“La Cultura une a México y China”: Embajador Qiu Xiaoqi

444

La cultura tradicional china es tan amplia como profunda y con su legado único y encanto especial está atrayendo cada día un mayor número de “fans”. Desde mi llegada a México hace dos años y medio, he conocido a muchos amigos mexicanos que aman de corazón la cultura china y se dedican a los estudios de la misma. En este proceso, muchas veces he sentido que las culturas tienen grandes atracciones que van más allá de las fronteras y en muchas ocasiones el entusiasmo de la gente por adorar y explorar la cultura china. Más y más amigos mexicanos desean conocer la cultura tradicional china, e incluso explorar y estudiar sus detalles y su esencia. Realmente, en la cultura tradicional china hay muchos detalles que deben ser tratados con mucho cuidado. Estos van desde la escritura de un carácter hasta la construcción de un edificio. En vista del tiempo de que dispongo, me limitaré a poner algunos ejemplos desde dos aspectos: la lengua y la arquitectura clásica. Espero que mis explicaciones puedan despertar un mayor interés entre ustedes por la civilización china.

La lengua es un importante vehículo cultural. El idioma chino y su escritura no sólo reflejan el concepto de valores y el modo de pensar de la 24-272nación china, sino que también albergan la filosofía de su cultura tradicional. Los caracteres chinos son una escritura plana y cuadrada, lo que muestra el carácter prudente y realista de la nación china y la actitud moderada de los chinos que buscan desde siempre una vida pacífica y tranquila. En un papel normal, las áreas donde hay tinta se ven negras, mientras los lugares donde no la hay se ven blancas. Las áreas donde hay tinta son sólidas, mientras los espacios donde no la hay son vacíos. Los lugares donde hay caracteres y no los hay tienen la misma importancia. Lo negro y lo blanco se complementan entre sí y lo vacío y lo sólido se apoyan mutuamente. Por otro lado, en el chino hay muchos caracteres con la misma pronunciación, pero con la escritura diferente. En la vida cotidiana los chinos mantenemos nuestra costumbre relacionada con la pronunciación idéntica de ciertas palabras diferentes. Por ejemplo, para celebrar la Fiesta de la Primavera, muchas familias ponen adornos en forma de pescado (en chino鱼), que simboliza la abundancia en todos los años y una vida própera, porque la palabra pescado en chino suena como “excedente o sobrante”. Las palabras 到 (en español llegar) y 倒 (en sentido invertido) tienen la misma pronunciación. Por esta razón, en vísperas del año nuevo chino, todas las familias tienen la costumbre de pegar en las puertas el carácter Fu (en español felicidad) en sentido invertido, que significa la llegada de la felicidad. En las bodas tradicionales, la gente ponen azufaifas rojas (大枣), cacahuetes con cáscara (花生), ojos de dragón (桂圆) y semillas de flor de loto (莲子), expresando sus mejores deseos de que los novios tengan muy pronto hijos, porque dichas palabras suenan en chino como “pronto”, “tener”, “noble” e “hijo”. Hay otras más palabras con la misma pronunciación que son utilizadas para expresar los mejores deseos de la gente, por ejemplo, “金玉(鱼)满堂 ”( significa en español oro y jade llena la sala de estar), “三阳(羊)泰” (la primavera llegará de lleno o buena suerte) y “马上封侯(猴)” (obtener inmediatamente el título de marqués). Ahora en mi país mucha gente prefiere adornar las bodas con lirio(en chino百合花), que augura “百年好合” o un matrimonio duradero en español. Estas expresiones indirectas e implícitas muestran el gusto estético de los chinos y su psicología cultural de pedir felicidad y suerte.

