Enfrentar a Trump

403

El Presidente Enrique Peña Nieto hizo cambios en el Gabinete y nombró al Doctor Luis Videgaray Caso para enfrentar a Trump de la mejor manera posible: negociando con inteligencia en cada uno de los campos en el que el nuevo Mandatario estadounidense se dispone a atacar.

Es una medida ajedrecística en la que se sacrifica una pieza (en este caso Claudia Ruíz Massieu) no porque la sacrificada lo haya hecho mal, sino porque se necesita un nuevo jugador que tenga las características suficientes para lograr éxito en la negociación con el nuevo equipo norteamericano.

Donald Trump empezó el año con la errónea idea de retirar las plantas automotrices estadounidenses de territorio mexicano y retornarlas a su país; lo logró con la que se había proyectado por la industria Ford en San Luis Potosí y cuya construcción se había iniciado, cancelándose de esa manera la apertura de 3500 empleos para mexicanos; lo mismo quiere hacer ahora con la General Motors, pero lo único que logrará la necia idea de Trump es darse lo que se llama “un tiro en el pie”, porque entonces la producción norteamericana de automóviles será mucho más cara y eso castigará a los consumidores de aquel país.

Hábilmente, el Presidente Peña Nieto pone a Videgaray en Relaciones Exteriores para tratar directamente todo lo que se refiere a Trump, porque fue Videgaray el primer negociador con el equipo del entonces Candidato a la Presidencia de Estados Unidos, cuando nadie daba un cinco por él, pero ya se presentaba como un peligro para México.

Videgaray habló y negoció la visita de Trump a la Ciudad de México y su entrevista con el Presidente Enrique Peña Nieto, quien le advirtió entonces al Aspirante Presidencial norteamericano, lo grande que es México y la importancia que tiene nuestro país para la nación americana, con la que comercia nada menos que 560 mil millones de dólares al año, o sea un millón de dólares por minuto, sin parar nunca.

Luis Videgaray Caso es un tipo audaz e inteligente e informado, y sabrá torear al Minotauro en que se ha convertido Trump para México y para el resto del mundo.

México es un país muy grande que no se atemoriza ni ante Trump ni ante nadie; pero además, los ataques de Trump han resultado gratuitos y antihistóricos, porque México ha sido no sólo aliado económico de los Estados Unidos y ahora socio importantísimo en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que incluye a Canadá, sino que ha sido y es aliado militar de los Estados Unidos y participante activo del Bloque Occidental de Países a través de la OCDE

Una vez que el nuevo Presidente de los Estados Unidos Donald Trump se vaya enterando de la situación mundial y, en particular de la alianza económica y política con México, y las consecuencias negativas para su propio país de romper con ella, seguramente pondrá freno y reversa a sus trastornadas directivas.




Agregar un comentario