Propuesta de Juan Ayala Rivero, Presidente del SUTGCDMX, al Constituyente de la Ciudad de México

1883

 

Ante una Asamblea multitudinaria de trabajadores, el Presidente del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, Mtro. Juan Ayala Rivero, realizó un “Foro de Consulta para una propuesta al Constituyente de la CDMX”, que será presentada por ese sindicato, una vez que se establezca el nuevo órgano legislativo de la Ciudad de México.

Juan Ayala Rivero, fue proclamado candidato de los trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México a participar en ese Congreso Constituyente, en la seguridad de que saldrá victorioso en las elecciones correspondientes del 5 de junio.

Después de escuchar a maestros y especialistas distinguidos de varios países del mundo, principalmente de México, el maestro Juan Ayala Rivero integró una propuesta, como resultado de las deliberaciones, que se llevaron dos días de trabajo, con el fin de representar y defender los derechos de los trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México y, todavía más allá de la clase obrera de la misma metrópoli.

“La Nueva Constitución de la Ciudad de México será un documento de avanzada que servirá para mantener los derechos de la clase obrera de la Ciudad de México y abrir nuevos caminos hacia el futuro en favor de los trabajadores de esta gran Ciudad” dijo el maestro Juan Ayala Rivero, entre aclamaciones de sus seguidores.

Trazó el dirigente sindical Juan Ayala Rivero las líneas políticas y económicas que defenderá ante el próximo Constituyente de la Ciudad de México en favor de la clase laborante de la Ciudad de México y en especial de los integrantes del Sindicato Único de los Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México.

Ante la Asamblea de trabajadores y los integrantes del “Foro de Consulta para una propuesta al Constituyente de la CDMX”, el maestro y Presidente del SUTGCDMX, expresó:

“Los trabajadores miembros del SUTGCDMX se pronuncian:

Por una Constitución que declare: Que la Ciudad de México surge de un nuevo orden del Pacto Federal, y por lo tanto adopta la formalidad de un Gobierno Republicano, Representativo, Democrático, Laico y Popular. Una Constitución cuya virtud, claridad y sencillez facilite la comprensión para su aplicación y su cabal cumplimiento”.

“Ya constituida como Ciudad de México, el Jefe de Gobierno, Dr. Miguel Ángel Mancera, ha impulsado la idea de convocar a un congreso constituyente para dotarla como todas las entidades federativas de su propia constitución, la cual deberá introducir ideas de profundo contenido social, descartando trivialidades que caerían en simples ocurrencias. Una constitución para el cuarto lustro del siglo XXI debe enfocar el rumbo hacia un nuevo paradigma, considerando la necesidad de alcanzar objetivos sociales que apoyen el combate a las graves desigualdades a través de una dimensión social en nuestra economía, ya que las desigualdades que ha causado la globalización son inaceptables desde el punto de vista moral e insostenibles desde el punto de vista político”.

Añadió:

“Una vez expedida la convocatoria para integrar un Congreso Constituyente; ya constituido, sus integrantes tendrán que enfocarse a situar la dimensión social en el centro de un nuevo pacto cuya premisa integre medidas sociales, medioambientales y económicas como pilares inseparables de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible. Uno de los grandes interrogantes que deberá resolver el trabajo legislativo del constituyente será recorriendo en forma transversal una agenda económica para identificar cuáles son los factores que conducirán el pleno desarrollo de la Ciudad de México. Ello permitirá considerar que la magnitud y rapidez del trabajo legislativo impone consensuar respuestas rápidas y eficaces, adaptadas a las particularidades de un proceso que deberá ser sincrónico e igualitario”.

Juan Ayala Rivero fue categórico al expresar:

“El Congreso Constituyente de la Ciudad de México debe ser un crisol de ideas más no de ocurrencias o trivialidades, por mucho tiempo, han sido más las expectativas que las oportunidades, y el resentimiento ha empañado la esperanza. Es por ello que los y las trabajadoras reconociendo los impactos negativos de la globalización, lo menos que desean es quedarse al margen. Todos están a favor de un intercambio libre de ideas, conocimientos y consensos, para identificar y definir objetivos comunes. Lo que desean consolidar los trabajadores y trabajadoras del gobierno de la Ciudad de México es el respeto a su dignidad, reivindicando oportunidades para poder transitar hacia una vida digna, rechazando que la globalización les arrebate ventajas concretas en su vida diaria, por el contrario que les brinde y garantice un futuro mejor para ellos y sus familias. En ese cometido, desean desempeñar un papel responsable dentro de un proceso que incluya el alcance y la naturaleza de la integración de su economía en el mercado global, participando de un modo más justo en el combate a la desigualdad”.

