El Presidente Enrique Peña Nieto responde firmemente a Donald Trump

89

De pie y por más de tres minutos, los representantes obrero, empresarial, político y social del país, ovacionaron al Presidente de la República, Licenciado Enrique Peña Nieto, cuando advirtió que “en México “No aceptaremos nada que vaya contra nuestra dignidad como nación”, refiriéndose a las continuas amenazas procedentes del actual mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump.

Entre los asistentes al Mensaje que dio el primer Magistrado de México en Palacio Nacional, el 2 de septiembre actual, se encontraba la Embajadora de los Estados Unidos Roberta Jacobson y muchos otros integrantes del H. cuerpo diplomático acreditado en nuestro país.

Hizo notar el Primer Magistrado mexicano que México actúa “con responsabilidad global”, y que quiere una frontera con Estados Unidos que nos una, no que nos divida”.

“Nosotros mantenemos una economía abierta y competitiva y actuamos hoy pensando en el futuro”, expreso el Presidente Peña Nieto.

Fue entonces cuando ratificó el total apoyo de México a los dreamers y a los migrantes que deben ser considerados “agentes de cambio” y que contribuyen al progreso internacional.

Manifestó que “nuestra relación con los Estados Unidos de América se basa en principios irrenunciables, de soberanía y respeto mutuo”.

Fue entonces cuando expresó en forma contundente que “no aceptaremos nada que vaya contra nuestra dignidad como nación”, luego de la ovación recibida, el Mandatario manifestó que ha dado instrucciones al Equipo Negociador de México para que en las deliberaciones para renegociar el TLCAN: “se busquen beneficios siempre para México, porque nuestro objetivo es el bienestar de nuestro país”; pero que en la relación entre los firmantes del TLCAN, el beneficio tiene que ser el de ganar-ganar y en forma equitativa.

Fue aquí cuando mencionó la actuación diplomática internacional de México, con “responsabilidad global”, por lo que vuestro país se mantendrá como firmante del Acuerdo de Paris en favor del Medio Ambiente mundial.

Puntualizó el acercamiento reciente que México ha tenido con Francia, el Reino Unido, Alemania y otros países de Europa y sobretodo con la República Popular China, a la que se dirigió terminando su discurso, como invitado especial a la Conferencia Internacional que se celebrará en la provincia de Xiamen, para lograr colaboración y desarrollo.

Mencionó que le honra grandemente la invitación que le ha hecho para esa visita el Gobierno Chino.

El Presidente viajó antes a la Península de Baja California a supervisar las acciones en favor de los damnificados de las tormentas recientes que han causado graves daños, sobre todo en Baja California Sur.

“MÉXICO AVANZA EN FORMA INDETENIBLE”

El Presidente hizo un resumen de la acción realizada por su Gobierno en estos cinco años, contra la inseguridad, dando datos pormenorizados del combate al crimen organizado, y que ha permitido apresar y neutralizar a más de cien objetivos criminales.

También señaló las diversas tareas que se realizan contra la pobreza en el país y que han tenido éxito; hoy hay menos pobres que hace cinco años y menos pobres extremos; informó que se sirven más de 1 millón de comidas al día en comedores comunitarios distribuidos en puntos diversos del país.

Hizo notar el Presidente el triunfo de la Reforma Educativa que se ha constituido en una verdadera revolución educativa, que permitirá que nuestro país avance mucho más rápidamente en los próximos años.

Con el Nuevo Modelo Educativo, se establecerá el aprendizaje del idioma inglés que permitirá a los mexicanos una mejor comunicación internacional y el acceso a información y tecnologías en forma directa e inmediata.

Se plantean las bases para el despliegue de la economía, mediante la eliminación de un sistema monopólico que existía en los más diversos campos de la comunicación, la producción y el comercio.

Exalto el gran crecimiento de la agricultura mexicana que permite que hoy seamos exportadores superavitarios de alimentos, al mismo tiempo que atendemos mejor al mercado interno.

También resaltó la importancia de la industria del turismo que hoy atiende a 35 millones de visitantes extranjeros, con los consecuentes beneficios económicos,

Declaró firmemente que “México está mejor que hace cinco años”; y que, “estamos sentando las bases para que en cinco años estemos mejor que hoy”.

“Construimos sobre logros anteriores, para que México sea un país plenamente desarrollado dentro de dos décadas; y para ello se requiere el esfuerzo de todos”, manifestó.

“LA ENCRUCIJADA DEL 2018”

Advirtió el Presidente que “los mexicanos nos encontramos en una encrucijada: el futuro es incierto y el pasado es conocido; queremos evitar errores del pasado”.

“No hay soluciones fáciles”, dijo señalando el primero de julio de 2018 en un democrático proceso electoral, los mexicanos tendrán que elegir.

Por ello, decimos que “la política es la única vía”; y al hacer política “no debemos confundir al rival con enemigo”.

“Con renovación y cambio seguiremos avanzando”, anunció el Presidente.

“México no se detiene; pongo lo mejor de mi para rendir buenas cuentas a los mexicanos, continuaremos el cambio con rumbo firme y en unidad; un mejor México que cada día cuente más; un México que prosiga a través de los siglos”.

Y concluyó su Mensaje de la siguiente manera en medio de otra ovación en pie de los asistentes a Palacio Nacional: “el siglo XXI debe ser el gran siglo de México”.

Por Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía.




Agregar un comentario