INAES-SEDESOL: Pequeños productores del campo y las ciudades se lanzan a la conquista del mercado nacional y mundial

339

En un esfuerzo formidable, el Instituto Nacional de la Economía Social, perteneciente a la Secretaría de Desarrollo Social, bajo la dirección de la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda, miles de campesinos, pescadores, técnicos y artesanos, se han organizado en pequeñas empresas financiadas por este órgano de gobierno, y se han lanzado a la conquista del mercado interno y del mercado mundial, con productos de alta calidad, logrando un gran éxito.

En realidad, son más de 60 mil personas localizadas en diversas regiones aisladas del país, lo mismo en las montañas, que en los desiertos, en las costas, en los márgenes de los ríos y lagos, que han logrado fundar pequeñas empresas altamente productivas, que acuden al mercado nacional y al mercado internacional, con productos bien diferenciados y de calidad reconocida, que han logrado establecer tanto una oferta considerable como una demanda efectiva a nivel nacional y mundial.

Están en marcha 24 mil proyectos productivos de las más diversas ramas del campo, la pesca y la producción agropecuaria, así como de industrias y artesanías.

Se ha constituido así una oferta social de productos; una tercera vía productiva más allá de las ramas privada y pública.

 

El tercer brazo de la economía: la oferta social

Juvenil pero con una gran experiencia de administración pública y social, la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda nos recibe en su despacho de la Ciudad de México, rodeada de fotografías de campesinos produciendo y de artesanos y técnicos, pescadores, de todo el país, que muestran con alegría sus productos y las tareas que realizan.

“Ha sido un gran esfuerzo nacional que ha encabezado el señor Presidente Enrique Peña Nieto, del que recibimos instrucciones precisas a través del Secretario de Desarrollo Social Luis Enrique Miranda Nava, con quien hemos recorrido prácticamente todo el país, organizando a los productores, hombres y mujeres”, dice la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda, cuyo aspecto es juvenil y lleno de energía; se expresa con propiedad y sus conceptos son exactos; revela una gran seguridad en sí misma y certeza en la tarea que realiza.

La Doctora Narcedalia desde su juventud ha estado cerca de los campesinos del país, particularmente en la Mixteca oaxaqueña, en las montañas de Puebla, Guerrero, Michoacán; en la alta montaña de Chihuahua y en los desiertos de Sonora, en las selvas de Veracruz y Chiapas, y en las más diversas y agrestes regiones del país.

 

Estar cerca de los productores y hacerlos empresarios del Sector Social

“La tarea que nos ha encomendado el señor Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto, ha sido la de estar cerca de los productores y hacerlos empresarios, para que se incorporen a la economía nacional, a través del sector social”, expresa.

“Cumpliendo con esa instrucción presidencial, hemos recorrido todo el país, organizando a los productores, en especial a las mujeres, a campesinos y pescadores, muchos de ellos jóvenes; estamos cerca de los sectores más vulnerables, que requieren ser escuchados, atendidos y asistidos técnicamente, para organizarse en la producción, en una forma moderna y adecuada”, expresa.

“Así, ofrecemos tecnología y recursos económicos de financiamiento para la producción, descubriendo de esa manera las capacidades que tiene nuestro pueblo, y que, al lograr la incorporación de estor recursos humanos a una mejor producción y de alta calidad, pronto se ven los frutos de ese gran esfuerzo”, explica la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda.

“Sorprendentemente, la producción de estos grupos del sector social trasciende a sus propias regiones y estados de la República, para penetrar en el mercado nacional y muchas veces en el mercado mundial, en exportaciones que ya suman cantidades considerables de dólares”, dice con orgullo la Doctora Narcedalia.

“Pero para lograr estos buenos resultados hemos necesitado estar cerca de los productores; manifestarles nuestro apoyo material y moral y decirles reiteradamente que estamos con ellos para ayudarles en la solución de los problemas que se van presentando, porque se requieren tecnologías de comercialización, de registro nacional e internacional de productos; de auxilio, de idiomas de traducciones, de documentos contractuales en las transacciones con el extranjero; y así es como estamos cerca de ellos, de los productores, de una manera permanente”, señala.

Es enfática la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda cuando indica que no sólo se provee de recursos financieros a los productores, sino de tecnologías de mercado, que les permiten llegar a más altos niveles de comercialización de sus productos, que en muchos casos son especializados y de alta calidad, por lo que requieren protección registral a nivel nacional e internacional.

