China y México con “Manos Unidas”, una muestra de Cultura y Amistad

256

La milenaria cultura China llenó el escenario del emblemático teatro Esperanza Iris de la ciudad de México, para dar muestra de pericia y belleza, pero también para hacer patente el lazo de amistad entre las dos naciones.

El espectáculo “China y México con manos unidas”, también denominado por los organizadores como la “Noche de México, se llevó a cabo en el marco del Año de Intercambio Cultural China-América Latina.

Movimiento, color y destreza se combinaron en un derroche festivo para los espectadores quienes admirados ovacionaron a los acróbatas, bailarinas, músicos y cantantes, todos integrantes de destacadas compañías artísticas chinas.

Por parte de México, estuvo la representación en el escenario de la cantante Eugenia León -acompañada por el Ensamble Memorias del viento-, quien interpretó la canción tradicional china “Mo li hua: flor de jazmín”, en el idioma original.

El viceministro de cultura de la República Popular China, Ding Wei, en el discurso de apertura calificó al espectáculo como “una perla brillante” y no fue para menos, porque la función se llevó con la precisión en movimientos y tiempos, tal como se cultiva una joya.

Fueron doce números. El primero, el bocado inicial de una serie de momentos que superaban al anterior, dejando ver la cultura de un pueblo pulido con paciencia y dedicación.

La Compañía de Teatro y Danza de Tianjin, abrió con Esplendor, un baile elegante y majestuoso que muestra la larga y brillante historia de la cultura china. Siguió la acrobacia Equilibrio con una sola mano, a cargo de la actriz Hao Shan, quien con la fuerza de un solo brazo presentó una variedad de posiciones corporales sumamente complicadas pero de hermosa plasticidad.

Vendría después la danza Alegría, una representación de cómo los jóvenes de la etnia Yi del suroeste de China, expresan su amor. Luego, acróbatas de la compañía de Tianjin, ofrecieron la coreografía Sombreros de paja, una actuación cargada de humor y maestría en coordinación de movimientos, y por si hiciera falta pericia, presentaron Escaladas un espectáculo de volteretas en las alturas.

El Ballet sobre hombros, fue otro de los momentos que dejó boquiabiertos a los espectadores, por la combinación de acrobacia, danza folclórica y ballet, ejecutados por una pareja, donde el hombre pone sus hombros y cabeza para que una refinada bailarina dance sobre éstos.

Por su parte la Escuela de Artes Marciales Huo Yuanjia de Tianjin presentó El espíritu del Wushu chino, con actores saltan y pasan entre la luz y la sombra, mostrando la disciplina de las artes marciales.

El Grupo de Artes Escénicas de Ningxia puso un toque sensual y delicadeza con la danza Las jarras doradas, donde las bailarinas como si flotaran sobre la duela, bailan bajo la luz de la luna.

La fiesta estaba en su recta final, y tocó el turno a los jóvenes tenores Wang Senan, Zhang Kai y Shi Guangyu, quienes interpretaron Alamuhan, canción folclórica de la etnia Uigur, que trata sobre una historia de amor.

Más adelante la voz de Eugenia León se escuchó en chino con la pieza Mo li hua: flor de jazmín, una canción popular china que expresa sentimientos amistosos. Tocó a ella y a los tenores cerrar la fiesta con el Cielito Lindo.

La noche de México, se la llevó China en ovaciones. Los artistas chinos no escatimaron en maestría, lo mismo en danza, acrobacia, música, iluminación y escenografía, esta última desarrollada a partir de imágenes fijas y en movimiento proyectadas en el ciclorama.

Los organizadores estimaron una asistencia de un mil invitados, entre quienes se encontraban, Liu Yandong, Viceprimera Ministra de la República Popular China; Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal; Jesús Zambrano, Presidente de la Cámara de Diputados, y Víctor Manuel Giorgana Jiménez, Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, quien tuvo el encargo de dar la bienvenida a funcionarios y artistas chinos por parte de la delegación mexicana.

 

Por Dunia Rodríguez




Agregar un comentario