FORTUM: “La energía renovable, el futuro de Suecia”

236

Estocolmo, Suecia. En Värtan, a unos cuantos kilómetros del distrito comercial de esta ciudad y su corazón urbano, se encuentra la planta Värteverken de biocombustible de la compañía Fortum capaz de suministrar a la ciudad unos 280 megavatios de electricidad y calor.

Esta empresa situada estratégicamente en las cercanías del mar Báltico produce anualmente 750 GWh de electricidad y 1,700 GWh de calor 59-272que dan calefacción y electricidad permanente a más de 180 mil apartamentos del centro y sur de Estocolmo; con esta energía renovable se suple el consumo de energía fósil y evita la emisión a la atmosfera de 126 toneladas anuales de dióxido de carbono.

Värtan utiliza en forma de aserrín y viruta las ramas de los árboles provenientes de los bosques suecos y el material restante de la industria forestal de muebles y papel así como madera de desperdicio que se importa de Rusia y de otros países del Báltico. Suecia en bosques es un territorio privilegiado, el volumen de madera en pie es de 2,800 millones de m³; de los cuales 65 millones de m³ anuales nutren la industria de muebles y de papel. La explotación sustentable de estos bosques suecos es de hasta 75 millones de m³ anuales, pero Värtan sólo utiliza las ramas caídas de los árboles o aquellas que desecha la industria forestal.

Esta Planta tuvo una inversión de 5 mil millones de coronas, unos 500 millones de euros, es un proyecto conjunto de 50% de la ciudad de Estocolmo y 50% de Fortum, se espera que para el 2030 la ciudad de Estocolmo obtenga la calefacción, el agua caliente y la electricidad sólo de energías renovables.

La planta cuenta con una caldera de grandes proporciones que mueve inmensas turbinas que generan electricidad, hay un sistema de alta tecnología que distribuye agua caliente y electricidad hacia las redes urbanas de suministro de energía y de agua de Estocolmo.

61-272La planta tiene un diseño sustentable, para evitar obstruir el paisaje urbano a los residentes aledaños decidieron perforar la planicie de roca solida hasta una profundidad de 40 metros donde construyeron bodegas de almacenamiento de biocombustible, turbinas y calderas, bandas de transportación de aserrín y viruta, tubos de distribución y extensos túneles que dan salida al mar.

A la salida de los túneles se localiza un muelle de carga de combustible de unos 200 metros de largo conectado intermodalmente por ferrocarril donde circulan de ida y vuelta 25 vagones de carga de aserrín, viruta y desperdicios de madera hacia grandes navíos cargueros provenientes de otros países de la región Báltica y Rusia.

En la parte superior y de manera independiente, se localiza un edificio moderno construido de tabique macizo rojo en forma asimétrica que salvaguardó la existencia de árboles de caoba de más de 100 años de antigüedad.

La planta fue construida alrededor de dos árboles de caoba de alrededor de 100 años de antigüedad.

 

Por Dr. Jorge Navarro Lucio




Agregar un comentario