 

IGUALDAD Y JUSTICIA SOCIAL

El Mtro. Juan Ayala Rivero, fue contundente al manifestar que:

“Justicia Social en una ciudad republicana, progresista, representativa, democrática, laica y popular, cuyo objetivo primordial es contribuir para alcanzar el pleno empleo productivo y un trabajo decente para todos, incluyendo a las mujeres y a los jóvenes”.

28-274

 

NUEVO STATUS CONSTITUCIONAL DE LA CIUDAD DE MEXICO

“El nuevo status constitucional de la Ciudad de México le permite adoptar para su régimen interior, una forma de gobierno republicano, representativo, democrático, laico y popular que permita sobre bases constitucionales, conducir a la sociedad capitalina en el tránsito hacia nuevas etapas de crecimiento y progreso, ese debe ser el paradigma para una ciudad con un nuevo perfil que es necesario adecuar a la realidad del siglo XXI, cuya característica se sustente en una responsabilidad compartida con espíritu progresista, promotor y regulador, refrendando los derechos políticos, sociales y económicos hasta hoy adquiridos”.

“Bajo ese nuevo status constitucional de la Ciudad de México, para el constituyente “EL RETO ES LA DESIGUALDAD: PORQUE ES HORA DE CAMBIAR”, porque la historia dio un giro brusco hace tres décadas, estableciendo las bases para el lento desmantelamiento de los avances en política social que habían permitido una impresionante reducción de las desigualdades. Por ello sugerimos adoptar un enfoque basado en la gente, para satisfacer sus exigencias en las comunidades locales (ayuntamientos) en que ésta vive, con respeto absoluto a sus derechos, su identidad cultural y su autonomía; y en materia de trabajo decente, formalidad y salarios dignos, igualdad de género, seguridad social y educación”.

“El propósito de este Foro es enriquecer el debate y realzar la importancia de avanzar en la construcción de un futuro con prospectiva, desde la función pública, con la igualdad en el centro de su reflexión y de su acción”.

“Prospectiva: entendida como una disciplina que ofrece fundamentos teóricos, métodos y herramientas útiles para la construcción de futuro, dando sentido a la planificación de largo plazo para el desarrollo. Ya que el futuro no está predeterminado, sino que está sujeto a múltiples variaciones y cursos posibles, cuyo conocimiento es indispensable para orientar la acción en el presente. Se requieren, por tanto, capacidades institucionales de anticipación, evaluación e interpretación de los futuros posibles”.

“El constituyente debe pronunciarse por una gobernanza más democrática de la globalización, que propicie una mayor escucha y participación, y que garantice la rendición de cuentas, sin dejar de respetar la autoridad de las instituciones de la democracia representativa y el Estado de derecho”.

 

OPORTUNIDADES PARA TODOS

“Pronunciarse por una vía de desarrollo sostenible que ofrezca oportunidades para todos, proporcione empleo y medios de vida sostenibles, promueva la igualdad de género y reduzca las desigualdades. Asimismo, es preciso que exista una mayor coherencia entre las políticas económicas, sociales y medioambientales”.

“El SUTGCDMX abraza una profunda convicción por la construcción de un futuro más igualitario en nuestra Ciudad, por la vía de nuestro esfuerzo y compromiso diseñemos una estrategia con prospectiva, sirviéndonos de la integración la igualdad es el horizonte, el cambio estructural con rumbo el camino y la ciencia política el instrumento. Entendemos que nuestro mayor reto es mejorar los servicios que se nos han encomendado, una dicotomía entre trabajo y salario como un instrumento de combate a la desigualdad en una ciudad progresista e igualitaria. Somos conscientes de que es indispensable igualar para crecer y crecer para igualar”.

