Los partidos políticos hacia el 2018

400

Ante lo adelantado de la contienda presidencial del 2018, decidimos realizar esta encuesta para medir como están las percepciones sobre los partidos políticos y como son valorados por los ciudadanos, especialmente ante los resultados electorales del pasado julio, que marcaron cambios en las posiciones partidarias, así como indicadores que hay una crisis de credibilidad institucional y confianza sobre la partidocracia.

 

Análisis de las cifras

El PAN arranca al frente de esta contienda electoral con más del 21% de la intención del voto, debido a que en las pasadas elecciones ganó gubernaturas en 7 estados y con esto, actualmente gobierna en 11 entidades. Es sin lugar a dudas el mejor resultado electoral del Blanquiazul desde sus orígenes, lo que lo coloca empatado con el tricolor en la primera posición.

El PRI se coloca ligeramente abajo del PAN en un empate técnico, con cerca del 20% de preferencias; datos que reflejan la pérdida de su voto duro, el escandaloso desprestigio por corrupción de sus gobernadores como en Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo.

Morena se coloca en la segunda posición con el 10% de la intención del voto, convirtiéndose en el nuevo partido más competitivo y exitoso.

En la tercera posición está el PRD con el 7.6% de las preferencia, perdiendo más de 8,4% de fuerza de su promedio anual; intenciones del voto que se han mudado a Morena.

En la cuarta posición estarían los independientes con el 4.8% de las preferencias electorales, situándose muy por arriba del PT, Encuentros Social, Movimiento Ciudadano Nueva Alianza y el PVEM. Los datos anteriores muestran que en términos reales son estos cinco partidos políticos los que están en niveles de competitividad aceptables y seguramente perderían su registro al no alcanzar el 3% de la votación total.

Una de las cifras más reveladoras de esta encuesta sobre las preferencias electorales, es que el 31% de los ciudadanos participantes en este estudio, son indecisos, es decir, que no los convence ningún partido político; vale la pena resaltar que es el nivel más alto registrado. También este dato muestra con claridad que al arranque de la contienda no hay nada seguro para nadie y asimismo, el alto desencanto ciudadano por los partidos políticos y una crisis >sin precedentes< de credibilidad en ellos.

 

Reflexiones finales

Los resultados de esta encuesta muestran que los partidos y la política en general, están pasando por la peor crisis de credibilidad y confianza en los tiempos modernos de la democracia, así como que >los partidos< han dejado de ser la vía institucional de la canalización de las demandas sociales, para que se conviertan en políticas públicas; generando de manera frecuente manifestaciones públicas y movimientos sociales, en búsqueda de la solución de esas demandas.

Alrededor del 70% de los ciudadanos entrevistados afirman que los partidos políticos han dejado de contribuir a dar certidumbre y gobernabilidad al país, que se preocupan únicamente de cómo aumentar su poder político, donde privan los intereses de las elites o de grupos privilegiados; por encima de los intereses de la nación o los grandes problemas nacionales.

Según las percepciones ciudadanas los partidos más competitivos son el PRI y el PAN con cerca de un tercio cada uno.

Cerca de la mitad de los entrevistados afirman que el PRD presenta serias divisiones internas y cerca del 43% aseguran que el PAN es una organización dividida.

El PAN y PRI arrancan al frente de esta contienda electoral con el 21.1% y 19.3% de la intensión del voto, lo que significa para el Blanquiazul el nivel más alto y para el tricolor su nivel más bajo.

Morena se coloca en la segunda posición con el 10% de las preferencias, restándole al Sol Azteca militantes y simpatizantes; es el nuevo partido más exitoso y competitivo.

El PRD está en un lejano tercer lugar con el 7.6% de la intención del voto; cifra que muestra su pérdida de fuerza y las divisiones internas que enfrenta.

Los independiente alcanzaron cerca del 5% de las preferencias electorales; cifra alta y que refleja la pérdida de credibilidad y confianza a los partidos políticos.

La cifras más reveladora de este estudio, es que el 31% de los ciudadanos encuestados son indecisos, es decir, que no los convence ningún partido político, lo que muestra la profunda crisis de falta de credibilidad y confianza ciudadana por los partidos políticos. Dicho en otras palabras, los indecisos predominan en la competencia, por lo que no hay nada seguro para nadie.

Cerca del 42% de los entrevistados aseguran siempre han votado por el mismo partido político, mientras que el 53% afirman que sufragaron por otros partidos, que optaron por candidatos independientes o anularon su voto.

El 42% de los entrevistados aseguran que irán a sufragar, mientras que cerca de un 57% están entre no ir a votar y los que aún no lo deciden; lo anterior significa que por lo menos habrá un abstencionismo de más del 50% de los ciudadanos que están en posibilidad de sufragar.

