“Gran momento para la relación México–Estados Unidos”, dice la Embajadora Roberta Jacobson

61

Ciudad de México a 20 de junio de 2016 – “Buenas tardes. Quiero agradecer al Presidente Enrique Peña Nieto haber recibido las cartas credenciales de parte del Presidente Barack Obama con mi nombramiento para fungir como la Embajadora Plenipotenciaria y Extraordinaria de los Estados Unidos de América en México. Estoy muy entusiasmada por tener la oportunidad de representar a mi país y trabajar con el Presidente Peña Nieto y su equipo en los muchos y tan variados temas de nuestra agenda bilateral.

“Como lo mencioné hace unos días en mi toma de protesta en Washington, D.C., creo que éste es un gran momento para la relación entre los Estados Unidos y México, además de ser un gran momento para ser la representante de los Estados Unidos en México. Las oportunidades en materia de cooperación bilateral jamás han sido mejores y depende de nosotros aprovechar esta excelente oportunidad para utilizar con éxito estas nuevas sendas de cooperación sin precedente. Estoy comprometida a dirigir a mi equipo de trabajo con este propósito en mente, porque estoy convencida de que una relación sólida entre los Estados Unidos y México es buena para los Estados Unidos, es buena para México y es especialmente buena para los 438 millones de ciudadanos de ambos países.

“Una sólida relación entre los Estados Unidos y México es aquella donde hacemos frente a los retos regionales y mundiales de manera conjunta en los rubros energético, climático, contra la actividad criminal transnacional y en favor de la competitividad. Una relación en la que nuestros valores compartidos — como la reducción de la pobreza, el crecimiento de la clase media, la protección de los derechos básicos, el fortalecimiento al estado de derecho, la rendición de cuentas por parte del gobierno y los principios democráticos — pesen más que las diferencias que pudiéramos llegar a tener. Una relación en la que escuchemos los puntos de vista del otro de manera respetuosa y en la que podamos encontrar puntos en común para seguir avanzando. Una relación en que la reconozcamos que, sólo a través de alianzas sólidas en materia educativa, podremos capacitar a la fuerza laboral del siglo XXI. Una relación que, además de crear las condiciones propicias para fomentar la innovación y el emprendimiento, haga frente a cualquier desafío. Una relación en la que estemos comprometidos a asegurar los beneficios de la inclusión para todos nuestros ciudadanos en un mundo globalizado.

“No puedo dejar de subrayar la importancia del papel que tienen los medios de comunicación en la construcción de relaciones sólidas y espero con interés poder trabajar con cada uno de ustedes para asegurar que estamos haciendo todo lo posible para promover el entendimiento y la confianza entre nuestros dos países”.




Agregar un comentario