“La UNAM, Institución pública autónoma de excelencia”: Enrique Luis Graue Wiechers

170

La UNAM, derivada de una larga historia de esfuerzos de los universitarios, legado de imaginación y esperanza, defensa de los valores humanos y búsqueda constante de libertad; dedicación al trabajo académico y aspiración por un México mejor, tiene un nuevo rector: Enrique Luis Graue Wiechers, quien rindió protesta para ocupar el cargo en el periodo 2015-2019.

En sus primeras palabras a la comunidad, Graue señaló que esta casa de estudios es orgullosamente pública, laica, plural e indeclinablemente autónoma, identificada con los problemas de la nación. “Porque somos de México y para México. Nos debemos a él y nos identificamos con él”.

Ante integrantes de la Junta de Gobierno, del Patronato Universitario, doctores Honoris Causa, profesores e investigadores eméritos y exrectores, dijo: “Recibo la responsabilidad de conducir la mejor institución de educación superior del país, la más reconocida, la principal forjadora de recursos humanos, la generadora de la mayor parte de la investigación en la nación, aquella que resguarda áreas específicas de interés nacional, que requieren de nuestra inteligencia, y la depositaria, gracias a su diversidad y calidad académicas, de la conciencia crítica y propositiva de los problemas que nos aquejan”.

 

Sesión extraordinaria

En sesión extraordinaria del Consejo Universitario, sostuvo que enseñar es la principal misión de la institución. Hacerlo sin distingo de ideologías, preferencias o condiciones socioeconómicas. Formar a todos aquellos jóvenes que por sus características académicas se hayan ganado el derecho a ser universitarios.

“Nuestra obligación es hacerlo en las mejores condiciones y egresar a estudiantes competentes y capaces de reformar a la sociedad. También queremos que sean reflexivos, creativos, innovadores, con compromiso social e inquebrantables en su ética profesional.”

En el patio central de la Antigua Escuela de Medicina indicó que se procurará que quienes se instruyen “en nuestras entidades centren sus esfuerzos en el aprendizaje; que empleen nuevas y modernas técnicas didácticas; que se actualicen planes y programas de estudio, y que sus contenidos sean pertinentes y atractivos”.

La institución debe continuar con la mejora de su calidad y su consolidación. “Debemos aspirar a la excelencia. La tradición y la fuerza de nuestras inercias ya no son suficientes para responder a las necesidades de una colectividad que se reconfigura constantemente. La sociedad actual demanda una Universidad conectada con el mundo exterior”.

Mucho se ha avanzado en la renovación de instalaciones y elementos tecnológicos, reconoció el rector. “Me comprometo a encabezar un esfuerzo adicional para que ocurra una revolución en la utilización de tecnologías de la información en nuestra Universidad”.

Además, la investigación deberá seguir su trayectoria ascendente. A los subsistemas de la Investigación Científica, y de Humanidades y Ciencias Sociales, “debo expresarles que la UNAM está orgullosa de los logros obtenidos y que pondremos todo lo que esté de nuestra parte para procurar nuevos recursos que la fortalezcan”.

Aquí el respeto a las diferencias ideológicas es un valor fundamental. Disentir es un privilegio de la razón y de la inteligencia, hacerlo con violencia e intolerancia es inaceptable en una casa donde se cultiva el saber, se estimula la pluralidad y se respeta la diversidad, sentenció Graue Wiechers.

30-268“El progreso y crecimiento dependen de un presupuesto justo y suficiente. La inversión en educación superior está por debajo de los promedios internacionales y aunque nuestro incremento presupuestal en términos reales este año es marginal y no decreció, habrá que hacer los esfuerzos y ahorros necesarios para que los recursos asignados rindan sus mejores frutos”, añadió.

También, pidió “a los estudiantes un empeño adicional; a nuestros académicos, un esfuerzo renovado; a nuestros trabajadores administrativos, un ánimo de servicio y solidaridad, y a las autoridades académico- administrativas, su esmerada atención y colaboración”.

 

Ceremonia

Antes, René Millán Valenzuela, presidente en turno de la Junta de Gobierno, leyó el acta que esa instancia firmó el 6 de noviembre pasado, donde se estableció que se constituía en sesión permanente a partir del 22 de septiembre de 2015 para efectuar el procedimiento de nombrar rector de la UNAM para el periodo 2015-2019.

Recordó que tras un proceso de 44 días, que contó con la participación de más de 70 mil integrantes de la comunidad universitaria, la Junta analizó los proyectos de trabajo de cada uno de los 16 aspirantes y evaluó la trayectoria, el desempeño y la entrevista que sostuvo con 10 de ellos.

Millán Valenzuela fue el encargado de tomar la protesta e imponer la venera al rector Enrique Graue.

 




Agregar un comentario