Peña Nieto paró en seco a Trump y le exigió respeto a los mexicanos

698

En una jugada diplomática valiente e inteligente, el Presidente Enrique Peña Nieto invitó a Donald Trump, Candidato Republicano, a Los Pinos, y le exigió respeto para México y los mexicanos.

Donald Trump se mostró decente, por primera vez, y reconoció el valor que tiene México y los mexicanos para los Estados Unidos, al tiempo que aceptó que los dos países tienen intereses comunes y deben crecer juntos, sin que pierda ninguno, como planteó el Presidente Mexicano.

En una hábil jugada política y diplomática, el Presidente Enrique Peña Nieto invitó por carta a los dos candidatos a la Presidencia de Estados Unidos: a Hillary Clinton, demócrata y a Donald Trump, republicano; éste último aceptó rápidamente y decidió venir cuanto antes.

El Presidente de México “le aclaró paradas” como se dice coloquialmente, y en su cara le exigió respeto a México y a los mexicanos al Candidato Donald Trump.

Cuando salieron ante los medios de difusión pública, Donald Trump tenía el rostro descompuesto.

El Presidente Enrique Peña Nieto hizo una declaración que mostró la importancia que tiene México para los Estados Unidos y viceversa; Donald Trump lo entendió.

Peña Nieto hizo notar que la relación entre México y Estados Unidos, consiste en que los dos países ganen, y no que uno lo haga y otro pierda.

Donald Trump se mostro por primera vez decente y tranquilo; no manoteó ni gritó, ni gesticuló; admitió las proposiciones que le hizo el Presidente Mexicano para trabajar juntos los dos países, independientemente de quién gane la próxima elección presidencial de los Estados Unidos.

Peña Nieto aclaró que también había invitado, simultáneamente a Hillary Clinton y que con ella se reunirá en otro momento.

El Presidente mexicano admitió que se revisará y modernizará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, con quien resulte vencedor en las elecciones norteamericanas.

Para hacer notar, con sutileza, lo absurdo de construir un muro en la frontera, Enrique Peña Nieto mencionó que existe un cruce diario, en las dos direcciones, de un millón de personas y de 400 mil vehículos.

Por su parte, Donald Trump reconoció que el comercio de su país con México es gigantesco: 500 mil millones de dólares la año.

No se le vio agresivo al Candidato Republicano; admitió ante los periodistas que hablaron él y Pena Nieto del Muro, pero que no se trató de quién lo va a pagar.

Tanto el Presidente Peña Nieto como el Candidato Trump hablaron de enfoque integrado y de colaboración para combatir el crimen organizado en la frontera.

Peña Nieto destacó el tráfico de armas y dinero hacia México para abastecer a las mafias; y Trump mencionó el tráfico de personas, aunque le dio un enfoque hacia corrientes migratorias centroamericanas.

Trump indicó la necesidad que tiene su país de parar “el flujo de empleos que sale de su país hacia México, por lo que es necesario revisar el TLCAN

.Al final, el Presidente Peña Nieto y el Candidato Republicano, Donald Trump, se dieron la mano de amigos.

Fue una buena jugada política y diplomática del Gobierno mexicano encabezado por el Presidente Peña Nieto.

Ahora falta que venga la Candidata Demócrata Hillary Clinton, con quien el Presidente Enrique Peña Nieto ya se ha reunido, antes de que fuera nominada.

 

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de Macroeconomía.

 




Agregar un comentario