ENFOQUE: China y EEUU deben reconstruir confianza, pide legisladora china

136

SAN FRANCISCO, Estados Unidos, 11 may (Xinhua) — China y Estados Unidos necesitan reconstruir el consenso en sus relaciones en medio de las crecientes especulaciones negativas sobre la intención estratégica de cada uno, declaró una importante legisladora china.

La presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Asamblea Popular Nacional de China, Fu Ying, observó el martes que las percepciones de las relaciones bilaterales están muy diversificadas tanto en China como en Estados Unidos.

Fu hizo las declaraciones en la conferencia que dictó en un seminario titulado “Reconstrucción de la Confianza: Relaciones entre China y Estados Unidos” en la Universidad de Stanford en el norte de California, Estados Unidos.

Fu, también presidenta del Comité Académico del Instituto de Estrategia Internacional de China de la Academia de Ciencias Sociales de China, declaró que algunos miembros de la comunidad observadora de China en Estados Unidos han asumido que China está tratando de sacar a Estados Unidos del Pacífico occidental, e incluso prevén un conflicto entre los dos países. Mientras tanto, la prensa de Estados Unidos describe al Mar Meridional de China como un nuevo campo de lucha geopolítica entre China y Estados Unidos.

Sin embargo, Fu ve “un panorama diferente” en las actuales interacciones entre China y Estados Unidos. El presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo estadounidense, Barack Obama, han tenido largas reuniones por lo menos dos veces al año. Cerca de cinco millones de personas viajaron entre los dos países el año pasado; los dos ejércitos han participado en más intercambios y diálogos que antes, y los dos países trabajan juntos para desempeñar un papel líder en asuntos globales como el cambio climático y la seguridad nuclear.

“No hay que negar el hecho de que la realidad está cambiando en las relaciones entre China y Estados Unidos, lo cual en parte es resultado del acelerado crecimiento económico de China”, señaló Fu, quien fungió como viceministra de Relaciones Exteriores de China antes de asumir su actual cargo hace tres años. “La necesidad de cooperación y el impacto de competencia están aumentando”.

Fu dijo ante unas 200 personas del Instituto de Estudios Internacionales Freeman Spogli de Stanford, que “la diferencia entre las percepciones y la vida real puede reflejar la necesidad de reconstruir el consenso”.

Además, observó que aunque no faltan voces optimistas, hay un creciente nerviosismo en Estados Unidos por el papel global que va a tener China. “Una opinión que a menudo escuchamos de Estados Unidos es que China está buscando dominar la región Asia-Pacífico y reemplazar el papel líder de Estados Unidos. Nosotros vemos esto como un reflejo de los propios temores de Estados Unidos de perder su predominio en el mundo”.

En comparación, dijo, el sector académico de China es relativamente más positivo, y los académicos tienden a observar los cambios en las relaciones entre China y Estados Unidos desde la perspectiva del orden internacional.

Fu considera que China podría estar frente a un doble reto: el primero es cómo trabajar con Estados Unidos en el orden existente y no caer en la tradicional trampa de choque de poder, y el segundo es cómo adaptarse y participar en el ajuste del orden internacional.

“Sin embargo, el mensaje de Estados Unidos es confuso, lo que se refleja en su resistencia a reconocer los esfuerzos de China para ayudar a mejorar el orden existente proporcionando nuevos bienes públicos como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura y la Iniciativa de la Franja y la Ruta.”

La Iniciativa de la Franja y la Ruta, que comprende a la Franja Económica de la Ruta de la Seda y a la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI, comenzó en 2013, con el objetivo de construir una red de comercio e infraestructura que conecte a Asia con Europa y África a lo largo de las antiguas vías de la Ruta de la Seda.

Las preguntas de la legisladora china hacia Estados Unidos son: ¿la política de Estados Unidos hacia China da lugar al nerviosismo y se orienta a anticipar un inminente conflicto?. Además, ¿esto llevaría a un imprudente impulso de arrojar el guante y que las relaciones entre los dos países entren en una espiral fuera de control?.

Al indicar que la reciente tensión en el Mar Meridional de China es un buen reflejo de los riesgos para las relaciones entre China y Estados Unidos, Fu dijo que la participación de Estados Unidos en las disputas territoriales marítimas y su imaginada disputa con China podrían sembrar la semilla de la profecía autocumplida.

El Mar Meridional de China ofrece una de las rutas de transporte más importantes del mundo y también es la vía esencial de China para conectarse con el resto del mundo, afirmó. “Nuestro objetivo político también incluye garantizar la libertad y la seguridad de navegación”.

China es un recién llegado en el escenario central mundial pero no debe tratar de copiar a los Estados Unidos, señaló. “Estados Unidos también necesita aprender a trabajar con países como China, el cual… puede no ser su aliado, pero tampoco debe ser su enemigo”, aseveró.

Más información: Revista China Hoy




Agregar un comentario