“Todo eso les da confianza a los productores, tanto campesinos como artesanos, pescadores, apicultores y de muchas otras categorías y especialidades; y nos da mucho gusto cuando empezamos a verlos volar solos”, exclama la Doctora Narcedalia.

“Es así como hemos vertido muchas estrategias en esta tarea tan intensa”, puntualiza.

Explica la doctora Narcedalia Ramírez Pineda, Directora General del Instituto Nacional de la Economía Social, a nuestro Director General, Lic. Mauro Jiménez Lazcano, los programas de trabajo y los sistemas de crédito que se han puesto en vigor en favor de miles de mexicanos dedicados a tareas productivas

Grandes acciones para impulsar a los nuevos empresarios sociales

“En este sexenio hemos invertido poco más de 9 mil millones de pesos en proyectos productivos sociales: recursos económicos, capacitación, asistencia técnica, y observar que el producto de cada pequeña empresa tenga una diferenciación de calidad, que le permita penetrar con una buena demanda en el mercado; eso significa preparar mejor a nuestros productores, a nuestros empresarios” participa la directora del INAES-SEDESOL.

“Sabemos, con todo, que a pesar de que los recursos que he mencionado son amplios, nunca son suficientes para atender la demanda general existente en nuestro país”, manifiesta con claridad la funcionaria.

“En una evaluación de lo logrado en lo que va del sexenio, más del 80% de las empresas integradas por el INAES-SEDESOL, están llegando a un punto de maduración y productividad que les permitirá sobrevivir atendiendo la demanda de los mercados nacional e internacional”, expone con satisfacción.

“Le hemos dado prioridad a proyectos estratégicos, aunque los recursos disponibles siempre son insuficientes”, advierte.

“Pero algunos de esos proyectos estratégicos han permitido detonar el desarrollo regional en varios estados del país”, delinea la Doctora Ramírez Pineda.

 

Desarrollar  toda la cadena de valor

“En varios sitios se ha logrado desarrollar toda la cadena de valor de los productos: desde la siembra, la recolección, la preparación del producto, su transformación, empaque, certificación  y comercialización nacional e internacional; y eso, naturalmente, le da al nuevo empresario y productor un mucho mejor nivel de utilidad”.

“Y aquí, hay que decirlo, es donde hemos enseñado a estos nuevos empresarios sociales, a llevar sus libros de contabilidad y manifestarse ante el SAT, para cumplir con sus obligaciones fiscales, participando plenamente, como productores y causantes, en el desarrollo económico y social del país, manifiesta con orgullo la Doctora Narcedalia.

“Casos están como Michoacán, donde tenemos productores de guayaba, de aguacate; y en Nayarit también, lográndose que los productores de ambos estados exporten sus productos a Asia, Estados Unidos y Canadá”.

“En Oaxaca, un grupo de jóvenes que estaban en situación de vulnerabilidad, se organizaron como empresarios sociales y lograron reencauzar su destino económico y social; son tejedores fantásticos que ya están haciendo manteles, mochilas y portafolios y los están ofreciendo al mercado europeo con mucha aceptación y mucha demanda”.

“En la Península de Yucatán tenemos a mujeres productoras de miel, que transforman y empacan al alto vacío, y están teniendo un gran éxito, exportando a Canadá”, informa la funcionaria.

“Y así, en Sonora, por ejemplo, tenemos un grupo importante de productores de ajo, y que exportan ya a Estados Unidos y a varios países de Asia donde existe una gran demanda de este producto”.

“Recientemente estuve en Baja California Norte. Donde constaté que un grupo también importante de productores de dátiles, que antes no tenían ocupación, y que ahora surten al mercado de los Estados Unidos y a Canadá”.

 

“Es un triunfo de los productores”: Narcedalia

“Más allá de que el Estado Mexicano los apoya, como he dicho con recursos financieros, tecnología y mercadotecnia, el triunfo que han logrado es de los productores mismos”, puntualiza la Doctora Narcedalia al mismo tiempo que hace notar que ahora el reto es que estos grupos de productores sociales “se vuelvan totalmente autosuficientes y empiecen a volar solos hacia otros niveles de producción y mayores dimensiones económicas”.

