“En la nueva etapa de relaciones con EUA, en ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país ni como mexicanos”: subrayó el Presidente de la República

234

Al encabezar la 28ª Reunión con Embajadores y Cónsules de México, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que en la nueva etapa de relaciones bilaterales con los Estados Unidos de América “en ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país, ni de nuestra dignidad como mexicanos”.

“No son negociables principios básicos como nuestra soberanía, el interés nacional y la protección de nuestros connacionales”, subrayó.

Resaltó que “es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo Gobierno de los Estados Unidos, como el tema de un muro que México, por supuesto, no pagará”.

En el evento, realizado en el salón Tesorería del Palacio Nacional, el Primer Mandatario señaló que “el mundo voltea hacia México para ver cómo enfrentamos nuestros desafíos y la manera en que aprovechamos nuestras ventajas. Esto es lo que define cómo nos ven en el exterior”.

“El mundo voltea a ver a México y a los mexicanos, y por eso es que debemos aprovechar nuestro legado histórico y cultural, nuestra posición geográfica y recursos naturales, el espíritu y las capacidades de nuestra gente para promover desarrollo, lograr una convivencia de respeto a las libertades y a los derechos, lo mismo que para actuar con responsabilidad global”, añadió.

“Así, y hay que decirlo abiertamente, el mundo reconoció a nuestro país por el conjunto de Reformas Estructurales que, entre todos, logramos concretar y que hoy están implementándose. Hoy el mundo reconoce a México por esa capacidad de cambio, por su determinación para transformarse y evolucionar”, enfatizó.

 

El mundo está pendiente de cómo reaccionamos ante dos nuevos desafíos: dejar atrás un viejo esquema para determinar el precio de las gasolinas, e iniciar una nueva etapa en nuestra relación con los Estados Unidos

El Titular del Ejecutivo Federal indicó que en el momento actual “el mundo también está pendiente de cómo reaccionamos ante dos nuevos desafíos: el dejar atrás un viejo esquema para determinar el precio de las gasolinas, y el de iniciar una nueva etapa en nuestra relación con los Estados Unidos”.

En cuanto al precio de la gasolina, dijo que “el mundo está observando cómo abordamos una decisión difícil e impopular, pero al mismo tiempo impostergable. Se trata, además, de un proceso por el que muchos países ya han transitado, por lo que hay especial comprensión de la magnitud del reto”.

“En unidad, nosotros y sólo nosotros, respetando la pluralidad y la diversidad de opiniones que nos caracterizan, debemos ser capaces de superar diferencias para proteger lo mucho que hemos construido en años de trabajo y en décadas de esfuerzos”, destacó.

Refirió que un segundo reto, “de mucho mayor trascendencia y complejidad que el aumento del precio a la gasolina, es el inicio de una nueva etapa de relaciones bilaterales con Estados Unidos de América. Ahí el mundo verá en México a un país que con audacia y pragmatismo privilegia el diálogo y el entendimiento para lograr beneficios concretos para los mexicanos”.

“Impulsaremos una negociación abierta y completa. Todos los temas que definen nuestra relación bilateral están sobre la mesa, incluyendo seguridad, migración y comercio”, indicó.

“Puedo asegurarles que vamos a trabajar para tener una buena relación con los Estados Unidos y con su Presidente, una relación que sea buena para México y buena para los mexicanos”, agregó.

El Presidente Peña Nieto resaltó: “vamos a defender las inversiones nacionales y extranjeras en México. Vamos a asegurarnos de que México siga siendo un destino confiable y atractivo para invertir”.

Puntualizó que concretamente en esta materia, “deben existir reglas claras para que continúe el flujo de capitales en la región”.

“Rechazamos cualquier intento de influir en las decisiones de inversión de las empresas con base en el miedo o en amenazas”, destacó.

 

Objetivos de las negociaciones con Estados Unidos

El Primer Mandatario dijo que para México cualquier negociación con Estados Unidos debe incluir los siguientes objetivos:

“Estados Unidos debe asumir un compromiso de trabajar de forma corresponsable para detener el tráfico ilegal de armas de Estados Unidos a México, así como para frenar el dinero de procedencia ilícita que reciben las organizaciones criminales en nuestro país. Debemos lograr que cualquier repatriación de personas indocumentadas continúe de manera ordenada y coordinada, garantizando un trato humano y el respeto a los derechos de los migrantes mexicanos”, precisó.

“Ambos países tenemos una responsabilidad compartida sobre el creciente flujo de indocumentados extranjeros que cruzan el territorio mexicano en su afán de llegar a Estados Unidos. Esto genera presiones migratorias para nuestro vecino del norte, y retos para México como la actual estancia en el país del orden de cuatro mil 500 haitianos en esa condición”, apuntó.

Señaló que “México buscará incrementar la inversión en infraestructura y tecnología para que nuestras fronteras sean más seguras, modernas y eficientes. Ello facilitará aún más el comercio bilateral y reducirá los tiempos de espera en los cruces fronterizos”.

“Y algo muy importante: mantener el libre flujo de remesas de nuestros connacionales en Estados Unidos, que sumaron ya más de 24 mil millones de dólares a noviembre del año pasado. De estos recursos depende el sustento de millones de familias mexicanas, principalmente de bajos recursos”, agregó.

El Titular del Ejecutivo Federal mencionó que con respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), “buscaremos acuerdos que den certidumbre a la inversión y al comercio entre México, Canadá y Estados Unidos, y que esta certidumbre se extienda a las empresas que han elegido a nuestro país como destino de inversión y plataforma productiva y de exportación”.

