A 75 años del proditorio asesinato de León Trotsky, Conferencia Magistral de Eduardo Luis Feher

206

Ante una Academia Nacional de Ciencias Políticas conmocionada por el vívido relato de Eduardo Luis Feher, distinguido maestro universitario de la 56-265Facultad de Derecho, académico, poeta y escritor, autor de 35 libros de derecho y ciencias sociales traducidos a diversos idiomas, se revelaron los detalles del proditorio asesinato de dirigente soviético León Trotsky, cometido por Jacques Mornard o Ramón Mercader, que cumplió así las órdenes de José Stalin el máximo mandatario de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas.

Eran otros tiempos los que se vivían en el mundo, en 1940 estaba en sus comienzos la Segunda Guerra Mundial y a punto de entrar en ella los Estados Unidos y también México; de la misma manera, la política en la Unión Soviética había mostrado una división profunda entre José Stalin y León Trotsky, que salió huyendo bajo la persecución del primeramente mencionado.

En México también se Vivian momentos de división política profunda entre los grupos de izquierda pertenecientes al Partido Comunista (PC), entre cuyos dirigentes destacaban Diego Rivera, cuya mujer, Frida Kahlo le dio alojamiento en su casa al perseguido León Trotsky y a su esposa.

La historia del espantoso crimen cometido por Ramón Mercader, de origen catalán, un joven intelectual que llegó a México con pasaporte belga es muy dramática, ya que bajo diversas argucias logra conquistar la confianza del intelectual soviético, hasta que llega a clavarle por la espalda un piolet en la cabeza, mientras Trotsky leía unas cuartillas que el mismo Mercader le había presentado.

57-265El crimen cometido conmovió a México y al mundo, por las consecuencias que tuvo; Eduardo Luis Feher, fue relatando uno a uno los detalles, y dando los nombres de mexicanos y extranjeros que en una u otra forma se vieron envueltos en esa tragedia.

Una historia de política internacional, de espionaje, pero también de traición humana deleznable, porque provenía de un joven intelectual que se prestó a cometer traición a quien por diversas razones le habían abierto la puerta no solo de su casa, sino de su recámara convertida en despacho.

El juez Raúl Carrancá y Trujillo, también maestro de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, le impuso una sentencia de veinte años de prisión, que entonces era la pena máxima en México, a Ramón Mercader o Jacques Mornard, nombre éste último que usaba en su pasaporte belga.

El Presidente de la Academia Mexicana de Ciencias Políticas, Doctor y Licenciado en Derecho Arend Olvera, agradeció la intervención del Lic. Eduardo Luis Feher y le abrió la puerta como miembro de número de la misma a tan brillante expositor y escritor mexicano.

 

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano, Director General de la Revista Macroeconómica




Agregar un comentario