 

LA CIUDAD DE MEXICO EN EL SIGLO XXI

El maestro Juan Ayala Rivero expresó que, dentro de las nuevas concepciones legislativas:

“La Ciudad de México se desarrollará preponderantemente como una entidad de mujeres y hombres trabajadores manuales e intelectuales, así como del campo, asalariados y no asalariados; trabajadores de la industria, el comercio, transporte y de las diversas ramas de producción de bienes y servicios; trabajadores campesinos, jornaleros, ejidatarios, comuneros, colonos y pequeños propietarios que participen con su esfuerzo personal en toda actividad productiva; trabajadores de la ciencia, de la técnica, la cultura, del arte; trabajadores del periodismo y de la comunicación social; trabajadores de la educación, de la salud y otros servicios públicos, trabajadores sociales, trabajadores de la administración pública, trabajadores de todos los servicios que administra el gobierno de la CDMX así como quienes colaboran en las tareas de gobierno; y, en general, todos los hombres, mujeres y jóvenes que contribuyen a generar o a distribuir, con la aplicación de su fuerza de trabajo manual o intelectual, los bienes materiales, culturales, así como servicios, que el conjunto de la sociedad capitalina requiere para su existencia y bienestar”.

“En la CDMX el trabajo sea reconocido y respetado como el recurso fundamental de la economía y el factor determinante para la distribución de la riqueza y del ingreso. El desarrollo económico y social estará basado principalmente en el trabajo y el derecho al trabajo”.

“La función liberadora del trabajo será apoyada por normas e instituciones que, además de garantizar la justicia laboral y las relaciones de producción, propicien el mayor desenvolvimiento de los recursos humanos del país. El trabajo será un derecho plenamente ejercido y una obligación libre y voluntariamente aceptadas. Transformándose en la fuente de la dignidad de todo individuo y la fuerza que impulse el desarrollo independiente de la Ciudad de México”.

27-274

 

TRABAJO INFORMAL

“Reducir la pobreza es la preocupación básica de cualquier política pública que trate de afrontar la economía informal. La aplicación del derecho del trabajo en ese terreno es a menudo sólo un elemento de una estrategia más amplia que debe comprender un conjunto de diferentes acciones y medidas, tanto socioeconómicas como fiscales. Pero es importante tomar en cuenta que la mayoría de los trabajadores en la economía informal no han elegido libremente trabajar de ese modo; lo hacen simplemente porque la economía formal no ha creado trabajos formales para todos los que desean trabajar. Esto es especialmente cierto en la mayoría de las economías emergentes que han llevado acabo ajustes estructurales y privatizaciones, a menudo por consejo cuando no bajo presión de las instituciones financieras internacionales. Si estos ajustes han destruido cientos de miles de trabajos calificados de ineficientes, pero no obstante formales, no ha tenido el mismo éxito a la hora de crear tantos trabajos formales como los que han destruido. Es una verdad irrefutable que muchos trabajadores de la economía informal son migrantes involuntarios de la economía formal, cuyos empleos han sido destruidos. Si hoy son trabajadores informales no se debe tanto a que deseen estar al margen sino simplemente a que solo la economía informal les ofrece la oportunidad de supervivencia”.

 

AYALA PROPONE PUNTOS BASICOS

“El constituyente no deberá desentenderse de los puntos siguientes:

*El trabajo decente y salario remunerador.

*Los derechos de los trabajadores no son un lujo del que hay que privarse en tiempos de crisis.

*La jornada de trabajo diurna y nocturna.

*La proscripción absoluta del trabajo infantil.

*Los Derechos Humanos, y los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo”.

“Hacemos hincapié en la importancia de avanzar con paso firme a fin de plasmar los principios y derechos fundamentales en el trabajo para todos los trabajadores”.

“El respeto a los derechos humanos fundamentales y la aceptación de un proceso de relaciones laborales dinámico y resistente desempeña un papel crucial en el desarrollo. Una democracia genuina ofrece a los sindicatos la libertad de defender los intereses legítimos de sus miembros mediante procedimientos de negociación acordados y de conseguir una retribución justa por su trabajo. Esto da lugar a una distribución del ingreso más equitativa, una mayor productividad y niveles de crecimiento más altos”.

“Salario: Para lograr una seguridad socio económica es fundamental que los ingresos procedentes del trabajo permitan satisfacer las necesidades esenciales de la familia. En todas las sociedades el trabajo es la principal fuente de ingresos, una fuente de reconocimientos y de realización del individuo. ¿En qué medida la desigualdad en los ingresos del trabajo es una discrepancia moderada, razonable o incluso intolerable? Desde luego, las desigualdades ante el trabajo siempre son mucho menores que las que se dan frente al capital. Sin embargo, sería erróneo despreciarlas porque, por una parte, los ingresos del trabajo suelen representar entre dos tercios y tres cuartos del ingreso nacional y, por otra, porque las diferencias en las distribuciones de los ingresos del trabajo son muy sustanciales, lo que sugiere que las políticas públicas y las diferencias nacionales pueden tener grandes consecuencias sobre estas desigualdades y sobre las condiciones de vida de amplias capas de la población”.

