Carlos Slim Noqueó a López Obrador

181

Con claridad meridiana, el hombre de negocios Carlos Slim Helú, se presentó ante los grandes medios de comunicación social para expresar que la postura del candidato Andrés Manuel López Obrador, contra la construcción y terminación del  nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, “no tiene lógica ni racionalidad y frenaría no sólo el crecimiento económico del país, sino de la Ciudad de México en particular y de grandes grupos sociales marginados, que podrían incorporarse al desarrollo, integrándose al empleo que ofrecerá esa magna obra”.

“Sería muy lamentable que por una idea absurda, o un empeño político injustificable, se detuviera la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que está muy bien planeado, y que se construye después de estudios técnicos y económicos, realizados durante más de diez años para dar solución a una demanda real de la industria de la aviación y del turismo mexicanos, toda vez que las actuales instalaciones aeroportuarias resultan ya insuficientes para la satisfacción de la demanda”, expresó.

Dijo el Ingeniero Carlos Slim que el viejo aeropuerto, en funciones, está dando un servicio a un promedio de treinta millones de pasajeros al año, y ya lo hace en una forma precaria; en tanto que con el nuevo aeropuerto, se dará servicio al ser inaugurado hasta con una capacidad de sesenta millones de pasajeros y, para el futuro de largo plazo, podría recibir hasta ciento veinte millones de pasajeros, ya que se prevé un crecimiento muy acelerado del turismo, de diez por ciento anual, así como de carga y otros servicios.

 

UNA OBRA DE DESARROLLO INTEGRAL PARA LA CIUDAD DE MÉXICO Y LA ZONA ORIENTAL DE LA MISMA

Ante los medios de difusión, Carlos Slim explicó que “el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México está concebido como una obra de infraestructura integral, en lo económico, en lo social y en lo cultural, ya que incluye además lo que se hará con las setecientas treinta hectáreas que ocupa actualmente el viejo aeropuerto en funciones, donde se realizarán desarrollos urbanos de primer nivel, que incluyen modernas vías de comunicación, centros comerciales, educativos y culturales tales como universidades y tecnológicos”.

Los terrenos que ocupa el nuevo Aeropuerto Internacional y su zona de influencia suman más de catorce mil hectáreas, que es una superficie enorme, en la que se realzarán también otras obras de infraestructura urbana, propicias para el desarrollo económico y social, incluyendo un gran parque de diversiones, muchas veces más grandes que Chapultepec y Central Park en Nueva York.

“Es una obra gigantesca que ve hacia el futuro y que representará el bienestar de millones de familias que ya viven en las cercanías y que se incorporarían a una nueva etapa de desarrollo económico, familiar y personal, pocas veces vista”, expresó.

“Por eso, sería muy decepcionante que por una simple percepción mal informada, o por un acto de autoritarismo o de imposición irracional, llegara a suspenderse esta obra, que significaría un freno muy fuerte al desarrollo económico del país y que nos pondría muy mal en nuestra imagen en el extranjero”, dijo contundente el empresario mayor de México.

 

CARLOS SLIM SALE VALIENTEMENTE AL PASO DE LÓPEZ OBRADOR

El lunes 16 de abril, en sus oficinas de Reforma, Carlos Slim salió al paso de Manuel Andrés López Obrador y le puso el alto. Oponerse a la construcción, que ya está en marcha, del nuevo Aeropuerto Internacional es un acto fuera de toda lógica, “y muy perjudicial para el crecimiento económico del país y de la Ciudad de México, en particular; es oponerse al crecimiento del turismo, del comercio, del desarrollo urbano, del crecimiento del empleo, de la ocupación de cientos de miles de trabajadores: es francamente una locura”, manifestó el magnate.

Dijo Carlos Slim que sí ha tenido tratos en el pasado con López Obrador, cuando se estableció un plan para impulsar el crecimiento de la Ciudad de México después del gran terremoto de 1985; y que participó en un programa de la Ciudad de México y también del Gobierno Federal, siendo el Jefe de Gobierno, López Obrador, y el presidente de la República, Vicente Fox. “Pero de ahí en fuera, no tuve más trato con López Obrador”, dijo Carlos Slim.

El empresario Carlos Slim respondió todas las preguntas que se le formularon y aclaró que, de no terminarse el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, lo lamentaría profundamente no porque perjudicara a los inversionistas que ya aportaron su dinero, puesto que esas inversiones están aseguradas legalmente, sino porque dañaría al crecimiento de México, de la Ciudad de México y de la imagen de nuestro país ante los mercados internacionales.

Concluyó que la solución para México, según su leal saber y entender, es la siguiente:

1.- Lograr inversiones nacionales y extranjeras al máximo posible.

2.- Estado de Derecho; aplicación efectiva de las leyes; que no haya impunidad.

3.- Educación, ciencia y tecnología.

4.- Empleo.

Finalmente, el empresario Carlos Slim ratificó su confianza en el pueblo mexicano y en sus instituciones.

Foto: Moisés Pablo / CUARTOSCURO.COM

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la revista Macroeconomía.




Agregar un comentario