Triunfa la razón: no habrá muro con México y sigue el TLCAN

292

En una llamada telefónica nocturna que duró 20 minutos, el Presidente de México Enrique Peña Nieto, convenció a Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos de América, de continuar con el TLCAN y, en su caso, modernizarlo y fortalecerlo.

Ante la amenaza hecha por la mañana ese mismo día y filtrada por la Casa Blanca, de que el Presidente Trump emitiría más tarde “una Orden Ejecutiva” para cancelar el TLCAN, el Presidente Peña Nieto decidió llamar al Presidente Trump para conversar sobre el tema.

El Mandatario mexicano le dijo a Trump que “si se cancelaba el TLCAN, México ya no estaría en posición de continuar el diálogo sobre temas comerciales”; así lo reveló el Canciller Luis Videgaray.

En el curso de la conversación telefónica de 20 minutos, los dos presidentes quedaron de acuerdo en que debía continuar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Se supo después, por la Casa Blanca, que el Presidente Trump también conectó con Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá, país miembro del TLCAN, con quien se acordó a la vez continuar con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte , al que pertenecen los tres países.

Eso fue un triunfo de la razón.

Este fue el comunicado de la Casa Blanca, del día 26 de abril del presente año:

LA CASA BLANCA Oficina del Secretario de Prensa PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA 26 de abril de 2017

Resumen de la llamada del Presidente Donald J. Trump con el Presidente de México Enrique Peña Nieto y el Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau

 La tarde del 26 de abril, el Presidente Donald J. Trump habló tanto con el Presidente de México Enrique Peña Nieto como con el Primer Ministro Trudeau de Canadá. Ambas conversaciones fueron placenteras y productivas. El Presidente Trump acordó no dar por terminado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en este momento y los líderes acordaron proceder rápidamente acorde a sus procedimientos internos, para permitir una renegociación del TLCAN que beneficie a los tres países. El Presidente Trump señaló que “es un privilegio para mí actualizar el TLCAN a través de la negociación. Es un honor trabajar tanto con el Presidente Peña Nieto como con el Primer Ministro Trudeau, y creo que el resultado hará que los tres países sean mejores y más fuertes”.

Por su parte la Presidencia de la República emitió el siguiente comunicado oficial el día 26 de abril del presente año sobre la llamada sostenida por el Presidente con su homólogo norteamericano Donald Trump:

México Presidencia de la República

26 de abril de 2017

El Presidente Enrique Peña Nieto conversó hoy por teléfono con el Presidente Donald J. Trump sobre el TLCAN

Los mandatarios coincidieron en la conveniencia de mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y trabajar junto con Canadá, para llevar a cabo una exitosa renegociación, para beneficio de los tres países.

Hoy por la tarde el Presidente de la República sostuvo una conversación telefónica con el Presidente de los Estados Unidos de América, Donald J. Trump. Durante la llamada, ambos Presidentes hablaron del objetivo compartido de buscar modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Los mandatarios coincidieron en la conveniencia de mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y trabajar junto con Canadá, para llevar a cabo una exitosa renegociación, para beneficio de los tres países.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte entró en vigor el 1º de enero de 1994, y a partir del mismo, el comercio en la región de América del Norte ha aumentado más de tres veces”.

EL CONGRESO NORTEAMERICANO NIEGA FONDOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL MURO CON MÉXICO

Días antes, el Congreso norteamericano también convenció a Trump de abandonar la absurda idea de construir un Muro con México.

Los voceros congresionales advirtieron al Presidente que sólo aprobarían el Presupuesto Federal, si retiraba la solicitud para usar fondos en la construcción de la barda sobre la frontera; y eso estaba paralizando el funcionamiento de todo el Gobierno norteamericano.

El Presidente Donald Trump aceptó la sugerencia del Congreso: no habrá muro, aunque matizó la idea de que será sólo por este año y después podría insistir.

TONO CORDIAL DE TRUMP CON EL PRESIDENTE PEÑA NIETO

Fue muy comedido el tono de la Casa Blanca, señalando que el Presidente Trump indicó que “es un privilegio para mí actualizar el TLCAN a través de la negociación. Es un honor trabajar tanto con el Presidente Peña Nieto como con el Primer Ministro Trudeau..”.

Remarcó la Casa Blanca que ambas conversaciones del Presidente Trump “fueron placenteras y productivas”.

También fue muy notable la declaración del Presidente Donald Trump en el sentido de que: “creo que el resultado hará que los tres países sean mejores y más fuertes”.

TRIUNFO DEL PENSAMIENTO LÓGICO

Los dos acontecimientos que se produjeron casi en forma simultánea: la declaración de que no habrá muro y de que continuará el TLCAN, con las modificaciones que sean necesarias dentro de una negociación beneficiosa para los tres países, fueron el resultado del pensamiento lógico: un triunfo de la razón.

Lo anterior, pondrá nuevamente en orden las relaciones entre México y los Estados Unidos y estimulará el crecimiento de nuestra región económica que comprende México-Estados Unidos-Canadá, que ya es la zona económica más productiva del mundo y que está en posición de crecer con rapidez.

En los 23 años de funcionamiento del TLCAN, el comercio entre los tres países se ha multiplicado por tres y la perspectiva es de una mayor aceleración.

Las tres naciones, México, Estados Unidos y Canadá cuentan con una fuerza de trabajo impresionante y amplia; fuentes de energía enormes y materias primas abundantes; además, juntos constituyen el mercado más grande a nivel global.

Las consideraciones anteriores y otras más hacían imposible la idea de suspender su tratado de libre comercio; de haberse roto el TLCAN, se habría caído en una contradicción económica negativa para los tres países, y el mayor afectado iba a ser Estados Unidos.

OTROS BENEFICIOS DE CONTINUAR CON EL  TLCAN 

Este nuevo panorama de relación que se abre como una verdadera ventana de oportunidad, deberá ser aprovechada por el Gobierno mexicano para plantear mejoras en otros renglones de la relación bilateral con el Gobierno de Estados Unidos, en especial, ahora que se ha revelado que en los desgloses del Presupuesto que presentó la Administración Trump no están incluidos las partidas de gravar las remesas que envían los migrantes a sus países y que para nuestro país en el último año alcanzaron la cifra de poco mas de 24 mil millones de dólares; y que bien se podría plantear una mejora de la política migratoria y su aplicación en la preservación de derechos de nuestros connacionales.

Añadido a esto queda claro que el daño económico que sufrirían no sólo las empresas, sino los sectores productivos como el agrícola en norteamérica y el acceso de otras mercancías mermaría aún más a la clase media que tanto ha defendido en su discurso el Presidente Trump.

De hecho existen declaraciones abiertas de varios senadores y gobernadores de los Estados Unidos que piden una mesurada actualización, pues de lo contrario muchos sectores se verían en una grave situación económica que poco se resarciría con la nueva propuesta tributaria hecha ante el Congreso del vecino país del norte. Como la declaración hecha por el Senador Republicano John McCain que pidió al Presidente no sacar a EUA del TLCAN, “va a devastar la economía en mi estado Arizona, espero no lo haga”, expresó el legislador.

Es la hora de la razón, el diálogo y el compromiso de llevar a mejores estadíos no sólo a las economías sino además procurar el bienestar de millones de personas que dependen del Tratado, esperamos sea incentivo esa necesidad  la prioridad del pensamiento de los negociadores.




Agregar un comentario