La ética debe predominar sobre la política en el 2018: Lic. Manuel Jiménez Guzmán, líder de la Masonería Mexicana

39

El distinguido constitucionalista y líder masónico de nuestro país, Lic. Manuel Jiménez Guzmán, fue invitado por los rotarios de la Ciudad de México, Sección Viaducto Piedad, para presentar su libro “Influencia de la Masonería en la Constitución de 1917”, en ocasión de la celebración del Primer Centenario de la misma Carta Magna de Querétaro.

Al hacer su exposición ante tan distinguido auditorio, el Licenciado Manuel Jiménez Guzmán, quien actualmente funge como Jefe de Asesores del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Lic. Miguel Ángel Mancera, expresó que para las elecciones del 2018 “debe prevalecer la Ética sobre la Política, para que el país avance en un marco regido por el Derecho”.

“Siendo yo soberano gran comendador del Supremo Consejo de México del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la jurisdicción de los Estados Unidos Mexicanos, recibimos a la Doctora Patricia Galeana Herrera el 10 de septiembre del 2013, quien ofreció una conferencia magistral sobre el presidente vitalicio Benito Juárez y el Tratado McLane-Ocampo.

En esa ocasión, la actual directora del INEHRM, distinguida catedrática universitaria y mujer excepcional, y yo acordamos la elaboración de una obra intitulada “Influencia de la masonería en la Constitución de 1917”, en conmemoración del Centenario de nuestra Carta Magna, para la Comisión Conmemorativa de nuestro texto constitucional, que también preside nuestra apreciable amiga.

El presente contenido es resultado de la aportación de distinguidos masones y libre pensadores como Carlos Valdés, Mauricio Leyva, Rodolfo Butrón, Manuel Ramírez Reyes, Carlos Francisco Martínez Moreno, Luis Gómez Berlie y un sinnúmero de liberales con quienes tuve la oportunidad de intercambiar ideas y textos sobre el tema que nos ocupa.

En principio, nos encontramos con la falta de información e investigaciones serias sobre este tema.

Sin embargo, después de dos años de estudio, lecturas y conversaciones, presentamos a través de Laica Internacional, organización creada durante mi gestión, el presente texto que constituye un resumen del esfuerzo que juntos realizamos.

Destaca indudablemente Luis Manuel Rojas, masón distinguido y Muy Respetable Gran Maestro de nuestra Muy Respetable Gran Logia Valle de México, quien presidió el debate constituyente cobijado por nuestras ideas y propuestas sociales, educativas, políticas, filosóficas y culturales. Éstas fueron aprobadas como los principios fundamentales, llamados de esta manera por los estudiosos constitucionalistas.

La mayoría de los diputados constituyentes de 1917 pertenecían a nuestra augusta institución o fueron liberales que coincidían con nuestros valores y proyecto de nación, como habrá de constatarse a lo largo de esta obra de impacto nacional y universal”.

“LA POLÍTICA ES CIENCIA Y ARTE”

En su intervención, el distinguido politólogo Manuel Jiménez Guzmán explicó a los Rotarios que los sabios han definido a la Política como: “Ciencia y arte”; es Ciencia, porque el desarrollo humano y social ha permitido ya distinguir leyes sociológicas y razones de causa-efecto, de tal suerte que los politólogos y políticos profesionales pueden prever las reacciones que pueden producir ciertas acciones en la sociedad.

“Y es Arte, porque requiere una buena política hacer las cosas bien; hasta las más sencillas”.

Hizo notar que aunque el país ha avanzado vertiginosamente, se mantiene una sección de la población en la pobreza extrema y hay evidencias de profundas desigualdades sociales que hay que combatir.

La sociedad quiere una mejor calidad de vida; para eso se trabaja, para eso se lucha y para eso están los partidos políticos de todos los signos: para combatir la desigualdad social.

También tenemos que combatir la violencia, que se ha extendido y agudizado y que daña al tejido social.

“Ojalá que la violencia sea controlada: es una meta política inmediata”.

“También es urgente continuar con la tarea de la protección del ambiente, a pesar de la actitudes contradictorias que ha tomado el actual Ejecutivo Norteamericano, al salirse del Acuerdo de París; eso tendrá que rectificarse porque es una decisión que va contra la Historia y el avance de la humanidad.

