“2015: un año complejo”, dice Emilio Lozoya Austin

224

Mtro. Emilio Lozoya Austin: Señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Sea usted muy bienvenido.

Señor Gobernador; distinguidos miembros del presídium; compañeras y compañeros petroleros.

El 2015 ha sido, sin duda, un año complejo, de grandes retos para Petróleos Mexicanos, comenzando por el entorno internacional de precios del petróleo.

Sin embargo, voy a comenzar mis palabras destacando también algunos logros, a pesar de las dificultades que hemos enfrentado en este 2015.

38-269Todas las empresas, no sólo PEMEX, han visto sus pérdidas incrementarse, o sus utilidades disminuirse, y todas las empresas  del sector, las más grandes del mundo, contra las que hoy en día ya competimos, también implementaron programas importantes de reducciones en materia de inversiones.

Además, en el 2015, PEMEX comenzó a competir en toda la cadena de valor. El 2015 suponía una amenaza que nos podía llevar a un círculo muy vicioso: un menor precio, un deterioro de los resultados, un deterioro de los resultados a una menor inversión, una menor inversión a una menor producción futura y, por lo tanto, el círculo otra vez llevando a peores resultados.

Y a pesar de esto, en el 2015 hemos revertido muchos de estos indicadores, a  los que haré mención.

Además, cabe destacar que a pesar del difícil entorno de estos precios internacionales, nuestra contribución impositiva, como proporción de utilidades operativas a través de derechos, impuestos y aprovechamientos, en el periodo de enero a septiembre de este año, es de 107 por ciento superior al monto registrado de utilidad de operación, siendo la mayor proporción en las últimas décadas.

A pesar de estas dificultades, y como ha sido mencionado, PEMEX sigue esforzándose para contribuir al financiamiento de los programas del Gobierno Federal en materia de seguridad, de salud, de infraestructura, de educación.

A pesar de estos retos importantes, quisiera destacar algunos logros:

En particular, de junio a la fecha, se ha podido estabilizar la producción  alrededor de los 2.27 millones de barriles día de producción, lo cual rompe una tendencia  que veníamos enfrentando como empresa desde el año 2004.

En materia de costos, en lo que representa un esfuerzo muy importante para Petróleos Mexicanos, hemos implementado una reducción de 65 mil millones de pesos, de los cuales 10 mil millones de pesos están etiquetados para reducir o que se han reducido gastos administrativos y operativos.

Al igual que otras petroleras, hemos renegociado términos con nuestros proveedores generando ahorros significativos.

Sin embargo, les reitero a todas las empresas mexicanas que colaboran con nosotros en la cadena de valor, que juntos, trabajando hombro con hombro, saldremos fortalecidos de este ciclo tan complejo para la industria.

En cuanto a exploración e incorporación de reservas, hay buenas noticias. En junio anunciamos cuatro descubrimientos en aguas someras equivalentes a 350 millones de barriles de crudo equivalente, que significarán alrededor de 100 mil barriles día de producción adicional y 90 millones de pies cúbicos de gas diario.

En el segundo semestre, quiero destacar, hemos descubierto dos yacimientos adicionales en aguas someras, con reservas 3P del orden de 180 millones de pies cúbicos, perdón, 180 millones de barriles de crudo equivalente, los pozos Teocalli y Japsol, en los cuales esperamos una producción del orden de 40 mil barriles día adicional y 25 millones de pies cúbicos de gas al día.

Asimismo, tenemos buenas noticias en aguas profundas. En el área de Perdido hemos incorporado gas y condesados entre 150 y 170 millones de barriles de crudo equivalente.

En el Pozo Cratos cercano al campo Exploratus que, sin duda alguna, señor Presidente, le dará mayor interés a las empresas internacionales en las rondas que vengan en los siguientes meses.

Asimismo, hemos incorporado 154 millones de barriles de crudo equivalente en el pozo Hem 1, en la provincia gasífera del Golfo de México, en los cuales todavía estamos determinando la producción futura asociada a este importante descubrimiento.

Destaco. Hemos tenido un costo de descubrimiento de dos dólares por barril y un éxito comercial superior al 45 por ciento.

Todo esto en un año muy complejo.

Felicito a todos los ingenieros encargados de la parte de exploración por estos logros tan importantes, que nos permiten revertir el índice de incorporación de reservas, cambiar la tendencia y terminar el 2015 con alrededor de un 85 por ciento.

Mi mayor felicitación a todos ustedes.

Sin duda, quisiera señalar hoy el acuerdo histórico en materia de pensiones que hemos logrado con el Sindicato, con nuestro Sindicato, liderado por mi amigo, el Senador Carlos Romero Deschamps, a quien quisiera reconocer por su colaboración y compromiso para llevar estas negociaciones a buen puerto.

Compañeras y compañeros:

Yo sólo les puedo garantizar que este acuerdo es bueno para ustedes, bueno para PEMEX y bueno para México.

Al mismo tiempo, quisiera destacar, y nos encontramos hoy en un sitio muy significativo, hemos mejorado sustancialmente en Petróleos Mexicanos, en estos 18 meses, la capacidad de implementar grandes proyectos.

Como ejemplo aquí podemos ver la reconfiguración de Tula, que tiene hoy un 36 por ciento de avance, frente al 25 por ciento que teníamos planeado al día de hoy, en nuestro programa.

Pongo como ejemplo la historia de Minatitlán, de Cadereyta, de Madero, en cuyas reconfiguraciones los costos se nos duplicaron y los tiempos casi se nos triplicaron.

