Peje” ha perdido el piso, ha perdido la lógica y ha perdido el sentido de autocrítica; de aquí, al declive en las encuestas; sus famosos asesores deberían disculparse con el pueblo mexicano y la opinión pública nacional e internacional.




Agregar un comentario