Las grandes Potencias en la Península Coreana. “¿Qué pasa en Corea del Norte y Corea del Sur?”

189

Al término de la II Guerra Mundial, ni los Estados Unidos, ni la Unión Soviética pensaron en la formación de dos Estados Coreanos independientes. Ya en la Conferencia de El Cairo, celebrada en 1943, Estados Unidos, Gran Bretaña y China acordaron que Corea tendría que ser una nación libre e independiente “a su debido tiempo”. Esta intención fue planteada en la Conferencia de Teherán. Se acordó entonces la organización de un protectorado -garantizado por cuatro potencias- y en donde a la vez la URSS y los EE.UU. formarían una comisión conjunta que vería por el establecimiento de un gobierno provisional en Corea. Estos países discutieron dichas propuestas, y fueron ratificadas en las Conferencias de Yalta, Potsdam y Moscú.

37-266Sin embargo, el proceso tomó otro rumbo. A partir de la ocupación de las fuerzas soviéticas en Corea del Norte y de las estadounidenses en Corea del Sur, cada ejército permeó con su propia ideología política- económica su respectiva zona de influencia y reestructuró las fuerzas locales en consecuencia con sus idearios.

A partir de la Guerra de Corea, 1950-1953, en la que no hubo vencedores ni vencidos y sólo se firmó un armisticio que no significó el fin de la guerra, ambos países desarrollaron esquemas de seguridad y alianzas estratégicas para salvaguardar su interés político y su propia existencia. Hoy en día, persiste esta situación así como la amenaza nuclear latente a la seguridad regional. Es un escenario en el que obviamente ambas Coreas no son los actores exclusivos, también participan las potencias regionales –Rusia, China y Japón-, así como EE.UU.

Para Estados Unidos es claro que la región del Pacífico asiático está sobrepasando a Europa como socio económico viable. Estados Unidos ha mantenido su presencia militar en esta región para proteger sus intereses económicos y políticos, considerando la importancia estratégica que adquiere la península coreana. De ahí su reticencia a dejar actuar solas a las dos Coreas ante una posible unificación. Así, EE.UU. se ha valido de las 38-266crisis económica-financieras en Asia Pacífico en general y de Corea del Sur en particular, del impasse en el diálogo intercoreano, de las presiones sobre Corea del Sur, y de una hábil estrategia diplomática para hacer parcialmente a un lado a Corea del Sur y poner de frente como su interlocutor directo a Corea del Norte, pero en los propios términos estadounidenses. Y al mismo tiempo poner como pretexto la contención de Corea del Norte para en su estrategia limitar y cercar a China en su ascenso al rango de primer potencia mundial.

China ha estado profundizado sus relaciones con Corea del Sur y con EE.UU. Esto es muy importante en virtud de que China está actualizando, reajustando y reequilibrando sus intereses geopolíticos, geoestratégicos y geoeconómicos a la nueva arquitectura mundial y a su nuevo carácter como líder global hegemónico o como les gusta decir actualmente a los chinos, como potencia principal.

En suma, la crisis permanente en la península coreana es una oportunidad para medir la capacidad conjunta de Estados Unidos, China, Rusia y Japón   en el manejo de los asuntos globales. Es un verdadero tablero internacional dinámico y regional que nos permite ver la actuación de todos los intereses de las potencias globales en asuntos regionales en beneficio de sus intereses. Pero también nos permite observar los asuntos regionales con implicaciones globales. De ahí pues la importancia del análisis de la presencia de las grandes potencias y la seguridad estratégica de la península coreana.

 

 

Embajador Eduardo Roldán

El Embajador Eduardo ROLDÁN laboró en la SRE de 1989 hasta el 11 de noviembre de 2014. Fue diplomático de carrera del Servicio Exterior Mexicano, al que ingresó por concurso de oposición como Agregado Diplomático, y por riguroso concurso de ascenso llegó a ser Ministro. Del año 2006 a marzo 2012 fue Embajador de México en Argelia, con concurrencia en Libia, Mauritania y Túnez.

Actualmente es Presidente de la Asociación del Servicio Exterior Mexicano.A.C. (ASEM).

En la SRE, se desempeñó como Director General de Delegaciones, Director General Adjunto para Organismos Regionales Americanos, Director Regional del Noreste, Director de Relaciones Económicas para Asia Pacifico, Director para Europa, y Director para Asuntos Bilaterales con E.E.U.U. y Canadá. Además, ha sido Asesor del Secretario de Relaciones Exteriores en varias administraciones, Jefe de Cancillería y Encargado de Negocios Ad Ínterim en la Embajada de México en Corea del Sur, y Cónsul Alterno en el Consulado General de México en Hong Kong.

En la Secretaría de Comercio y Fomento industrial se desempeñó como Subdirector de Negociaciones Comerciales con E.E. U.U. y Canadá, y en la 39-266Secretaría de Gobernación como Jefe del Departamento del Diario Oficial de la Federación. Además, ha fungido como Representante de la SECOFI ante el Grupo de trabajo Intersecretarial sobre el Acuerdo Marco México E.E. U.U. y Representante Alterno ante la Comisión Mexicana de la Cuenca del Pacifico. Ha participado en múltiples reuniones y conferencias de diversos organismos multilaterales y comisiones bilaterales.

Nació en Guadalajara, Jalisco. Realizó estudios de Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM, de Maestría en Ciencias Políticas en la University of Pennsylvania, EE.UU.; de doctorado (PH.D.abd.) en la Columbia University; y en la UNAM, Doctorado en Ciencias Políticas con Mención Honorífica.

Entre 1974-2003 impartió distintas cátedras sobre Relaciones Internacionales en la UNAM, UAM, UPN, Universidad Anáhuac, Columbia University, Fordham University (EE.UU.), y en la Universidad de las Américas-Puebla, donde fue Director de la Licenciatura en Relaciones Internacionales y de la Maestría en Estudios sobre EE.UU. Fue Vicerrector de la UMAR y de la UTM y Presidente de la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales (AMEI), donde es miembro del Consejo de Honor.

Es autor de un centenar de ensayos publicados en revistas nacionales e internacionales. Autor y/o coautor de 20 libros entre los que destacan: “Perspectivas actuales de las relaciones entre México y Estados Unidos”(1980), “El dilema de dos naciones: Relaciones económicas entre México y Estados Unidos”(1981), “Perspectivas regionales de la política exterior de México: 1988-2000”(1988), “La nueva relación de México con América del Norte”(1994), “México y Corea: Testimonios de amistad”(1997), “Diversidad cultural, economía y política en un mundo global”(2001), “La política exterior de México bajo un régimen democrático”(2002), “Retos e interrelaciones de la integración regional: Europa y América” (2003), “Las relaciones económicas de China”(2003), «Rusia Hacia la Cuenca del Pacífico (2007)», “Política Exterior China”(2015) y “Las grandes potencias en la península coreana: ¿Qué pasa en Corea del Norte y Corea del Sur?” (2015).

Recibió el Reconocimiento Innova 2002 y el Premio Nacional de Innovación y Calidad en la Administración Pública 2002, por ser líder del proyecto sobre el pasaporte de alta seguridad (digitalizado); y se le otorgó la Presea AMEI “EMB. Alonso García Robles” como internacionalista del año y miembro distinguido en el 2004. En marzo del 2015, recibió la Medalla Benito Juárez al “Mérito ciudadano”.

 

Por el Dr. Eduardo Roldán




Agregar un comentario