 

Parámetros

Este tipo de estudios Prospecta Consulting los viene realizando desde hace 20 años, para poder comparar sus resultados:

Para 1996 la falta de credibilidad y confianza, así como otras percepciones negativas sobre los partidos políticos se ubicaba alrededor del 40% >promedio<

Para el año 2000, estaba alrededor de 46% >promedio<

Para el 2006, en 52% >promedio<

Para el 2012, en 56% >promedio<

Para el 2015, en 66% >promedio<

Para el 2016, en 71% >promedio<

Es decir que en 20 años la credibilidad y confianza en los partidos políticos cayo en cerca de 20 puntos porcentuales y; del 2015 al 2016 (es decir un año) perdió 5%; estos datos muestran con claridad la peor crisis de credibilidad y confianza de los partidos políticos, así como en la política y sus instituciones. La pérdida de 5% del año pasado al presente, se debe fundamentalmente, a que en los pasados comicios, se vinculó al PRI con el presidente Enrique Peña Nieto, que tiene sin precedente la calificación más baja por parte de la ciudadanía, de alrededor del 3.3 >sobre 10 puntos< succionando hacia abajo a los partidos y sus instituciones.

 

A manera de conclusión

Uno de los problemas más grandes en nuestro país es que los partidos políticos no se han construido desde abajo, se han construido desde arriba y las leyes electorales impiden que muchos de estos procesos sociales que nacen en los propios movimientos de la sociedad cuajen, culminen como grandes organizaciones que terminen siendo partidos políticos. Más aún hoy en día las leyes son tan restrictivas que  cuesta mucho trabajo incluso a quienes si aspiran a esos espacios organizativos más ciudadanizados a construir nuevos partidos.

A través de la historia los partidos políticos han desarrollado un papel importante en torno a las decisiones del Estado ya que por medio de ellos se logra poner en práctica los postulados básicos de la democracia representativa. Actualmente la situación por la que se ven envuelta las organizaciones políticas no es positiva, lo que no contribuye a generar estabilidad y legitimidad a los tres órdenes de gobierno. En este mismo sentido la caída de la participación electoral y el “voto blanco” son tan sólo al algunos síntomas que proyectan, si bien no el agotamiento de la democracia representativa; ponen en serias dudas el papel de los partidos políticos, aunados a estos fenómenos están las candidaturas independientes.

Ha surgido un debate en la vida política contemporánea sobre la falta de confianza en las instituciones nacionales, especialmente los partidos políticos; como publicaciones como “el fin de los partidos políticos está cerca” o “la era de la democracia de partidos ha pasado” alientan en buena parte el pesimismo imperante hacia esas instituciones “clásicas” de representatividad.

Preocupa actualmente la carencia o deterioro de la confianza institucional, porque afecta negativamente la convivencia social y daña el vínculo entre ciudadanos y autoridades, pudiendo llegar a reducir sensiblemente la legitimidad y efectividad de las instituciones públicas en el cumplimiento de sus objetivos >Constitucionales< especialmente aquellas que son claves para la organización política de la sociedad.

Los resultados de esta encuesta de Prospecta Consulting y otros sondeos realizadas por instituciones y organismos públicos nacionales e internacionales, muestran con claridad la mínima credibilidad y confianza que la sociedad tiene hacia los partidos político, la cual proyecta si bien no el agotamiento de la democracia representativa, si en la necesidad de repensar en el papel y objetivos que tienen los partidos políticos como intermediarios entre las necesidades y expectativas de la población ante los diversos órdenes de gobiernos; esto cobra un nivel prioritario ante las elecciones presidenciales del 2018.

 

Vitrina metodológica

La encuesta se realizó con apoyos de grupos privados y empresas consultores a través de Prospecta Consulting a escala nacional. Marco muestral: Secciones Electorales reportadas por el INE para la República Mexicana; aplicando un sistema aleatorio simple. Con 1 mil 546 encuestas útiles, cara a cara, en sus domicilios, realizadas a mujeres y hombres mayores de 18 años; utilizando como herramienta de recolección de datos, un cuestionario diseñado para este caso, que cumpliera con los objetivos del estudio. Nivel de rechazo a la entrevista: 29.8%. Grado de validez de 98.5% y un error estándar de +/- 2.6%, del 8 al 12 de Noviembre del 2016.

 

AYD PROSPECTA, S.C.

WTC. Montecito No.38, Piso 28, Oficinas 12 y 13

Col. Nápoles. Delegación Benito Juárez

C.P. 03810

 

Por Rafael Abascal y Macías

rabascal51@hotmail.com




Agregar un comentario