“Muchos de ellos, los productores, pertenecen a ejidos y comunidades agrarias, a poblaciones pesqueras, serranas y del desierto, que se han liberado de viejos prejuicios, rutinas e inercias que los mantenían en el estancamiento y en el autoabandono, y que ahora están volviendo realidad sus sueños de progreso y de desarrollo personal y comunal”, dice con conocimiento de causa la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda.

 

Cien proyectos exitosos

“Tenemos en el país cien proyectos exitosos de empresas sociales que están transformando las regiones donde se desarrollan”.

“Y todo ello nos hace ver que necesitamos más banca social, más intervención de los gobiernos de los Estados, más colaboración de empresas nacionales que demanden productos de las empresas sociales; pero ya se nota la participación de las empresas del sector social de la economía, organizadas y orientadas por el INAES-SEDESOL”.

“Se empieza a ver en todo el país el éxito de estas empresas del sector social mexicano y eso nos ayudará a desarrollar muchas más; porque son empresas que actúan como detonadores de la economía de más amplias regiones del país y se convierten en pequeños y medianos polos de desarrollo económico, que es precisamente el objetivo de la política trazada por el Presidente Enrique Peña Nieto”, explica la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda.

Expresa la funcionaria que el INAES-SEDESOL ha logrado certificar y preparar técnicos altamente calificados para que asesoren a los grupos de empresarios sociales mencionados, y lo han logrado con un alto porcentaje de éxito.

Sostiene la Doctora Narcedalia que la política de este Instituto Nacional de la Economía Social consiste en organizar y establecer las nuevas empresas sociales y no abandonarlas, sino estar cerca de ellas permanentemente; es así, como a lo largo de este año, se han organizado encuentros nacionales de productores por ramos: de semillas, de hortalizas, de frutales, de apicultura, de productores de carne, de leche y derivados, de textiles, de productos del mar, de artesanías.

“Queremos que cada día participe más la banca privada y pública en el financiamiento de estos productores; que cada día las universidades y tecnológicos del país destinen grupos de técnicos y profesores que asesoren a estas empresas y a estos empresarios para que mejoren y perfeccionen sus tareas productivas, y haya una mayor interacción entre estos grupos sociales, de tal suerte que el progreso en las regiones se generalice, se expanda y las poblaciones vayan encontrando mejores niveles de vida”.

 

“A reforzar el tercer pilar de la economía”

Concluyó la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda que “es necesario reforzar el Tercer Pilar de la economía nacional, que es la economía social, siendo los otros dos pilares la economía pública y la economía privada”.

Dijo que el Presidente Enrique Peña Nieto, al iniciar su gobierno, propuso una serie de políticas públicas de nuevas características que vinieron a ampliar el panorama para los grandes sectores sociales más necesitados, con una visión de estado más allá del mero asistencialismo, sino que fuera a contribuir a la organización colectiva de grupos sociales, mediante la creación de empresas sociales que les den sustentabilidad permanente y les permitan un desarrollo asegurado y ascendente.

Estos objetivos, planteados en la Ley de la Economía Social y Solidaria de mayo de 2012, han dado paso al establecimiento, en estos 5 años, de cientos de empresas sociales con autogestión, que están resultando exitosas y autosustentables.

La Doctora Narcedalia Ramírez Pineda expresa con serenidad que este camino constituido por la economía social, le abre paso a numerosos grupos humanos de nuestro país que se incorporan de esa manera al progreso y a mejores condiciones y niveles de vida.

INSTITUTO NACIONAL DE LA ECONOMÍA SOCIAL

Nuestra Carta Magna destaca los pilares sobre los cuales habrá de sostenerse la economía nacional: el sector público, el sector privado y el sector social. Pese a la innegable importancia de estos, durante años los marginados del mundo rural, los pueblos indígenas, los ejidos, cooperativas y comunidades organizadas dentro del Sector Social de la Economía, fueron relegados dentro de las políticas públicas que han tenido como finalidad detonar las actividades productivas del país.

Es con la publicación en el Diario Oficial de la Federación de la Ley de la Economía Social y Solidaria, en mayo de 2012, que se inaugura una nueva etapa de oportunidades para los Organismos del Sector Social de la Economía (OSSE), ya que el Estado asume la responsabilidad de crear los mecanismos necesarios para desarrollar, fortalecer y visibilizar al Sector. Con la sinergia que genera el sector privado, público y social, el Estado Mexicano procura las condiciones socioeconómicas favorables que los individuos requieren para vivir con plenitud y dignidad.

