Meade Kuribreña y Carstens tranquilizan los mercados mexicanos

2474

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Muy buenos días a todos.

Muy buenos días gobernador Carstens.

El proceso electoral en Estados Unidos se ha visto reflejado en un incremento en la incertidumbre en los mercados financieros internacionales. En este contexto, las variables económicas en nuestro país han experimentado episodios de volatilidad, especialmente en la cotización del tipo de cambio. Es importante reconocer que el funcionamiento de los mercados se ha mantenido ordenado. Así se ha visto en las últimas horas.

Es pertinente señalar que estos movimientos de precios se han dado en una amplia gama de monedas y activos, emitidos por una gran variedad de países, empezando por Estados Unidos mismo.

El resultado de la elección no implica un impacto inmediato en el marco normativo que regula el comercio de bienes y servicios, flujos financieros o la capacidad de las personas para viajar entre ambos países.

Nuestro marco de finanzas públicas y la fortaleza de nuestras instituciones públicas y privadas nos permiten evitar reacciones prematuras que se adelanten a hechos que ahora desconocemos.

México está en una posición de fortaleza para enfrentar el nuevo entorno. En efecto, nuestro país goza de estabilidad macroeconómica que se ha logrado a través de muchos años de la aplicación de políticas fiscal y monetaria responsables, prudentes y oportunas, de un sistema financiero bien capitalizado, solvente y sin problemas de liquidez.

Todo esto en el contexto de un importante proceso de reformas estructurales. Es muy importante destacar:

Primero, la fortaleza fiscal del país, reflejada en un incremento de casi 5 puntos porcentuales del PIB de recaudación tributaria entre 2008 y 2015 y en un programa de consolidación fiscal que es consistente con la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2017, que ya fue aprobada por el Congreso de la Unión en tiempo y forma, y que contempla un superávit primario para 2017 que permitirá estabilizar el nivel de deuda pública a PIB.

Una estrategia de manejo de deuda que no requiere que el gobierno federal recurra a los mercados financieros internacionales durante lo que resta de 2016 y en todo 2017. Además, el gobierno federal ha cubierto, como ustedes saben, el riesgo de caídas en el precio del petróleo que podría, en su ausencia, haber afectado la solidez fiscal.

Tenemos en tercer lugar un avance significativo en la transformación de Pemex y un mapa de ruta, que presentamos de forma anticipada, reflejado en su plan de negocios, mismo que considera también para Pemex un superávit primario para 2017.

Una inflación observada baja, de alrededor de 3 por ciento, con expectativas futuras bien ancladas dentro del rango objetivo del Banco de México.

Tenemos reservas internacionales por un monto de 175.1 miles de millones de dólares, lo cual es suficiente para cubrir la totalidad de las tenencias de inversionistas extranjeros en deuda interna denominada en pesos. Además, contamos con la Línea de Crédito Flexible (LCF) con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 86.2 miles de millones de dólares.

Un sistema bancario con un nivel de capitalización de 14.9 por ciento y suficiente liquidez, con lo que superan pruebas de estrés más rigurosas que las establecidas por la regulación vigente.

El compromiso que hacen las autoridades del país es que, en la medida en que se obtenga información adicional, y estando vigilantes de nuestro entorno de mercado, se procederá a ajustar las políticas fiscal, monetaria, financiera y comercial, buscando que se preserven nuestros fundamentos macroeconómicos sólidos, lo que es esencial para anclar el valor de nuestra moneda y para poder retomar y mantenernos la senda de crecimiento económico sostenido con estabilidad financiera.

También se acelerará la implementación de las reformas estructurales con el objeto de mantener la dinámica del mercado interno y habremos de buscar, en coordinación con la Cámara de Diputados, la pronta aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017.

En el corto plazo, las autoridades estarán especialmente vigilantes de la evolución de los mercados financieros. El Gobierno de la República y el Banco de México tomarán las medidas que sean necesarias, de manera coordinada, con el objeto de mantener el funcionamiento adecuado de los mercados.

En este contexto, la Comisión de Cambios está pendiente para ir analizando el comportamiento de los mercados y tomar las decisiones necesarias para evitar movimientos erráticos del tipo de cambio que lleven a equilibrios indeseables.

México ha vivido en el pasado retos de volatilidad que hemos enfrentado en unidad, aprovechando nuestra solidez económica y tomando decisiones correctas y prudentes de política. Y ésta no habrá de ser la excepción.

Muy buenos días.

Señor gobernador.

 

Gobernador Agustín Carstens: Muchas gracias señor secretario.

Nada más, en complemento a lo que acaba de decir, que estoy plenamente de acuerdo.

Quisiera añadir simplemente que el Banco de México, en el ámbito de su competencia y siguiendo el calendario prestablecido, ponderará la situación y tomará las decisiones de política monetaria que su Junta de Gobierno considere pertinentes para cumplir con su mandato prioritario de mantener una inflación baja y estable.

Recuerdo que la Junta de Gobierno sesionará, para consideraciones de política monetaria, la próxima semana.

Muchas gracias.




Agregar un comentario