“México tiene una economía en expansión y un vigoroso mercado interno”, asegura José Antonio Meade Kuribreña

5437

Con motivo del análisis del Cuarto Informe de Gobierno de la República, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, compareció ante el Pleno del Senado de la República, en donde aseguró que México tiene una economía en expansión y un vigoroso mercado interno.

Durante la presentación del funcionario público, senadores de los diversos grupos parlamentarios precisaron sus posiciones respecto al mantenimiento de la estabilidad interna, el no endeudamiento público, la reforma fiscal, así como del incremento de la pobreza y la poca creación de empleos.

Meade Kuribeña dijo que en el Cuarto Informe de Gobierno entregado al Congreso se confirman las fortalezas que la economía ha desarrollado en años recientes. Subrayó el crecimiento promedio del Producto Interno Bruto (PIB) es de 2.1 por ciento; y este año crece a una tasa real de 2.5 por ciento, el cual contrasta con la desaceleración observada en otras economías del continente y con el crecimiento negativo que se observa en la región latinoamericana.

En el primer semestre del año, agregó, el consumo privado creció a una tasa real de 3.5 por ciento, y en años recientes las ventas al menudeo crecieron por arriba de su promedio histórico. Entre enero y agosto las ventas en las principales tiendas departamentales y de autoservicio tuvieron un aumento real de 7 por ciento; además de que se observa un crecimiento de 18.5 por ciento en ventas de automóviles.

Sobre el tema del empleo, señaló que desde el inicio de la administración se crearon dos millones 171 mil empleos formales, lo que permitió alcanzar la cifra de 18 y medio millones de trabajadores registrados en el IMSS, en donde uno de cada nueve de ellos, corresponden a esta administración. Desde enero, se establecieron 582 mil empleos nuevos, es decir, un crecimiento de 3.3 por ciento.

El funcionario federal resaltó que se cuenta con una estructura de ingresos públicos más sana, menos dependiente del petróleo y con más ciudadanos contribuyendo al gasto público. “Se ha reducido más de la mitad la dependencia de los ingresos petroleros que caracterizó durante décadas a las finanzas públicas”.

En 2012, alrededor de 40 por ciento de los ingresos del sector público provenían de la venta de petróleo, en 2016 será de menos del 20 por ciento, argumentó. En este contexto, dijo, la caída de los precios del crudo se compensó por el fortalecimiento de los ingresos tributarios derivados de la reforma hacendaria, en donde uno de cada 4 contribuyentes –que equivalen a 13 millones– se incorporaron al registro federal en los primeros tres años del gobierno, con una cifra histórica de 21.6 millones de contribuyentes en 2015.

Respecto a la inflación, el titular de Hacienda señaló que en 2015 se ubicó en 2.13 por ciento, su mínimo histórico. No obstante, en la primera quincena de septiembre de este año, fue de 2.88 por ciento, por debajo de la meta del Banco de México. Asimismo, las reformas estructurales que impactaron los precios en telecomunicaciones, gas LP y electricidad residencial, fueron decisivas para generar este entorno de precios bajos.

Asimismo, señaló que México cuenta con mayor federalismo hacendario. En 2016, por la evolución favorable de los ingresos tributarios, las participaciones a las entidades federativas crecieron 9.2 por ciento en términos reales y se encuentran 6.9 por ciento por encima de lo programado.

Por otra parte, Meade Kuribeña indicó que la política económica para 2017, que permitirá mantener la estabilidad, se basa en tres principios fundamentales: realismo, equidad y responsabilidad. “No sería realista proponer una reducción del gasto programable si no estamos dispuestos a revisar todos los rubros”, advirtió.

Además, señaló que no se proponen nuevos impuestos ni incrementos en las tasas existentes, lo que extenderá el periodo de estabilidad fiscal y favorecerá los procesos de inversión. La reforma hacendaria fortaleció el gasto público, mejoró su calidad y permitió que la economía continuara creciendo, precisó.

El secretario de Hacienda expuso a senadores que la finanzas nacionales enfrentan presión por un monto total de 340 mil 800 millones de pesos, equivalente a 35 por ciento del presupuesto para todas las dependencias. Ante ello, se ha propuesto una reducción del gasto programable sin inversión de alto impacto por 1.2 por ciento del PIB, respecto al presupuesto aprobado en 2016, lo que equivale a 239.7 mil millones de pesos.

En este sentido, el gobierno federal ajusta su gasto corriente mediante una contención de la nómina y una reducción de más del 20 por ciento en los gastos de operación de las dependencias. Asimismo, se privilegian programas que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) considera prioritarios para reducir carencias sociales e incrementar el acceso efectivo a los derechos.

Además, externó que al final del año, la deuda pública de México será equivalente al 50.5 por ciento del PIB. El 82.5 por ciento de esta, agregó, está contratada a tasa fija y largo plazo, su duración promedio es de ocho años, entre las más largas de la OCDE, además se mantiene una baja exposición al riesgo cambiario, casi tres cuartas partes de la deuda está contratada en pesos.

Asimismo, el secretario Meade Kuribreña precisó que el entorno económico externo presenta diversos riesgos que amenazan la estabilidad macroeconómica global y las perspectivas de crecimiento. Resaltó que se podría enfrentar un ciclo de alzas de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos, por lo que se deberá proteger la solidez de las finanzas para asimilar los incrementos y aprovechar el crecimiento esperado de ese país.

