“Mayores oportunidades para nuestros pueblos con la Integración”: Enrique Peña Nieto

140

Seré puntual en mi respuesta.

Creo que hay veces en que no se valora suficientemente lo que se tiene, las oportunidades que hay hoy, hasta que se pierden.

Y lo que ha logrado esta integración con Norteamérica es, precisamente, abrir, en los tres países, mayores oportunidades para nuestras sociedades, a través de un comercio creciente, a través de inversiones que se dan en los tres países, que tienen por origen cualquiera de los tres países, en donde se van extendiendo y abriendo oportunidades para más gente.

Los intercambios académicos y la oportunidad de estudiar en cualquiera de los países que estamos hoy, aquí, representando los tres Jefes de Estado, es gracias a estos acuerdos trilaterales.

Hoy tenemos ejemplos, o creo que hay un ejemplo y un referente del todo conocido, que es la reacción a lo ocurrido en Reino Unido de: qué habrá de ocurrir, qué va a pasar, y todavía con la gran incertidumbre que este resultado de referéndum tiene y tendrá para Reino Unido.

Pero, entonces, es, pareciera, cuando se aprecia y se valora la condición que se tenía.

Hoy, mucho de lo que hemos alcanzado en el nivel de desarrollo, de crecimiento, de generar competencia, de innovar, es, precisamente, por la competencia y la complementariedad que hay en nuestras economías, y que eso permite tener un mayor desarrollo para nuestras sociedades.

Creo que éste es el esfuerzo que hoy estamos tratando de hacer, de que estos acuerdos, no son solamente el que tienen los tres Jefes de Estado o de Gobierno de las tres naciones. Es un andamiaje, son caminos, carreteras que se construyen para que nuestras sociedades puedan llegar más lejos.

Eso es lo que hemos venido construyendo y creo que eso genera un gran contraste, frente a otros que deciden el aislamiento, el mantenerse cerrados, el ser proteccionistas e impedir que sus sociedades puedan proyectarse a dimensiones y a escenarios mayores.

(SEGUNDA)

Empezaré por decir que, lo que sea, se ha tratado sobre ese tema, y creo que, por lo menos, bueno, lo hemos dicho ya a lo largo de esta Visita de Estado aquí, a Canadá, ambos gobernantes, en el caso particularmente de México, este Gobierno seguirá siendo absolutamente respetuoso del proceso electoral interno que vive los Estados Unidos.

Este Gobierno se prepara para trabajar con quien eventualmente resulte electa o electo Presidente de los Estados Unidos.

Y la mejor manera de blindar, realmente, los avances y acuerdos que hoy se tienen celebrados, es dejando sentir, justamente, las bondades y beneficios que todo esto tiene para la gente.

Mucho de lo que hoy se tiene pareciera que fuera obra de la casualidad, de forma fortuita, o regalo del destino. Es, precisamente, producto de estos acuerdos, de este andamiaje, de las rutas que se han construido.

Y creo que eso, al final de cuentas, lo que hoy se tiene, corresponderá a la sociedad, particularmente, en esta elección, a la sociedad norteamericana, definir quién le da mayores garantías de seguir transitando en esta ruta de crecimiento y desarrollo, a partir de lo que se ha logrado modelar y construir en el pasado.

(TERCERA)

Seré muy puntual en la posición que mi Gobierno y que personalmente tengo sobre este tema.

He dicho, y hoy lo reitero, mi Gobierno será absolutamente respetuoso del proceso electoral interno que vive los Estados Unidos.

No creo haber dicho algo distinto nunca a lo que hoy estoy afirmando. Lo que sí he dicho es que hoy, no sólo, y ni siquiera señalé el lugar, dejé que cada quien leyera o diera espacio y lugar a mi afirmación, lo que sí creo es que en el escenario global que hoy tenemos, y aquí voy a tomar en referencia lo que el Presidente Obama hace un momento expresara, y lo tomo como una mano que me apoya a dar mi explicación.

Vivimos frente a una realidad, que es este mundo global, este mundo más poblado, de mayores exigencias, muy interconectado, y lo que sí he afirmado es que en este mundo hoy se presentan, en distintas partes, actores políticos, liderazgos políticos que asumen posiciones populistas y demagógicas, pretendiendo eliminar, o destruir lo que se ha construido, lo que ha tomado décadas construir, para revertir problemas del pasado, y que sí es cierto, aún no alcanzan a llegar a todas las sociedades, o los beneficios a toda la población.

Y que esos liderazgos o esos actores políticos, recurriendo al populismo y a la demagogia, vendieran, en respuestas muy fáciles, las eventuales soluciones a los problemas que enfrenta el mundo de hoy, lo cual no es así de simple, ni así de sencillo.

Llevar las riendas de un país, asumir la responsabilidad de gobernar, es algo más que dar respuestas sencillas. Es complejo y difícil.

Y reitero, también, comentaba hace un momento. Lo que hemos alcanzado, la condición de desarrollo, de bienestar, que como sociedad mundial hoy tenemos, sin duda, contrasta enormemente con la que había hace apenas 30 años.

Nunca antes una sociedad global, o la sociedad al menos de estos tres países había tenido condiciones de desarrollo y de bienestar como hoy las tiene.

Nunca antes se había tenido una expectativa de vida tan alta como hoy se tiene; nunca antes se había tenido la posibilidad de tener acceso al conocimiento universal de manera fácil y rápida, como hoy se tiene.

Nunca antes habían estado interconectadas las sociedades y la oportunidad de acceder a productos de cualquier parte del mundo, de manera tan fácil como hoy.

Y eso se construyó a lo largo de muchos años, siguiendo este modelo de apertura, de libre comercio, de acuerdos comerciales.

Y hoy el gran reto es asegurar que esos beneficios efectivamente lleguen a todos.

13_275

Pero la solución que algunos proponen, no es destruyendo lo construido; no es optar por otra vía y por una ruta de aislamiento y de destrucción, sino es acelerar el paso en favor del desarrollo.

Y ahí yo señalaba que mucho de lo que hoy algunos dicen, se parece a lo que, en el pasado, ya el propio Presidente Obama refirió años más atrás, pero a lo que en el pasado estos liderazgos también dijeron a sus sociedades, Hitler, Mussolini, y el resultado todos lo conocemos.

Una devastación y una tragedia en la historia de la humanidad del siglo pasado.

No fue más que llamar a la reflexión y convocar a reconocer y a tener conciencia mayor de lo que sí hemos logrado y, también, de lo mucho que nos falta por lograr para seguir avanzando y progresando, y lograr que los beneficios lleguen a todas nuestras sociedades.

(CUARTA)

Aunque estaba más hecha la pregunta para la relación, particularmente, entre Canadá y Estados Unidos; México, sin duda, en esta relación trilateral, y como aquí ya se ha comentado, tiene un compromiso, también, la generación de energías limpias.

De hecho, ha modernizado su marco legal, precisamente, para asegurar que, de aquí al 2024, al menos el 35 por ciento de la generación de energía eléctrica sea limpia.

Hoy estamos tomando un acuerdo en esta reunión trilateral por, incluso, acelerar este proceso en la reducción de otros contaminantes del medio ambiente, como es el metano.

De tal suerte, que lo que yo diría sobre este tema, los tres países tenemos una agenda compartida en favor del medio ambiente, en cuidar nuestro mundo, y en aportar las soluciones comprometidas ya, y en las que estamos trabajando.

 




Agregar un comentario