Explicó que “también debemos lograr acuerdos para proteger los empleos actuales, crear nuevas fuentes de trabajo y mejorar los salarios”.

Afirmó que la complementariedad de los procesos productivos entre los tres países que integramos la región del TLCAN, es una de nuestras mayores fortalezas. “Por ello, trabajaremos para que continúe el esquema de libre comercio y la integración productiva entre los tres países de la región, así como para fortalecer la competitividad de América del Norte, con pleno respeto a las reglas del comercio internacional”.

Aseguró que adicionalmente, “debemos modernizar nuestro marco comercial para incluir nuevos sectores como telecomunicaciones, energía y comercio electrónico”.

“Lo reitero: negociaremos con seguridad en nuestras fortalezas y con sentido práctico, promoviendo siempre los intereses de México y de los mexicanos”, expresó.

Relaciones con otras regiones

El Presidente Peña Nieto mencionó que además de norteamericanos, “somos una nación orgullosa y estrechamente vinculada a América Latina y el Caribe”.

“En la región, especialmente en Centroamérica, fortaleceremos nuestra presencia como un actor propositivo en temas de interés común como desarrollo, integración económica, migración y seguridad. México profundizará su vinculación con países con los que no habíamos sostenido acercamientos óptimos, para lo que ahora se presentan oportunidades, como Argentina y Brasil, al tiempo que continuaremos construyendo logros concretos con las naciones que integramos la Alianza del Pacífico”, explicó.

Añadió que nuestro país brindará especial atención a Europa, “continente donde se nos valora como un socio confiable y aliado en una amplia agenda de temas, y daremos prioridad a la actualización del Acuerdo Global México-Unión Europea”.

“En un entorno internacional que cuestiona la efectividad de la globalización para generar bienestar a nuestras sociedades, para la Unión Europea y México es prioritario concluir con celeridad estas negociaciones; tengamos como meta concretarlo en los próximos 12 meses”, refirió.

Apuntó que “Asia-Pacífico es la región económica más dinámica del mundo, y un punto medular en nuestra estrategia de diversificación económica y política. Ahí se encuentran seis países del Grupo de los 20 y cinco de nuestros diez principales socios comerciales: China, Japón, Corea, Malasia y Taiwán”.

En Medio Oriente, continuó, “capitalizaremos la histórica Visita de Estado que realicé en 2016 a la Península Arábiga, que para el caso de Qatar y los Emiratos Árabes Unidos fue la primera de un Jefe de Estado mexicano. Aprovecharemos los acuerdos de cooperación y contratos comerciales alcanzados para captar inversiones a partir de los fondos soberanos de esos países, y para que empresas mexicanas accedan a los mercados de la región”.

Con África, dijo, “no tenemos aún el nivel de acercamiento que corresponde al potencial de nuestras relaciones, y que es fundamental para proyectarnos como actor con responsabilidad global”.

Resaltó que “dentro de las restricciones que implica el Programa de Austeridad Económica, debemos encontrar mecanismos innovadores para incrementar nuestra presencia y las oportunidades de comercio, inversión y cooperación”.

En el ámbito multilateral, indicó que “México aprovechará las oportunidades para fortalecer la gobernanza global”, e informó que este año México será sede de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos.

“En este foro promoveremos condiciones para que el organismo promueva la construcción de un hemisferio seguro y en paz. En materia migratoria deberán sentarse las bases del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular; y en materia de derechos humanos seguiremos alentando una política de apertura a la observación internacional, que lejos de debilitarnos nos fortalece y prestigia”, enfatizó.

El Presidente Peña Nieto reiteró la bienvenida al Secretario Luis Videgaray, “quien ha dejado constancia de su vocación de servicio a México y que cuenta con todo mi respaldo para cumplir la elevada encomienda que ahora tiene”.

De igual forma, expresó su reconocimiento y agradecimiento “a quien fuera Canciller, a Claudia Ruiz Massieu, quien con especial entrega aportó su talento y profesionalismo al frente de la Secretaría de Relaciones Exteriores”.

 

La capacidad, talento y experiencoa de quienes integran el servicio exterios, una de las fortalezas para enfrentar los retos de México en el mundo: Luis Videgaray

Por su parte, el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, afirmó que son muchos los retos que enfrenta México ante el mundo, pero ante ello, “una de las grandes fortalezas que tenemos es la capacidad, el talento, la experiencia de los hombres y mujeres que integran el Servicio Exterior Mexicano y la diplomacia nacional”.

Recordó que en 1990 se llevó a cabo la primera Reunión de Embajadores y Cónsules, y estableció que “algo que tienen en común 1990 con 2017, es que son años donde se han presentado eventos que ponen reto a los paradigmas de la convivencia internacional”.

Expuso que en 1989 cayó el Muro de Berlín, generando una nueva realidad geopolítica; y ahora, en 2016, los eventos políticos en Europa, el Reino Unido y, por supuesto en Estados Unidos, también implican que estamos entrando a una etapa de cambio”.

Explicó que la 28ª Reunión de Embajadores y Cónsules ha sido extraordinariamente productiva, porque se presentaron informes de trabajo en los que se hizo un recuento de cuáles son las metas, un diagnóstico de dónde estamos, dónde tenemos los retos, y, sobre todo, dónde tenemos las oportunidades.

Así, agregó, “nos hemos puesto de acuerdo en algunos objetivos específicos para poder fortalecer nuestra posición entre las distintas negociaciones que habrá de enfrentar México”.

 




Agregar un comentario