Narro avala la nueva Ley

180

Buenas tardes tengan todas y todos ustedes

Señor Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto.

Señora, señores Secretarios; señor Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores; señores Presidentes de las Comisiones de Salud y Derechos Humanos de la CONAGO.

Señores Gobernadores de Chihuahua, Jalisco y Quintana Roo; señores Rectores; señor Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos; señoras, señores representantes de los medios de comunicación, apreciados académicos, participantes de los foros

Señoras y señores:

Sean todos ustedes muy bienvenidos a este edificio emblemático; al recinto que alberga un momento trascendente para nuestra sociedad; a la sede en la que se diseñan y evalúan los programas preventivos y de atención a la salud.

Bienvenidos a la casa de la salud de los mexicanos.

Hoy, culmina un proceso convocado por el Titular del Ejecutivo Federal para analizar el complejo tema del uso de la marihuana. Después de un ejercicio de libertad y tolerancia, las conclusiones y las propuestas para avanzar se hacen públicas.

En este ejercicio, participó un importante grupo de expertos, académicos, especialistas e integrantes de la sociedad civil, que fueron parte de la discusión para diseñar políticas públicas para atender las nuevas realidades en torno al tema de la regulación y los usos de la marihuana.

Una vez más, la sociedad mexicana y sus distintos sectores decidieron dar la cara. Antes que rehuir el desafío, se optó por enfrentar la realidad. Por encima de mantener lo establecido, se prefirió buscar el camino de la mejoría.

Se hizo, mediante la organización de un gran debate en el que prevalecieron la responsabilidad y el respeto, de un esfuerzo ejemplar de participación inteligente e informada, cuyos resultados contribuirán a resolver problemas y a explorar vías para atender las necesidades de la colectividad.

Se trata, sin duda, de un ejercicio que hizo a un lado la consigna de todo o nada; de uno en el que se privilegió a la salud por encima de otros elementos. De un proceso del que todos podemos sentirnos satisfechos.

Con el nuevo modelo que será propuesto, sería posible, de aprobarse, tener mejores posibilidades terapéuticas, mayor investigación y desarrollo en la materia, al tiempo que se dejará de criminalizar y perseguir al consumidor.

Por supuesto, que el Gobierno de la República continuará cumpliendo con sus responsabilidades.

La lucha contra los grupos criminales no se debilita y tampoco se afloja el combate contra las adicciones. Por el contrario, emprenderemos una campaña más intensa para prevenir el uso y el abuso de las sustancias adictivas.

El esfuerzo demandará la participación de todos. Por supuesto, de las instituciones públicas, pero también de las familias y los grupos, de los distintos sectores y del conjunto de la sociedad.

Señor Presidente:

15-272Frente a su determinación de darle centralidad a la salud en el tema del consumo de drogas y la disminución de su demanda, la Secretaría de Salud y las instituciones públicas que integran el sector, se manifiestan listas para asumir su responsabilidad de cara al desafío.

Lo haremos, con la puesta en marcha de programas preventivos eficientes, con la coordinación para mejorar nuestra capacidad de atención médica a quienes lo requieren y con una regulación sanitaria más ágil y robusta, pero también, con mayor capacidad resolutiva. En especial, lo haremos con la convocatoria a todos los que deben intervenir en los procesos.

Su decisión demuestra, señor Presidente, que en medio de las debilidades y paradojas del mundo actual, es deseable, pero también posible, poner al ser humano su dignidad y sus derechos fundamentales en el centro del interés de los esfuerzos públicos.

Mi reconocimiento por ello, y por la confianza que nos compromete.

Mi agradecimiento, por tomar las decisiones que el país reclama.

Muchas gracias.




Agregar un comentario