Es momento de mostrarnos ante el mundo como una familia unida y solidaria, una sola familia que es la familia mexicana: Enrique Peña Nieto

167

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, recorrió hoy distintas zonas del municipio de Tonalá afectadas por el sismo del jueves pasado, para evaluar los daños ocasionados y reforzar las acciones de apoyo que lleva a cabo el Gobierno de la República, en conjunto con las autoridades estatales y municipales, para atender a la población damnificada.

Posteriormente, el Primer Mandatario encabezó en Chiapa de Corzo una reunión de evaluación con los titulares de distintas dependencias del Gobierno de la República y el Gobernador de la entidad. Al término, ofreció un mensaje a los medios de comunicación.

El Titular del Ejecutivo Federal convocó a la sociedad mexicana a unirse en favor de las familias afectadas por el sismo, principalmente en Chiapas y Oaxaca. “Somos una sola nación, somos una familia, la familia mexicana, y cuando algún miembro de esa familia enfrenta momentos de desgracia, como las de Chiapas y de Oaxaca, es momento de tender la mano, una mano de ayuda, de apoyo y de respaldo, cada quien a su capacidad, en su forma de hacerlo. Este es el momento de hacerlo y de mostrarnos ante el mundo como una familia unida, una familia solidaria y una sola familia que es la familia mexicana”, subrayó.

Expresó su agradecimiento y reconocimiento a los Jefes de Estado de distintas naciones hermanas que han hecho sentir su solidaridad con México ante la desgracia ocurrida en Oaxaca, Chiapas y otras partes del país.

El Presidente Peña Nieto refirió que hoy es prioridad atender la emergencia, “con la participación de todos los funcionarios del Gobierno de la República, con todos los recursos materiales a nuestro alcance, y siempre en la disposición de aceptar la ayuda y la solidaridad que otros sectores de la sociedad quieran prestar en apoyo a las familias de Oaxaca y de Chiapas”.

Afirmó que para atender a la población afectada en esos estados, se han trazado tres objetivos: asegurar la atención a la población damnificada en sus necesidades básicas como el suministro de víveres, que tengan alimentación diaria y atención médica adecuada; levantar un censo de daños, y con base en él iniciar lo más pronto posible las acciones de reconstrucción.

Señaló que “es de esperar que antes de que lleguemos al fin de semana tengamos levantado este censo en las dos entidades, tanto en Chiapas como en Oaxaca”. Refirió que en ambas entidades se han desplegado mil 200 médicos y enfermeras adicionales al personal médico que presta habitualmente sus servicios, y al mismo tiempo que se están desplazando 80 unidades médicas móviles “a efecto de tener un recorrido itinerante, dada la geografía que hay en estos dos estados”.

El Presidente Peña Nieto informó que en la reunión de Gabinete realizada ayer, instruyó que a los titulares de distintas dependencias del Gobierno de la República se les asignen regiones de responsabilidad, tanto en Chiapas como en Oaxaca, para coordinarse con autoridades estatales, municipales, y con personal de las Fuerzas Armadas y de Protección Civil, y poder cuantificar los daños lo más pronto posible.

Mencionó que en Oaxaca los responsables de coordinar estos esfuerzos son los titulares de las Secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU). Informó que en ese estado también están trabajando los titulares de las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Salud, de Comunicaciones y Transportes y de Turismo, así como los de Petróleos Mexicanos, y de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

En Chiapas, añadió, el responsable de la coordinación es el Secretario de Desarrollo Social, y también tienen presencia para los trabajos correspondientes los Secretarios de Educación Pública, del Trabajo y Previsión Social, y de Cultura, así como los Directores Generales del Seguro Social, del ISSSTE, de la Comisión Federal de Electricidad, de la Comisión Nacional del Agua y del INFONAVIT.

Mencionó que “hay otros funcionarios que tienen una tarea transversal, lo que significa que estarán cubriendo ambos estados: el Secretario de Gobernación, él es el responsable de coordinar este esfuerzo; nuestras Fuerzas Armadas, Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina; la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para fondear los distintos instrumentos que se tienen para emprender esta labor de reconstrucción; la Secretaría de Economía, para asegurar la reactivación económica, especialmente de centros comerciales, pequeños comercios que hubiesen resultado afectados, para trabajar y coordinar el restablecimiento de toda la actividad económica de los pequeños comercios; y evidentemente la Comisión Federal de Electricidad y CONAGUA, que tienen responsabilidad en ambos estados”.

El Primer Mandatario indicó que el balance de la atención a los damnificados, al día de hoy, señala que se han entregado 100 mil despensas, y que “han llegado más de 100 toneladas de víveres, 450 mil litros de agua, casi 100 mil colchonetas y cobertores, y todo esto va en aumento”.

Informó que, lamentablemente, “el número de personas que han fallecido ha ido aumentando: son 96 personas que hasta ahora se tiene reporte: 76 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco”.

Dijo que los servicios de agua potable y de suministro de energía eléctrica prácticamente se encuentran restablecidos al 100 por ciento. “En el caso de la energía eléctrica, prácticamente hay 99 por ciento de avance respecto a las personas que resultaron afectadas. En cuanto a afectaciones en el suministro de agua potable, también hay un avance muy considerable de más del 75 por ciento, en algunos casos casi del 100 por ciento. El caso de Juchitán está ya 100 por ciento restablecido el suministro de agua potable. En otros está arriba del 70 por ciento, e incluso en algunos otros municipios más, arriba del 90 por ciento; es decir, el servicio de agua potable se continúa restableciendo”, aseguró.

Reiteró su llamado a la población civil a ser solidaria y acudir a los distintos centros de acopio que se han instalado, especialmente en la Ciudad de México y en los Sistemas DIF de todas las entidades, “y hacer llegar a estos dos estados los apoyos correspondientes”.

El Titular del Ejecutivo Federal también hizo un llamado a las empresas del sector privado, sobre todo a aquellas dedicadas a la construcción, “para que en gesto de solidaridad puedan aportar también su experiencia, su trabajo y su capacidad técnica para poder acelerar la etapa de reconstrucción”.

 




Agregar un comentario