“Los Hombres del Presidente”

93

La fuerza del PRI radica en su disciplina interna y eso lo hace diferente a los otros partidos políticos, como ahora es evidente; y uno de los pilares de los “usos y costumbres” priístas es que el Presidente de la República, como primero de los militantes de ese partido, designe al Candidato Presidencial.

Sin embargo, la designación no obedece a un capricho personal del Presidente, sino a un cálculo sobre las posibilidades de triunfo de la persona designada como Candidato Presidencial del PRI.

El cálculo falló en la sucesión del Presidente Ernesto Zedillo; pero en toda la historia anterior, desde el General Cárdenas, esa designación había sido exitosa.

Así por ejemplo, el Presidente Miguel Alemán se vio obligado a designar candidato a don Adolfo Ruíz Cortines, Secretario de Gobernación, ante los ataques y críticas que recibió en aquel entonces Fernando Casas Alemán, quien era el Regente de la Ciudad de México, y ante el surgimiento de un candidato independiente apoyado por sectores de izquierda, el General Miguel Henríquez Guzmán.

El Presidente Adolfo Ruíz Cortines se inclinó por Adolfo López Mateos, que era el Secretario del Trabajo, y le resultó lo mejor; a su vez, López Mateos manifestó su voluntad en favor del Lic. Gustavo Díaz Ordaz y este por el Licenciado Luis Echeverría Álvarez.

El PRI designó al Licenciado José López Portillo, y esa designación se la comunicó el Presidente Luis Echeverría, según lo refiere aquél en sus Memorias “Mis Tiempos”, cuando dice: “Entonces me sorprendí de no sorprenderme”.

El Presidente José López Portillo vio con simpatía la designación del Candidato Miguel de la Madrid Hurtado; y este a su vez, simpatizó con la designación como Candidato del PRI de Carlos Salinas de Gortari.

Vino luego la tragedia del Licenciado Luis Donaldo Colosio, y para sustituirlo, el Presidente Carlos Salinas convocó a una junta urgente de los sectores del PRI en Los Pinos, en donde fue designado como Candidato Sustituto el Licenciado Ernesto Zedillo.

Con la derrota del Licenciado Francisco Labastida Ochoa subió al poder el PAN con el Presidente Vicente Fox y luego vino Felipe Calderón, pero esto ya con los “usos y costumbres” panistas que, como se dice, “son otros López”.

Ahora que el Licenciado Enrique Peña Nieto recuperó hace cinco años la Presidencia de la República para el PRI, tendrá que funcionar el mecanismo de la designación de Candidato Presidencial, de acuerdo con los “usos y costumbres” priístas.

 

LOS QUE MÁS PROBABILIDADES TIENEN  

Así, dentro de los círculos priístas, y de acuerdo a esos “usos y costumbres” del PRI,  entre los que más probabilidades tienen de recibir la candidatura presidencial están: Lic. Miguel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; Lic. José Antonio Meade, Secretario de Hacienda; Lic. Aurelio Nuño, Secretario de Educación y Dr. José Narro Robles, Secretario de Salud; todos ellos son “Hombres del Presidente”, muy cercanos  y de toda su confianza, “conocedores de México” y “hombres limpios”

Es muy probable que, conforme a los tiempos del PRI, el Candidato sea designado dentro del mes de octubre o noviembre próximos.

 

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía.

 




Agregar un comentario