Esto es testamento de que todos ustedes están trabajando hombro con hombro, ejecutando bien los proyectos y utilizando las nuevas herramientas de la Reforma Energética.

Otro ejemplo, en materia de implementación de proyectos, es el Gasoducto de Los Ramones, en el cual se han invertido aproximadamente dos mil millones de dólares.

Por instrucciones del señor Presidente, al principio de esta Administración, nos comprometimos a entregar este gasoducto en enero del 2016, y así será, señor Presidente. Nos dará mucho orgullo contar con su participación en la inauguración de este gran proyecto.

Lo mismo en las plantas de diésel de ultra bajo azufre; cinco de las seis han terminado su fase de ingeniería y de detalle, y en breve se iniciará su fase dos de procura y construcción.

De esta manera, utilizando una nueva metodología, por primera vez PEMEX entrega en programa, o por delante de programa, varios megaproyectos al mismo tiempo.

Pero para garantizar que los logros que estamos viendo y que veremos en el 2016 se consoliden a largo plazo, y nos conviertan en la mejor empresa del sector, tenemos que transformar a Petróleos Mexicanos, y ya lo estamos haciendo.

En un tiempo récord, estimábamos 18 meses, y lo logramos en ocho meses, transformamos a la empresa en su totalidad. Hoy en día PEMEX Gas, Petroquímica y PEMEX Refinación fueron fusionados en lo que es la mayor fusión en la historia de nuestro país.

Asimismo, se crearon cinco filiales que cuentan con capital humano, toda la parte legal, el andamiaje contable, y todo esto lo logramos, compañeras y compañeros, sin ningún problema en el abasto en el país. Se bajó el switch de las viejas compañías, se levantó el de las nuevas y no sucedió nada.

A todos, los cientos de trabajadores que participaron en este esfuerzo histórico, mi mayor reconocimiento.

Por qué.

En particular, porque los retos están para vencerse.

Muchas felicidades.

Estamos transformando a la empresa en cuatro vertientes que ustedes conocen; enfocarnos en los mercados más rentables, implementar una gestión por procesos, enfocarnos en la excelencia operativa, pero en particular, y es algo que quiero señalar hoy de forma clara, en nuestro cambio cultural.

La transformación cultural es la clave de todo lo demás. La transformación cultural es la única garantía de que los otros cambios que se han ido produciendo se consoliden, porque la transformación cultural supone la transformación de cada una, de cada uno de los petroleros.

Este año, en el 2015, han pasado por nuestros cursos, que han sido diseñados en el 2014, más de mil trabajadoras y trabajadores líderes en Petróleos Mexicanos.

Se dice fácil, pero en 2016 ya con 100 facilitadores internos, 15 mil trabajadoras y trabajadores de Petróleos Mexicanos serán inmersos en este proceso de cambio cultural para estar a la altura de esta competencia y de los retos que tenemos por delante.

En PEMEX visualizamos un 2016 promisorio, a pesar del entorno de los precios del petróleo.

Estaremos trabajando en tres líneas: elevar la producción y la incorporación de reservas; seguir reduciendo nuestros costos y, sobre todo, movilizar recursos de terceros, de empresas privadas para sumar a nuestra capacidad de inversión y acelerar el ritmo de implementación de la Reforma Energética.

37-269En cuanto a elevar la producción utilizando las herramientas de la Reforma Energética, utilizaremos principalmente los famosos farm-outs, contratos integrales de servicios, que nos permiten compartir riesgos y las migraciones.

En materia de optimización de costos y nuestra capacidad para mejorar la productividad, utilizaremos las alianzas estratégicas en toda la cadena de valor, como hoy ya es patente, y ésta será una herramienta muy importante, que se reflejará en mayor eficiencia y menores costos.

Con más producción y menores costos nuestros estados de resultados irán mejorando a lo largo del año.

En cuanto a las inversiones con terceros, utilizando estos mecanismos empresariales, previstos en la Reforma Energética, estamos movilizando ya recursos de terceros para aumentar nuestra capacidad de inversión en exploración y producción, en transporte y almacenamiento, en transformación industrial, en infraestructura marina, que nos permita acelerar la producción, y también en puertos.

Una muestra de estas iniciativas son las plantas que hoy presentamos, tanto de gasolinas de ultra  bajo azufre como el avance en la reconfiguración de Tula.

Estas inversiones van a aumentar la capacidad de proceso, el rendimiento de la refinería y la capacidad de combustibles limpios.

En el 2016, estaremos anunciando inversiones por miles de millones de dólares en las que van a participar exclusivamente terceros.

Reitero, miles de millones de dólares.

Se dice fácil, pero esto sólo es posible gracias a la Reforma Energética, impulsada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Estas inversiones no implican mayor deuda para PEMEX. Muy al contrario, implican inversiones de riesgo por parte de terceros, que suman sus incentivos a los de Petróleos Mexicanos.

Por todo lo anterior, señor Presidente, estoy convencido que en el 2016 veremos un año promisorio, en el que inicia una nueva etapa de crecimiento y generación de valor.

Convoco a todas y todos los trabajadores a redoblar esfuerzos en este esfuerzo de transformación de Petróleos Mexicanos.

Hoy, refrendamos nuestro compromiso con México.

Nos transformamos por el bien de los petroleros, por el bien de PEMEX pero, sobre todo, por el bien de nuestro país.

Muchas gracias por su atención.

 




Agregar un comentario