La Suprema Corte se equivocó

110

Con una argumentación que suena falsa, los ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con la muy honrosa excepción del togado Jorge Mario Pardo Rebolledo, abrieron la puerta a un largo proceso que pretende llevar al final hasta la legalización del consumo de la mariguana, mediante el otorgamiento de un amparo a cuatro personas que impugnaron dos artículos de la Ley General de Salud, lo que les permitirá cultivar, procesar y consumir esa droga para fines lúdicos y recreativos.

Al aprobar la propuesta del ministro Arturo Zaldívar Lelo De Larrea, los integrantes de la Primera Sala de la Suprema Corte, con la excepción ya mencionada, han abierto las puertas a la promoción de un vicio que dañará gravemente a muy amplios sectores de la juventud mexicana.

Decimos que el argumento del ministro Lelo De Larrea suena falso, porque al justificar el uso de la mariguana con el ejercicio de un derecho de libertad personal, lo mismo podría extenderse al resto de las sustancias más nocivas, incluyendo la cocaína, heroína, opio, metanfetaminas y muchas otras, que causan la degradación física y mental de la persona humana.

Los muchos estudios, muchas leyes y muchos libros, como dijo don Miguel de Cervantes Saavedra del Quijote de la Mancha, les atrofiaron a los

ministros el sentido de la realidad; por lo menos de la realidad mexicana, ya que su fallo calificado como “histórico”, en efecto será recordado mucho tiempo por los daños físicos y mentales que se reflejarán sobre la niñez y la juventud mexicana.

Este fallo de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia pretende desconocer la larga lucha, esta sí histórica, de los países más civilizados, y con ellos México, contra el consumo de drogas, porque está comprobado con creces el daño que causan a la mente y la conducta humanas.

¿Cuántos de nuestros niños y jóvenes, cuántos estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad, se van a dañar por el consumo masivo de la mariguana, al que ha abierto la puerta esta decisión de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación? Los nombres de sus integrantes, encabezados por el ministro Arturo Zaldívar Lelo De Larrea, quedarán impresos en la historia como los que abrieron la puerta al infierno del consumo masivo de la mariguana en la nación mexicana.

 

 

Revista Macroeconomía

 




Agregar un comentario