Estabilidad Macroeconómica y Crecimiento: metas para 2016

595

El manejo responsable de la deuda pública es un elemento fundamental de la política macroeconómica de la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto. Una estrategia prudente de endeudamiento contribuye a la fortaleza de la hacienda pública, condición indispensable para la estabilidad macroeconómica y el crecimiento económico.

Los objetivos centrales de la política de deuda pública, que están alineados con los objetivos y líneas de acción del Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo, son:

21-269Cubrir las necesidades de financiamiento del Gobierno Federal con bajos costos en un horizonte de largo plazo, con un bajo nivel de riesgo y considerando posibles escenarios extremos;

Preservar la diversidad del acceso al crédito en diferentes mercados; y,

Que la política de deuda pública facilite el acceso al financiamiento a una amplia gama de agentes económicos mexicanos, tanto públicos y privados.

Para alcanzar los objetivos de la política de deuda pública se han establecido las siguientes líneas estratégicas: i) financiar las necesidades de recursos del Gobierno Federal en su mayor parte mediante endeudamiento interno, con el fin de mantener una estructura de deuda en la que predominen los pasivos denominados en moneda nacional; ii) utilizar de manera activa el crédito externo, buscando diversificar las fuentes de financiamiento; iii) contar con un manejo integral de riesgos del portafolio de deuda; iv) desarrollar las referencias y las curvas de rendimiento, tanto en los mercados internos como externos, para facilitar el financiamiento del sector público y privado en mejores términos y condiciones; y v) promover una política de comunicación y transparencia sobre el manejo del endeudamiento público.

En este sentido, en congruencia con el Programa Económico aprobado por el H. Congreso de la Unión para el ejercicio fiscal de 2016 que contempla una reducción del déficit presupuestario de 0.5 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB), se prevé una reducción en las necesidades de financiamiento del sector público para 2016.

Así, para el Gobierno de la República se estima un endeudamiento neto de 2.7% del PIB en 2016, menor respecto al estimado para 2015 de 3.2% del PIB. Por su parte, en 2016 las amortizaciones de capital, tanto de deuda interna como externa, representarán aproximadamente el 5.9% del PIB. Dicha cifra es menor al 6.1% del PIB estimado para 2015.

Consideraciones finales

El Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto, ha establecido como un objetivo prioritario hacer de la estabilidad macroeconómica una política de Estado. Este objetivo adquiere mayor relevancia en las condiciones actuales de la economía mundial.

Al respecto, se destacan cinco factores que contribuyen a que el país esté bien posicionado para enfrentar el entorno externo en favor de las familias mexicanas: i) el proceso de consolidación fiscal que contribuirá a estabilizar y reducir el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público; ii) una estructura sólida y bien manejada de la deuda pública; iii) una inflación baja y estable; iv) un sistema financiero sano y bien capitalizado; y v) la implementación de las reformas estructurales que otorgan al país mejores perspectivas de crecimiento tanto en el corto como en largo plazo.




Agregar un comentario