El Papa Francisco “¿peón de México?”

146

Centro de sus ideas insensatas, el Precandidato Presidencial de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el Papa Francisco había actuado en su visita a México y en particular a Ciudad Juárez como “un peón del Gobierno Mexicano”; y lo mencionó así aludiendo a la condena que hizo el Papa a la construcción propuesta por Trump de una muralla gigantesca en la frontera norte de México.

El Papa Francisco había expresado durante el vuelo de regreso a Roma que quien propone edificar muros en vez de puentes de comunicación, “no es cristiano”, y eso sí le dolió al Precandidato Trump.

Lo cierto, es que Trump se dio cuenta de que el Papa Francisco vino a México a defender a los migrantes de la explotación y la persecución de que son víctimas; y también se dio cuenta de que el Papa Francisco vino “a marcar territorio”, culturalmente hablando.

Sí ha sido muy significativa la visita del Papa Francisco a México, desde el punto de vista de las relaciones internacionales; y más todavía porque Francisco tiene un origen argentino, latinoamericano, cuya lengua madre es el español, y no el italiano, ni el polaco, ni el inglés.

Por eso fue tan importante que el Presidente Enrique Peña Nieto diera un trato afectuoso, pero diplomático, al Papa Francisco: “Lo recibimos como Jefe de Estado y también como el gran líder religioso que es”, le expresó con claridad en la Recepción Oficial, en el Palacio Nacional, donde el Papa saludó a la Bandera Mexicana inclinando la testa.

 

EL PAPA FRANCISCO RESPETO LA SOBERANIA DE MEXICO

“Fue a dónde quiso y dijo lo que quiso”, explicó el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, respondiendo a la acusación tanto de Donald Trump como de los padres de los 43 de Ayotzinapa, que acusaron al Gobierno Mexicano de haber bloqueado la entrevista con ellos.

Pero lo cierto es que el Papa Francisco respetó la soberanía nacional de México y de su Gobierno, actuando diplomáticamente, porque venía “con el báculo desenvainado”, pero al llegar a México se dio cuenta del gran país que es y del cariño con que lo recibieron no solamente los fieles sino el Gobierno Mexicano que lo trató, como se dice, “con toda la mano”, le dio protección y respeto en donde quiera, encabezado por el propio Presidente Enrique Peña Nieto que se comportó a la altura.

En efecto, el Papa Francisco no es un peón de México; pero tampoco México es un territorio del Papa; Donald Trump está equivocado y sus falsas apreciaciones y sus ataques a México seguramente lo llevarán a la derrota en noviembre próximo. Así sea, amén.




Agregar un comentario