Antonio Murrieta Necoechea, anfitrión extraordinario de la Clase Política Mexicana

671

Cada año, desde hace mucho tiempo, al inicio de la primavera, Antonio Murrieta Necoechea abre las puertas de su casa, en compañía de su gentil esposa Lucrecia, a los integrantes de la Clase Política Mexicana, de hoy y de siempre, a los dirigentes y hombres de estado que han participado en la Administración Pública de la Nación.

Es un encuentro de hombres y mujeres de todo el país, que acuden a la convocatoria de Antonio Murrieta Necoechea, con el gusto de ver a sus colegas de hace décadas, para hacer un balance y el análisis de lo que es hoy el país, su presente y su futuro.

Se habla de todos los temas que conciernen a la Nación Mexicana, de sus problemas sociales, económicos y políticos; de su portentoso crecimiento, que ha llevado a México a contarse entre los primeros países del mundo.

Antonio Murrieta Necoechea y su esposa Lucrecia reciben a todos sus amigos, con alegría y felicitaciones; “es imperativo seguir trabajando por México”, les dicen cuando llegan y lo reafirman cuando se van.

46-272

 

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía.




Agregar un comentario