Los Rotarios “Plateros-Centro Histórico”, se interesan por los Medios y las Redes Sociales

143

El pasado 3 de febrero, y a invitación expresa de la Presidenta del Club Rotario “Plateros-Centro Histórico”, señora Blanca Leticia Ocampo y García de Alba, el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de Revista Macroeconomía, brindó una conferencia relativa a la nueva realidad planteada por los medios masivos de comunicación y las redes sociales, así como su interacción.

Los asistentes a la conferencia participaron activamente con preguntas y observaciones y llegaron a la conclusión de que el tema debe ser estudiado a profundidad porque tiene que ver con la vida cotidiana de todo el mundo y, en particular, de México.

La Presidenta del Club expresó la urgencia de que los medios de comunicación masivos y las redes sociales mismas sean conductos de convivencia e información verídica entre los mexicanos, para lograr mejores niveles de educación, de cultura y de avance económico.

A continuación, el texto de la Conferencia del Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía, ante el Club Rotarios Plateros-Centro Histórico, el día 3 de febrero de 2016

Estimada Presidenta Blanca Leticia Ocampo y García de Alba

Estimados y muy distinguidos rotarios internacionales que asisten a este club

Estimados invitados e invitadas:

61-271Agradezco la invitación que se me ha hecho a través de la distinguida rotaria Estela Márquez Plaza, para presentarme ante ustedes a abordar brevemente el tema de los medios de comunicación en la actualidad.

Por lo que toca a mí, tengo solamente la experiencia de trabajar y estar en contacto con los medios masivos de difusión en nuestro país en los últimos 55 años; y con todo ello debo reconocer que es difícil intentar una descripción actual y análisis de los mismos, porque de pronto han irrumpido en el panorama nacional y mundial el internet y las redes sociales a través de la telefonía celular y las computadoras personales; de tal suerte que hoy hay millones de reporteros de la realidad nacional y mundial y millones de editorialistas, comentaristas, caricaturistas y analistas políticos, sociales y económicos.

Si en el pasado periódicos tan importantes e influyentes como “The Washington Post” y “The New York Times”, pudieron derrocar al Presidente Richard Nixon, con motivo del Watergate, ahora las redes sociales, de nuestro tiempo, tiraron al gobierno de Egipto y pretendían hacerlo con el gobierno de Siria, tal es su poder en estos tiempos.

Por lo que toca a nuestro país ahora compiten entre sí y a veces se complementan esos dos grandes ejércitos de medios masivos de comunicación: los medios masivos de difusión tradicionales, como son la prensa escrita, la radio, la televisión y el cine; y ahora las redes sociales, mediante el internet, la telefonía celular y las computadoras personales.

En México, según la recopilación oficial de datos sobre prensa escrita revela un promedio de 10 periódicos importantes por cada Estado de la República, incluyendo revistas y en lo que era hasta hace dos días el Distrito Federal y hoy es simplemente la Ciudad de México (autónoma) circulan un promedio de 20 órganos de prensa escrita incluyendo diarios y revistas de circulación nacional.

De grupos televisivos, hasta hace poco eran aproximadamente cinco grandes conglomerados; pero ahora, con la apertura y la reforma estructural de telecomunicaciones ese número se ampliará en forma notable, incluyendo cadenas extranjeras que se difunden por cable en nuestro país.

De estaciones de radio, aproximadamente 40 de AM y FM de nivel nacional y unas 300 de nivel estatal, regional, y municipal, incluyendo estaciones de radio comunitarias.

Pero ahora, el internet y las redes sociales, como dijimos, han superado todas las marcas:

A nivel nacional, aproximadamente 80 millones de personas tienen acceso a la telefonía celular y aproximadamente el 30 por ciento de la población tiene acceso a internet.

Probablemente un 20 por ciento de la población tiene acceso a las redes sociales.

Los usuarios de internet solo tienen que teclear fácilmente para accesar a las múltiples plataformas y seleccionar lo que desean ver.

Millones de personas en México son consumidores de internet por medio de los Smart phones y así acceden a las redes sociales en la vida cotidiana.

Todos los días en nuestro país, en cada segundo se descargan cientos de aplicaciones, se realizan cientos de búsquedas en Google, cientos de diálogos por Skype; se envían miles de correos electrónicos, miles de Whatsapp; se suben cientos de fotos por Facebook; se ven cientos de videos por You Tube y se reproducen cientos de videos por Netflix.

Nuestro país está viviendo en pleno lo que se llama “La Era Digital”.

Los sociólogos han pronosticado que los medios escritos de prensa desaparecerán, como lo hicieron los dinosaurios hace millones de años, por falta de alimento (publicidad y suscriptores).

De hecho, grandes periódicos en Nueva York han desaparecido igual que revistas importantes, aunque han tomado la forma de informativos en línea, por internet; de hecho, todos los grandes medios internacionales, incluidos los mexicanos ya tienen página web y muchos de ellos informan minuto a minuto, como aquí ocurre con El Universal, Reforma, La Jornada, Milenio, Excélsior y otros.

Muchos periódicos se han asociado con televisoras y han formado consorcios informativos que intentan competir con internet y las redes sociales.

Y también se da el caso en que noticieros importantes o sus conductores, están creando sus propias redes en Twitter con millones de seguidores, como en el caso de Joaquín López Dóriga.

Por otro lado, en México han desaparecido recientemente periódicos tan importantes como Novedades, El Heraldo, El Día, Cine Mundial y otros, igual que numerosas revistas, como resultado de la competencia por el mercado.

