China sigue creciendo al 6.9% anual

177

En 2015, en el funcionamiento económico se mantuvo dentro de unos límites razonables. El PIB se incrementó un 6,9 % y alcanzó 67,7 billones de yuanes. La situación del empleo, en especial se mantuvo por lo general estable y se crearon 13,12 millones de puestos de trabajo en ciudades y poblados. La vida del pueblo mejoró aún más. Los ingresos reales disponibles per cápita de la población nacional aumentaron un 7,4 %, ritmo más rápido que el del crecimiento económico. Al cierre del año, el saldo de los depósitos bancarios de la población se había incrementado un 8,5 %, lo que supuso un aumento de más de 4 billones de yuanes. La población rural indigente se redujo en 14,42 millones.

Mediante la emisión de bonos públicos de los gobiernos territoriales, sustituimos sus deudas en existencia por un volumen de 3,2 billones de yuanes, lo que supuso una reducción de la carga de los intereses cifrada en unos 200.000 millones de yuanes, disminuyendo así la presión sobre dichos gobiernos para amortizar sus deudas.

Se perseveró en el impulso de la reforma y el desarrollo mediante la apertura. Las cláusulas restrictivas para las inversiones extranjeras se redujeron a la mitad, se aplicó la administración mediante el registro a más del 95 % de los proyectos de dichas inversiones y las inversiones extranjeras utilizadas efectivamente sumaron 126.300 millones de dólares, lo que supuso un aumento del 5,6 %. Nuestras inversiones directas no financieras en el extranjero se incrementaron un 14,7 %, llegando a totalizar 118.000 millones de dólares.

Mantener el crecimiento económico en un ritmo medio superior e impulsar el avance de las industrias hacia las gamas media y alta. Hemos de materializar el objetivo de culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada — lograr que en el 2020 el PIB y la renta per cápita de la población urbana y rural sean el doble que en el 2010 — y mantener durante el XIII Plan Quinquenal un crecimiento económico anual medio no inferior al 6,5 %. En el 2020 habremos conseguido aumentar en gran medida el peso específico de la industria manufacturera avanzada, los servicios modernos y las industrias emergentes estratégicas, y elevar de 87.000 yuanes a más de 120.000 la productividad laboral por trabajador.

Potenciar el papel conductor de la innovación para inyectar una gran fuerza motriz al desarrollo. La innovación es la primera fuerza motriz conducta del desarrollo, por lo que es imperativo colocarla en el núcleo del conjunto del desarrollo nacional e implementar a fondo la estrategia de un desarrollo propulsado por la innovación.

En los próximos cinco años, el consumo de agua y de energía por unidad del PIB bajará un 23 % en el primer caso y un 15 % en el segundo; la emisión de dióxido de carbono por unidad del PIB se reducirá un 18 %; la cobertura forestal alcanzará el 23,04 %. El tratamiento de las nieblas tóxicas, en especial, experimentará avances ostensibles, y en las ciudades de nivel prefectoral para arriba, el porcentaje de los días con una calidad del aire excelente y buena sobrepasará el 80 %.

22-272

Persistir en el cumplimiento honesto de las atribuciones, con el objetivo de impulsar a fondo la lucha contra la corrupción y por la moralización administrativa. Recurriendo a medidas como la disminución de su supervisión y control, reduciremos los espacios utilizables por el poder para obtener rentas, con miras a erradicar los focos de corrupción. Debemos propulsar la extensión del fomento del estilo del Partido y de la moralización administrativa hacia los niveles de base, corregir con firmeza las prácticas malsanas, que dañan los intereses de las masas, y castigar firme e inflexiblemente los comportamientos corruptos.

Intensificar la reforma estructural por el lado de la oferta y potenciar la fuerza motriz del crecimiento sostenido. Perfeccionar con empeño el suministro de productos y servicios. Haremos especial hincapié en realizar bien las tres tareas siguientes. Primera: mejorar la calidad de los bienes de consumo. Hay que acelerar la conexión de nuestras normas sobre la calidad y la seguridad con las internacionales, y establecer sistemas de sanción compensatoria por la calidad de los productos. Segunda: promover la actualización de la industria manufacturera. Hemos de impulsar a fondo el programa Hecho en China + Internet, construir varias plataformas estatales para la innovación de la industria manufacturera. Tercera: aligerar el desarrollo de servicios modernos.

Ejecutar el programa de liberación de la pobreza como batalla de asalto de plazas fuertes. En 2016 hemos de cumplir la tarea de sacar de la pobreza a más de 10 millones de habitantes rurales, más de 2 millones de los cuales serán trasladados a lugares más convenientes para su mantención. Impeler una nueva ronda de la apertura al exterior en un nivel más elevado y redoblar los esfuerzos por realizar la cooperación y el ganar-ganar. Estructuraremos un mecanismo de cooperación para simplificar y hacer más eficaces los despachos aduaneros a lo largo de la Franja y la Ruta, y construiremos grandes vías de comunicación para la logística internacional. Es preciso aplicar y perfeccionar las fiscales, tributarias y financieras de apoyo, crear un fondo en yuanes para la cooperación en el extranjero y aprovechar bien el fondo para la cooperación bilateral en capacidad productiva. Promoveremos la salida al exterior de nuestros equipos, tecnologías, estándares y servicios, con el fin de forjar la “marca dorada” Hecho en China.

 

Especial de China Hoy para Macroeconomía

 




Agregar un comentario