 

LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE DE TRABAJO

“Quien asuma la personalidad de “patrón” será responsable de la prevención en el campo de la salud y el medio ambiente de trabajo. En concordancia con lo anterior, el “patrón”, será responsable de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales de los y las trabajadoras ocasionadas en el desempeño de su trabajo”.

“Huelga. Ningún huelguista podrá ser considerado como trastornador del orden público, y en caso que los huelguistas cometan actos delictuosos, serán castigados individualmente, sin que su responsabilidad pueda extenderse a los demás compañeros del movimiento”.

“Las huelgas serán lícitas cuando, empleando medios pacíficos, lleven por objeto conseguir el equilibrio entre los factores capital y trabajo, para realizar la justa distribución mediante un salario remunerador”.

 

PRINCIPALES CONCLUSIONES

El Presidente del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, Juan Ayala Rivero, expresó como resumen del Foro de Consulta lo siguiente:

“Un paso fundamental en la promulgación de la constitución política de la Ciudad de México descansa en la coherencia política y esto consiste en garantizar que el constituyente reconoce de manera adecuada el objetivo del trabajo decente. Ello incluye no sólo la promoción de un empleo pleno y productivo, sino también otra serie de elementos determinantes para el trabajo decente, como las condiciones laborales, la igualdad de género, los derechos sobre las condiciones de trabajo de los trabajadores y trabajadoras organizados del D.F hoy Ciudad de México, como patrón sustituto. La contratación colectiva, la seguridad en el trabajo, el diálogo social. El cumplimiento de normas laborales internacionales que cubren todas estas cuestiones ratificadas por nuestro país y forman parte de nuestra legislación en materia laboral”.

26-274

 

PONENTES EN EL FORO DE CONSULTA PARA UNA PROPUESTA AL CONSTITUYENTE DE LA CIUDAD DE MEXICO

Los ponentes en el Foro de Consulta para una Propuesta al Constituyente de la Ciudad de México, convocado por el maestro Juan Ayala Rivero, Presidente del Sindicato Unico de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, fueron los siguientes:

Mtro. Juan Ayala Rivero, Presidente del Sindicato Unico de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México; Lic. Raúl Antonio Flores García, Presidente del Comité Directivo del Partido de la Revolución Democrática en la Ciudad de México; Dr. Héctor San Román Arreaga, Ex Diputado Federal y Consejero Técnico de los Trabajadores ante la Conferencia Internacional del Trabajo por más de 20 años; Lic. Gustavo Carvajal Moreno, Presidente Vitalicio de la COPPPAL. Conferencia Permanente de Partidos Políticos en América Latina; Dr. Manuel Fuentes Muñiz, Doctor y Catedrático Universitario en Derecho Laboral; Lic. María Teresa Gómez Mont y Urueta, Candidata a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México por el Partido Acción Nacional; Lic. Manuel Gómez Peralta Damirón, Ex Secretario de Trabajo y Previsión Social.

Dra. María Teresa Aguilar Ibarra, Miembro de la Sociedad Mexicana de Cirugía Reconstructiva; Dr. Edgar Jiménez Cabrera, Académico Universitario y Consultor para Asuntos Económicos y Sociales de Latinoamérica; Dr. Luis Miguel Pérez Juárez, Líder Académico y Profesor Investigador Intercampus del Tecnológico de Monterrey, Director General de Escuela de Posgrados en Política Pública; C. Marco Rascón Córdova, Ex Precandidato Independiente a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México; Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Economista y Director General de la Revista Macroeconomía; Dr. Félix Martínez Alcalá, Ex Presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública en el ex Distrito Federal; Lic. Emilio Arellano Mendoza, Bisnieto de Ignacio Ramírez “El Nigromante”; Lic. Ricardo Flores Magón, Presidente de la Fundación Ricardo Flores Magón; Lic. Rodolfo González Guzmán, Secretario General de la CROM, Confederación Regional Obrera Mexicana.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía.




Agregar un comentario