62-271

 

LAS GUERRAS DE LA INFORMACION

Con todo, las guerras por la información, o sea por el predominio informativo, están presentes tanto en México como en el resto del mundo; hay una lucha feroz por el predominio.

Cuando el comunicólogo y filósofo Herbert Marshall McLuhan descubrió en los años 60´s del siglo pasado que estábamos viviendo ya en la Aldea Global, y que “El Medio es el Mensaje”, estaba anunciando ya la realidad que estamos viviendo ahora en los albores del siglo XXI: un pequeño mundo en donde todos nos conocemos y nos comunicamos y en el que nadie puede esconderse ni ocultar sus ambiciones o amores: eso son las redes sociales, ahora apoyados o continuados por los grandes medios de comunicación.

También hace alusión a La Galaxia de Gutemberg, el joven alemán que en el siglo XV descubrió los tipos móviles y logró imprimir quince Biblias en dos años, lo cual batió el record de entonces, ya que los libros eran copiados a mano.

De entonces para acá los medios de difusión, incluyendo la imprenta ahora casi pasada de moda, han evolucionado a una gran velocidad.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX la rotativa era una maquinaria fantástica, que tiraba miles de ejemplares de periódico por hora; y el linotipo era una primera computadora increíble.

Paralelamente se desarrolló la industria de la radio y después la televisión.

63-271Orson Welles conmovió a la población de Nueva Jersey en un programa por radio donde reproducía la invasión de los marcianos de una obra de H. G. Wells “La guerra de los mundos”, de tal suerte que produjo un caos, que puede repetirse.

El poder de los medios se dejó ver a plenitud en la obra del Ciudadano Kane del mismo Orson Welles, con un personaje capaz de influir en la vida social y política de un país tan grande y poderoso como los Estados Unidos.

Aquí en México todavía no termina la guerra por el control de las televisoras; una lucha feroz entre capitales gigantes se ha desarrollado recientemente; y no sabemos aún sus consecuencias.

Las Reformas Estructurales del presente Gobierno, han procurado el rompimiento de los monopolios de televisión, radio e internet y han permitido la participación ahora en múltiples canales nacionales, estatales y regionales, lo cual será en beneficio de la población, que tendrá mayores opciones; lo mismo está ocurriendo en la radio, que abrirá mucho más canales de FM.

El cambio al sistema digital, que desplazó al sistema análogo, recientemente, también tendrá consecuencias importantes en favor del acceso del público a muchas más opciones de información de cultura y diversión.

Pero en el fondo de todas las recientes leyes que ha emitido el gobierno incluyendo a los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, está la idea de poner orden y legalidad a una guerra entre grandes capitales que pretenden adueñarse de los jugosos mercados en que se componen el gran mercado nacional de la información, la cultura y la diversión.

 

LIBERTAD: EL SIGNO ACTUAL

La evolución de los medios de información masiva, ha llevado a una mayor libertad y a una mayor participación en la política, en la economía y en la cultura.

Todo el mundo es hoy o puede ser protagonista en los medios de comunicación e información modernos, a través del Internet; pero en su ejercicio, estas nuevas formas tienen aspectos positivos y negativos.

Si antes, en los medios tradicionales, había que cuidarse de mentiras o exageraciones; ahora, en las redes sociales, esto también puede producirse; sin embargo, nadie puede negar que la libertad es mucho mejor.

Lo importante en el desarrollo extraordinario de los medios masivos de comunicación social, es que no se debe perder de vista los valores fundamentales a los que deben servir: la paz social e internacional; la elevación de los niveles de educación y de cultura de la población nacional y mundial; el mejoramiento del nivel de vida de la población, en todas las regiones del planeta; el fomento del espíritu de justicia y equidad, a nivel regional, nacional e internacional.

64-271En los tiempos actuales el mundo se ha conmovido con lo que se llamó el Wikileaks, cuyo fundador, Julián Assange esta todavía confinado en este momento en la embajada de Ecuador en Londres, a la que pidió asilo, toda vez que el gobierno de los Estados Unidos inició una investigación sobre él, de nacionalidad australiana, por espionaje; también experimentan acusaciones graves Edward Snowden, quien filtro a la prensa en 2013 datos estratégicos del Pentágono.

También, una analista militar de inteligencia norteamericana, Chelsea Manning; ésta sí está bajo caución, por haber revelado a la prensa datos estratégicos de los Estados Unidos en la guerra de Afganistán y de Irak.

Los tres personajes anteriormente mencionados pusieron en jaque a varios gobiernos occidentales, filtrando a las redes sociales informaciones secretas del Pentágono y de otras instituciones estratégicas; lo anterior ha producido una reacción en el gobierno de los Estados Unidos y de otras naciones para establecer mejores y mayores controles sobre lo que se dice en las redes sociales.

Los medios tradicionales y modernos de comunicación social son una formidable herramienta para el progreso; pero al mismo tiempo pueden ser usados como armas mortíferas, si son manipuladas por el terrorismo mundial. Sin embargo, como esta realidad comunicacional es irreversible, por lo menos en el marco de la civilización occidental, a los ciudadanos como nosotros no nos queda más que la posibilidad de ser vigilantes y actuantes en favor de la solidaridad humana y el avance social, científico, cultural, así como el mantenimiento de la paz internacional.

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconomía.




Agregar un comentario