Hillary Clinton será Presidenta; no habrá Muro con México

850

Después de las Convenciones Nacionales Republicana y Demócrata, los Estados Unidos de América inician la Campaña Presidencial entre una Dama y un Estafador: Hillary Clinton y Donald Trump.

Ante la nación entera y por televisión, el multimillonario y dueño de la agencia de noticias que lleva su nombre, Michael Bloomberg, dijo que en su larga experiencia sabe reconocer desde lejos a un estafador y “ese es Donald Trump”.

Los ciudadanos norteamericanos no tienen una elección tan difícil como se cree: tienen que escoger entre una Dama y un Estafador.

La Dama, Hillary Clinton, “es la persona más preparada para la Presidencia de los Estados Unidos”, según declaró ante el mundo el mismo presidente actual de esa gran nación, Barack Obama.

“Hillary está más preparada que yo y que Bill”, dijo Obama, en la Convención Nacional Demócrata, en medio de una gigantesca ovación.

Un día antes, la ex Secretaria del Departamento de Estado, Madeleine Albright, dijo que Donald Trump es un ignorante de la diplomacia y de las relaciones exteriores de los Estados Unidos y que su elección como Presidente “sería un regalo para Vladímir Putin”.

Dijo que Trump ha manifestado su admiración “por el propio Vladímir Putin y el ya fallecido dictador iraquí Saddam Hussein”.

Michael Bloomberg, un financiero neoyorquino que ya fue alcalde de Nueva York, y que es director y dueño de la agencia de noticias financieras Bloomberg, advirtió que el ahora candidato Republicano Donald Trump, “ha llevado a la quiebra a numerosas de sus empresas y su elección sería un verdadero desastre para la nación americana”.

La misma Hillary Clinton, en su discurso de aceptación como Candidata Demócrata en la Convención de su partido, se dirigió directamente al ahora Candidato Republicano, diciéndole:

“No, Donald; tú no sabes más que los generales del Ejército Norteamericano sobre ISIS”, refiriéndose al organismo militar denominado “Estado Islámico”; porque Donald Trump dijo públicamente que él sabía más que los jefes militares del US Army, sobre el ISIS.

Hillary Clinton, con toda elegancia, echó abajo la arrogancia de Donald Trump y lo puso en ridículo.

Donald Trump había respondido a los calificativos de Michael Bloomberg con toda su patanería, diciendo que “quisiera golpearle su cabeza hasta que no la pudiera poner en su lugar”.

 

TRUMP SE MOSTRÓ COMO UN GRAN DEMAGOGO

En la Convención Nacional Republicana, Donald Trump se mostró como un gran demagogo y ofreció las cosas más imposibles y descabelladas, insistiendo en la construcción de un gran muro en la frontera con México, que los mexicanos pagaríamos, desconociendo por completo el nivel de comercio y de flujos turísticos que hay entre los dos países; desconociendo la historia y la amistad entre México y Estados Unidos.

Construir un gran muro para impedir el flujo de mexicanos y expulsar a millones de trabajadores de nuestro país, esa es la plataforma esencial de Trump, en un momento en que el comercio México-Estados Unidos es tan grande como de un millón de dólares por minuto, contando días festivos, sábados y domingos: 600,000 millones de dólares al año: eso quiere frenar Trump.

Una locura de ese tamaño es absolutamente inaceptable por los gobiernos, por los pueblos y por los empresarios de ambos países; solamente una mente desquiciada como la de Trump, puede idear una cosa así.

Pero además de esa atrocidad que pretende hacer Trump con las relaciones diplomáticas y económicas entre México y Estados Unidos, se va contra los pueblos islámicos, contra los chinos y pretende desconocer los acuerdos militares con la OTAN, con lo que afecta las relaciones diplomáticas y de defensa colectiva con Europa Occidental, Japón y Corea del Sur.

Sin embargo, la demagogia de Trump convence a miles de norteamericanos sin trabajo que creen en sus promesas, y que una política de aislamiento haría florecer “nuevamente”, a los Estados Unidos.

La demagogia de Trump se basa en decir que “los Estados Unidos están en declinación”.

Justamente por eso la señora Michael Obama le contestó en la Convención Nacional Demócrata: “Estados Unidos es ahora mismo la nación más grande y poderosa del mundo”; cosa en lo que coincidieron después el propio Presidente Barack Obama y la Candidata Hillary Clinton.

 

100 DIAS DE CAMPAÑA ELECTORAL

Después de casi un año de precampaña electoral, el pueblo norteamericano se apresta a desarrollar una intensa campaña electoral, que puede ser de locura, porque los insultos de Donald Trump se intensificarán y vendrán muchas argucias políticas sucias.

Es verdad que el pueblo norteamericano está dividido, pero su sabiduría histórica, su experiencia y la cordura no sólo de los adultos mayores, sino de la gente madura y los jóvenes, lo llevarán a una solución razonable, que asegure la paz mundial, el comercio y el progreso, y eso sólo será posible dándole el triunfo electoral a la señora Hillary Clinton.

 

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de Macroeconomía.




Agregar un comentario