El entorno geopolítico actual, agregó, genera volatilidad en los mercados financieros, cuyos riesgos van desde la recomposición estructural por la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea, y que se agravarán por un incremento en las tendencias proteccionistas entre las economías avanzadas. Ello, aunado al proceso electoral en Estados Unidos, en el que las presiones de ese entorno han generado modificaciones sobre el tipo de cambio, como ya se ha dejado ver.

Además, destacó que la evolución del mercado petrolero exige ajustar las expectativas a la realidad de precios estructuralmente más bajos; ya que han caído casi 64 por ciento desde su máximo nivel y se prevé que continúen en umbrales bajos.

Al fijar el posicionamiento del Grupo Parlamentario del PRI, el senador José Francisco Yunes Zorrilla aseguró que el Senado sabrá estar a la altura de los retos que se enfrentan ante un panorama internacional adverso y mandar señales positivas a través de la conformación del PEF 2017.

“Ningún esfuerzo legislativo tiene sentido, si no busca elevar la calidad de vida de la población, lo que requiere combatir exitosamente los males de la pobreza”, dijo. Además apuntó que se emprenderán acciones para mantener la estabilidad interna, “sin caer en la necesidad de un mayor endeudamiento público”.

Yunes Zorrilla estableció que la conjunción de esfuerzos permitirá mantener una sólida economía nacional, pese a la desaceleración internacional y las variaciones del precio del petróleo, por lo que la propuesta de Presupuesto 2017 debe sumar la voluntad de recortar gastos para hacer un uso eficiente de los recursos y blindar el mercado interno.

Por el Grupo Parlamentario del PAN, el senador Juan Alejandro Fernández Sánchez Navarro manifestó que es fundamental refrendar el compromiso de corregir los excesos de la reforma fiscal, pues “está en nuestras manos evitar una crisis de fin de sexenio; estemos a la altura de nuestro encargo y momento histórico”.

Señaló que el gasto no ha traído bienestar ni crecimiento, mientras que la deuda no robusteció la infraestructura, la productividad ni la competitividad, además de que no existe espacio para aumentar los impuestos ni un alza en éstos. Debemos buscar el punto de encuentro para desarmar en su momento la reforma fiscal que tanto lastimó al país, apuntó.

Mencionó que las condiciones actuales de la economía mexicana “nos obliga a dar señalar claras de que vamos a corregir el rumbo” de las fianzas el país. Vivimos en tiempos no solamente de incertidumbre, sino también de irritación y de falta de credibilidad en la clase política y en los gobernantes; urge el regreso de la responsabilidad en el ejercicio de la autoridad, la transparencia y de la sensibilidad.

En su turno, el senador Armando Ríos Piter recordó que el PRD apoyó en 2013 una reforma fiscal “con visión progresista”, sin la cual, hoy “sería muy difícil pensar en la viabilidad de las finanzas públicas”; no obstante, reconoció que el saldo al momento de la política económica refleja la fractura entre ingresos, gasto y endeudamiento, con los objetivos de crecimiento, desarrollo y el combate a la pobreza.

Refirió que México crece a la tercera parte de su capacidad, la pobreza se incrementó de 60 a 64 millones de personas, la generación de empleos es insuficiente, a pesar de las reformas se pierde competitividad, la depreciación del peso ha sido del 52.5 por ciento, la inversión total ha disminuido, además de que se mantuvo el crecimiento del gasto corriente y un nivel histórico de endeudamiento, que tiene con los focos rojos a las calificadoras.

Recriminó que mientras el gobierno federal pretende recortar el gasto a áreas fundamentales como salud y educación, se hayan condonado alrededor de 188 mil millones de pesos de impuestos a los grandes consorcios. Se tiene que revisar con toda transparencia estas exenciones, pues “no se vale pedirle a la sociedad que se ajuste el cinturón, mientras unos cuantos desde el gobierno de Felipe Calderón han venido aprovechándose de estos mecanismos”.

El senador Luis Armando Melgar Bravo, del Grupo Parlamentario del PVEM, reconoció que México enfrenta “retos enormes” en todos los ámbitos de la vida social, política y, sobre todo, económica, “que no son fáciles de sortear”.

“Estamos –agregó–  ante tiempos inéditos y aguas económicas inexploradas. El tamaño del reto es enorme y los recursos son y seguirán siendo escasos”, por lo que el gobierno ha mantenido firme su compromiso de maximizar el crecimiento y el empleo formal, pero sin comprometer la estabilidad económica del país.

Asentó: “debemos mantener la estabilidad económica ante un clima complicado de la caída de los precios del petróleo y de la poca, o lenta, expansión de la economía americana”, y en este sentido “es urgente que actuemos de manera responsable en el Congreso de la Unión para fortalecer los ingresos públicos y así está planteado en la política de ingresos para 2017”.

Del Grupo Parlamentario del PT, Manuel Bartlett Díaz dijo que México vive un “desastre económico” y los datos muestran a un gobierno “dedicado a garantizar privilegios, la penetración del capital extranjero y su hegemonía, así como a proteger a las grandes empresas”, pero con “cero desarrollo” nacional.

El senador aseguró que mientras existen industrias exportadoras favorecidas por este modelo, que ganan entre 138 mil millones y 188 mil millones de pesos mensuales, hay pequeños empresarios cuyo ingreso no alcanza los seis mil pesos al mes, campesinos y comunidades indígenas con recursos menores a los de un salario mínimo cada mes.

Sin embargo, en este entorno, se le recorta en casi 40 por ciento el presupuesto para la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas, y a las secretarías de Agricultura y de Medio Ambiente, que pueden apoyar de manera conjunta al desarrollo de estos pueblos y comunidades.

15_278




Agregar un comentario