Para dar el adecuado impulso a este Sector la Ley crea al Instituto Nacional de la Economía Social (INAES) como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Economía el cual tiene como finalidad instrumentar políticas públicas de fomento al Sector Social de la Economía, con el fin de fortalecer y consolidarlo como uno de los pilares de desarrollo económico del país, a través de la participación, capacitación, investigación difusión y apoyo a proyectos productivos del Sector.

Con una labor que abarca todo el territorio nacional, el INAES propicia el acercamiento e impulsa la consolidación de un sistema socioeconómico conformado por organismos de propiedad social, basados en relaciones de solidaridad; donde la cooperación, la reciprocidad, la creatividad, la pluralidad, la transparencia y la autogestión se unen para lograr una equidad social, que se traduce en la generación de fuentes de trabajo digno, una equitativa distribución del ingreso y una mayor generación de patrimonio social.

 

PROGRAMA DE FOMENTO A LA ECONOMÍA SOCIAL 2015-2018

El Gobierno de la República, encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, incluyó en el Plan Nacional de Desarrollo (PND 2013-2018) al Sector Social de la Economía como un elemento fundamental para la consolidación de un México Próspero. El PND reconoce que este sector de la economía contribuye a la generación de empleos, aumenta la productividad en sectores económicos y regiones geográficas, agregando valor a las cadenas productivas locales.

La Economía Social aportará significativamente al desarrollo socioeconómico del país, en la medida en que se logre el fortalecimiento de las capacidades técnicas, administrativas y gerenciales de las empresas sociales, de tal modo que se reconozcan en ellas dignas oportunidades de inclusión productiva y laboral, capaces de contrarrestar formas de exclusión económicas y productivas.

En respuesta a lo anterior, se diseñó el Programa de Fomento a la Economía Social 2015-2018, en el cual quedan sentadas las bases para dar atención y propiciar el desarrollo del tercer pilar de la economía, conformado por ejidos, comunidades, sociedades cooperativas, empresas que pertenezcan mayoritaria o exclusivamente a los trabajadores, y otras formas de organización contempladas por la Ley de Economía Social y Solidaria.

El Programa de Fomento a la Economía Social está estructurado en cinco objetivos, 11 estrategias y 33 líneas de acción. Asimismo, incluye líneas de acción que contemplan políticas transversales como: democratizar la productividad; alcanzar un gobierno cercano y moderno; igualdad de oportunidades y no discriminación contra las mujeres. En él se establecen los objetivos, estrategias y líneas de acción que marcarán la ruta a seguir por el INAES en el fomento de la economía social, para cumplir con la encomienda que le es reconocida en la Constitución.

Se trata de visibilizar al Sector Social de la Economía a través de la divulgación de los casos y prácticas consolidadas que demuestren los amplios beneficios de proceder bajo sus principios y valores; capacitar a los Organismos del Sector Social de la Economía (OSSE) para que adquieran las habilidades técnicas para producir y generar riqueza en un entorno de mercado competido y abierto; impulsar proyectos de inversión que amplíen las oportunidades de inclusión productiva; fortalecer las capacidades de operación de la banca social e impulsar sus actividades de ahorro y financiamiento empresarial; impulsar la adecuación del marco jurídico que propicie el desarrollo del Sector; promover la creación de mecanismos de transparencia en el ejercicio de los recursos públicos; así como, una estrategia  transversal de Perspectiva de Género orientada a promover la inclusión de mujeres en la actividad productiva del país.

El Instituto Nacional de la Economía Social, es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Desarrollo Social con autonomía técnica, operativa y de gestión cuyo objetivo es instrumentar políticas públicas de fomento al sector de la economía social a través de la participación, capacitación, investigación, difusión y apoyo a proyectos productivos.

Con este Programa el Estado Mexicano posiciona al sector como una opción viable de inclusión productiva y laboral, así como la consolidación del Sector Social de la Economía como uno de los pilares de desarrollo económico del país, a través de la participación capacitación, investigación, difusión y apoyo a proyectos productivos.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía.




Agregar un comentario