“Ciudadanas, Ciudadanos: Ética y Política deben ir de la mano; debemos adoptar una nueva forma de actuar, de pensar, de dar resultados, planteando metas específicas para la superación del país”

“MI AMIGO EL PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO”

“Con motivo de la celebración del Primer Centenario de la Constitución de 1917, mi amigo el Presidente Enrique Peña Nieto, me pidió hacer este libro para plantear la “Influencia de la masonería en la Constitución de 1917” con la ayuda y colaboración de la Doctora Patricia Galeana Herrera, Directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de La Revolución Mexicana.

Para que así quede registrado este hecho de la Historia de México, que nos enseña tanto y que señala el camino a seguir”.

Fueron dos años y medio de investigación ardua, “y como tengo acceso a los Archivos Secretos de la Orden de la Masonería Mexicana, pudimos lograrlo”.

“El 90% de los diputados que asistieron al Congreso Constituyente de 1917 eran masones; eso da una idea de la influencia que tuvieron las ideas masónicas y liberales en nuestra Constitución.”

Venustiano Carranza, Jefe del Ejército Constitucionalista y Jefe del Ejecutivo tenía el grado 33 de la masonería; y también el Diputado Luis Manuel Rojas, en su tiempo un líder político indiscutible.

Luis Manuel Rojas era a la sazón Gran Maestro de la Logia Masónica Valle de México, al igual que lo fue Don Benito Juárez, el General Elías Calles; el General Lázaro Cárdenas del Río; el Licenciado Miguel Alemán Valdés y otros distinguidos mexicanos.

Así que la Constitución mexicana de 1917 recogió el pensamiento del liberalismo mexicano en todo su esplendor.

Esa Constitución recogió los grandes principios éticos de la República: “la educación laica, democrático; libertad de cultos y de creencias; no más religión de Estado, sino libertad de creencias y de cultos sin distinción; los que creen y los que no creen.

Libertad de cátedra; libertad de tránsito; libertad filosófica; libertad de trabajo; derechos humanos en los artículos 27 y 123, para los trabajadores, para los indígenas y campesinos; defensa de los recursos materiales, sobre los recursos que pertenecen a la nación; separación del Estado y las Iglesias.

“Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, esa fue la divisa constitucional.

“Ni el Estado se mete a nombrar Papas y Obispos; ni la Iglesia se mete a nombrar cargos políticos y gubernamentales”.

POSTULADOS PARA EL 2018

Política y Ética;

Derechos Humanos;

Lucha ambientalista;

Derechos de jubilados y pensionados;

Seguridad social;

Defensa de nuestra identidad nacional frente a las nuevas formas de dominación imperial;

Conservación de nuestras costumbres, de nuestra identidad;

Y mantener el gran orgullo de ser mexicanos;

Diversificar nuestra economía, el comercio y la geopolítica;

No sólo relaciones con el Norte, sino con el Caribe, Europa, África, Centro y Sudamérica; Asia y Medio Oriente

Vamos al Mundo; vamos al Mundo; con nuestros empresarios, artistas, escritores, deportistas; cineastas creadores e inventores de ciencia y tecnología.

Ética y Política que tenemos que plasmar en documentos y ejercer en la práctica cotidiana.

Con una defensa abierta, clara y sistemática por encima de lo que piense dirigentes y magistrados, la Constitución de la Ciudad de México hay que defenderla.

“Que espanta por ser de avanzada”, pues que espante; discutamos lo que dice la Constitución de la Ciudad de México; los derechos que proclama.

“Don Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno, que les manda a los Rotarios un saludo fraternal, ha defendido en todos los foros la Constitución;

Por la Constitución de la Ciudad de México luchamos desde hace muchos años.

“Ética y Política: el Hombre es un ser político, dijo Aristóteles; y hacemos política en todas nuestras actividades: en el trabajo, en la literatura; en nuestras relaciones sociales; en el teatro, en el cine, en el deporte, en nuestras relaciones familiares; en todo.

“La política es parte fundamental de la convivencia pacífica y civilizada entre los seres Humanos; la política sin ética no es política; no demos pasos atrás; trabajemos por el avance de la Humanidad; mantengamos una República laica y libre, democrática, abierta, plural y en beneficio de la grandeza de México.”

 

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía. 




Agregar un comentario