A continuación vamos a ver elementos de la cultura tradicional que encierra la arquitectura clásica china. Primero, la arquitectura clásica china 26-272refleja plenamente la jerarquía de la ética confuciana. En la arquitectura antigua china, la distribución se rige por la línea central. Las construcciones principales siempre se encuentran en el centro y las secundarias se ubican a ambos lados. Había estrictas reglas para la distribución en diferentes direcciones y una jeraquía bien establecida. Esto refleja la filosofía confuciana en el sentido de que debe prevalecer el orden de rangos, la diferencia entre los superiores y los inferiores y la distinción entre el interior y el exterior. En la distribución arquitectónica horizontal, el lado izquierdo ocupa un lugar más importante que el derecho. Esto concuerda con el rito tradicional que rinde mayor respeto al lado izquierdo. En la mayoría de los casos, las casas señoriales, que se distribuían a lo largo de la línea central, eran unidas por diferentes patios encerrados lateralmente. Los dueños o los miembros familiares que deberían evitar contactos con personas ajenas, por ejemplo, las doncellas de las familias nobles, vivían en las construcciones alejadas de la puerta de entrada principal. Eso fue resultado de la mentalidad tradicional sobre el orden entre los mayores y los menores y la distinción entre el interior y el exterior. La jerarquía también se reflejaba fielmente en el diseño de la arquitectura clásica. Los techos tradicionales estaban divididos en nueve categorías y el techo a cuatro aguas con el doble tejaroz era de categoría superema. Sólamente las familias imperiales y los salones confucianos podían tener este tipo de techo. Los techos a dos aguas, tanto los largos como los normales, eran de categoría más baja. Durante la dinastía Qing, el último imperio chino, los funcionarios con rangos inferiores al sexto nivel y la gente común y corriente solamente podían vivir bajo estos dos tipos de techo. En cuanto a los colores decorativos, el amarillo fue considerado el 27-272color más apreciado, que era ampliamente aplicado en los palacios imperiales, mientras las paredes y las cubiertas de techo de las viviendas solamente podían tener los colores negro, gris y blanco. Asimismo, el pensamiento taoísta “la integración hombre-naturaleza” también se incorporó a la selección de los sitios de construcción, a la distribución y al diseño del entorno interno y externo de la arquitectura antigua. En la antigua China, “la unión del Ying y el Yang” y “detrás la montaña y delante el agua” eran los principios que regían la selección de los sitios de construcción. Tener montañas detrás y ríos o lagos delante, mirar al sur y disfrutar del sol demostraron el anhelo de la gente por integrarse a la naturaleza y tener un mejor habitat que reunía las condiciones climáticas y geográficas favorables y unas buenas relaciones humanas. Hasta hoy día, los chinos preferimos comprar viviendas que dan al sur. En la arquitectura clásica china se prestaba mucha atención al origen de los materiales de construcción que principalmente eran de madera. El diseño arquitectónico y la altura de las construcciones tenían en cuenta el entorno a su alrededor, poniendo énfasis en la naturaleza, logrando de esta manera la armonía entre las construcciones y la naturalez y buscando el estado ideal de que “las construcciones son hechas por la gente, pero parecen naturales”.

La cultura tradicional china no sólo es una riqueza invaluable acumulada por la nación china a lo largo de la historia, sino también reviste una gran significación práctica. En la historia humana surgieron muchas civilizaciones antiguas, pero debido a distintas causas, algunas de ellas se vinieron abajo o dejaron de existir mientras otras se fundieron a otras civilizaciones. Sin embargo, gracias a su tenaz capacidad cohesiva y su 28-272atracción extraordinaria, la civilización china se ha conservado en su totalidad a pesar de tantas vicisitudes y se ha heredado sin interrupciones. Hoy día, sigue influyendo profundamente en la vida cotidiana de los chinos. Justamente como dijo el Presidente chino Xi Jinping: “La cultura tradicional china es tan amplia como profunda. Estudiar y comprender lo esencial de distintos pensamientos serán muy útiles para establecer unas visiones correctas del mundo, de la vida y de los valores. Leer la historia permitirá a uno ver los éxitos y las derrotas, sacar lecciones de las ganancias y pérdidas y saber los ascensos y descensos; leer y escribir poemas ayudarán a uno a despertar su talento y emociones, mantener en alto su espíritu y ser más inteligente; aprender la ética permitirá a uno tener el sentido del honor, entender la gloria y la deshonra y distinguir lo correcto y lo erróneo. Espero que mis explicaciones les ayuden a descubrir más vínculos interesantes entre la cultura tradicional china y la vida moderna y nuevos contenidos de esta cultura en nuestra época.

La cultura es un tema común entre China y México, porque somos civilizaciones antiguas y grandes países culturales. Los contactos culturales 29-272han ofrecido abundantes recursos para los intercambios bilaterales y han hecho grandes contribuciones a la profundización de las relaciones binacionales. El 2016 es el Año de Intercambio Cultural China-CELAC. Las actividades culturales de China llegarán a más de 20 países latinoamericanos y caribeños, incluido México, donde más de 50 instituciones chinas participarán en los eventos que se llevarán a cabo en la Ciudad de México, Mérida, Acapulco, Tijuana, el Estado de México, Monterrey y otras ciudades. Espero que más y más amigos mexicanos amen, estudien y transmitan la cultura tradicional china y que nuestros dos pueblos aprovechen el Año de Intercambio Cultural China-CELAC para profundizar el conocimiento mutuo e inyectar una nueva vitalidad a las relaciones binacionales.

Muchas gracias.

 

Por Qiu Xiaoqi, Embajador de la República Popular China en México.

 




Agregar un comentario