Enrique Peña Nieto: “orgulloso de ser el Presidente de un gran pueblo”

196

Solamente en momentos cruciales se producen escenas como la que protagonizó el Presidente Enrique Peña Nieto por televisión y los otros medios electrónicos como la radio, el internet y las redes sociales, cuando emocionadamente y sinceramente, así lo pensamos nosotros, expresó:

“Me siento orgulloso de ser mexicano y me siento más orgulloso de ser el Presidente de un gran pueblo: el pueblo de México”.

Y lo dijo el Presidente Enrique Peña Nieto, en momentos en que la Patria está en peligro, por amenazas de un desquiciado Presidente de los Estados Unidos de América, a quien la mitad de su propio pueblo repudia y que ha logrado también la condena mundial de las fuerzas políticas y sociales más avanzadas.

Este grave riesgo que afronta la nación mexicana ha producido una gran unidad nacional de todos los sectores y partidos políticos, salvo alguna rara excepción de persona, grupo o sector que no comprende a plenitud la situación por la que atraviesa el país.

Se siente orgulloso del pueblo de México el Presidente Peña Nieto, por su valentía, por la comprensión de la situación en la relación con el nuevo gobierno de los Estados Unidos y porque así responde el pueblo mexicano en los momentos difíciles que ha atravesado en su historia.

No son pocas las veces en que el pueblo mexicano ha tenido que afrontar las amenazas del exterior: en el siglo XIX las amenazas de la Santa Alianza; la Guerra de los Pasteles; la Guerra de Texas; la Guerra e Invasión de los Estados Unidos de América de 1847, con la pérdida de grandes extensiones del territorio nacional; la Intervención Francesa (1862-63) y el Imperio de Maximiliano (1864-67), cuando México dio al mundo una gran lección de soberanía y dignidad con el Presidente Don Benito Juárez García y su pléyade de colaboradores y con el valiente Ejército Mexicano dirigido por Ignacio Zaragoza y Mariano Escobedo, cuando México salió victorioso y mostró al mundo su soberanía e independencia, lograda por un gran pueblo que pudo restaurar la República Mexicana.

Luego, en 1914 y 1917 los mismos Estados Unidos, con cualquier pretexto invadieron Veracruz; y en el proceso revolucionario mexicano tuvieron una Expedición Punitiva contra Pancho Villa, encabezada por el General Pershing.

Tampoco se puede olvidar la amenaza norteamericana contra el General Alvaro Obregón, en el asunto de los Tratados de Bucareli, en 1920-21.

Los Estados Unidos también tuvieron una actitud amenazante contra el general Lázaro Cárdenas a causa de la Expropiación Petrolera; y poco después, ya bajo la Presidencia de Avila Camacho, Estados Unidos intentó poner bases militares sobre la Costa del Pacifico mexicano, en plena Segunda Guerra Mundial, lo cual no permitió nuestro país.

Así que, las amenazas de la Potencia del Norte sobre México no son nuevas; y es por ello que el Presidente Enrique Peña Nieto se siente fortalecido por la unidad nacional que ve en el pueblo mexicano, del que se siente orgulloso.

Todos estamos orgullosos de ser mexicanos y nuevamente sentimos, como antes nuestros antepasados, la necesidad histórica de estar unidos ante las amenazas del exterior.

¡Viva México!




Agregar un comentario